/ martes 27 de octubre de 2020

3 de 3 Vs violencia

A partir del 25 (día de acción contra la violencia) y hasta el miércoles 28 de octubre en que habrá sesión del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, distintas colectivas, como Las Constituyentes CDMX Feministas, autoras de la iniciativa con la muy reconocida activista Yadira Sandoval como su representante al frente, #NosotrasTenemosOtrosDatos , Abogadas Violeta, 33 Mujeres y 50 Más 1 Nacional con sus 19 capítulos estatales entre otras, estamos y estaremos presentes con una movilización virtual y pacífica para promover que el INE apruebe los lineamientos que incorporan los criterios de la #3de3VsViolencia.

¿Qué es eso? Es una exigencia preponderantemente pero no exclusiva de mujeres que buscamos garantizar que quienes aspiren a representar a la sociedad en un espacio público, ya de elección popular como de designación en los gobiernos, sean personas con probidad, que en su vida cotidiana se comporten con respeto hacia las demás personas, que vivan relaciones pacíficas y que no trasladen a su conducta pública y por ende a las decisiones que impactarán a la sociedad, su personal forma violenta de relacionarse con mujeres, niñas, niños y adolescentes.

Nos movemos porque la violencia contra mujeres, niñas, niños y adolescentes es un flagelo ascendente e inatendido que ha importado hasta ahora cacahuates a quienes toman decisiones. El movimiento de estos días, está fundamentalmente dirigido a los partidos políticos para que quien aspire a una candidatura en el proceso electoral del 2021 cumpla sí o sí, con:

1.- No ser deudor de pensión alimenticia. Es increíble que a estas alturas la sociedad siga permitiendo que haya representantes públicos que, como se dice coloquialmente, sean luz de calle y oscuridad de casa. ¿Con qué calidad moral una persona promete velar por el interés superior de las y los menores como funcionario si es incapaz de garantizar a sus propias hijas e hijos sustento, educación y salud? ¿No quieren pagar pensión? No tengan hijos. La responsabilidad de un embarazo y todo lo que conlleva por los siguientes 18 años no es solamente de la mujer. Para que exista un bebé se requieren dos. Pues a hacerle frente mujer y hombre. Hay más de 10 millones de hogares en México con una mujer sola al frente cuando en la mayoría de los casos, la ausencia del padre no es más que irresponsabilidad suya. Es tiempo de hablar claro. Si no ven por sus propios hijos, ¿Por qué verían por los de las familias a quienes quieren representar?

2.- No ser acosador sexual. Uno de los miedos más grandes de las mujeres es toparse con violentadores sexuales. Si el representante público lo es, además de ser delincuente por la conducta misma ¿por qué combatiría a los agresores frontal y decididamente? No Más Galancetes escudados en su poder.

3.- No ser agresor de mujeres en el ámbito familiar ni político. Quien no respeta a las mujeres y ejerce su fuerza física, económica, psicológica, política o de cualquier otro tipo, jamás perseguirá a quienes violentan mujeres y por supuesto jamás se pondrá ni legal ni moralmente del lado de la víctima.

Los HT son #INE3de3Va y #3de3VsViolencia. Les invitamos a sumarse. No cuesta nada un post en facebook, instagram o un tuit. Pasemos la voz: Merecemos representantes que respeten en los hechos y no solo en el discurso los Derechos Humanos. ¡No más agresores en el poder!

A partir del 25 (día de acción contra la violencia) y hasta el miércoles 28 de octubre en que habrá sesión del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, distintas colectivas, como Las Constituyentes CDMX Feministas, autoras de la iniciativa con la muy reconocida activista Yadira Sandoval como su representante al frente, #NosotrasTenemosOtrosDatos , Abogadas Violeta, 33 Mujeres y 50 Más 1 Nacional con sus 19 capítulos estatales entre otras, estamos y estaremos presentes con una movilización virtual y pacífica para promover que el INE apruebe los lineamientos que incorporan los criterios de la #3de3VsViolencia.

¿Qué es eso? Es una exigencia preponderantemente pero no exclusiva de mujeres que buscamos garantizar que quienes aspiren a representar a la sociedad en un espacio público, ya de elección popular como de designación en los gobiernos, sean personas con probidad, que en su vida cotidiana se comporten con respeto hacia las demás personas, que vivan relaciones pacíficas y que no trasladen a su conducta pública y por ende a las decisiones que impactarán a la sociedad, su personal forma violenta de relacionarse con mujeres, niñas, niños y adolescentes.

Nos movemos porque la violencia contra mujeres, niñas, niños y adolescentes es un flagelo ascendente e inatendido que ha importado hasta ahora cacahuates a quienes toman decisiones. El movimiento de estos días, está fundamentalmente dirigido a los partidos políticos para que quien aspire a una candidatura en el proceso electoral del 2021 cumpla sí o sí, con:

1.- No ser deudor de pensión alimenticia. Es increíble que a estas alturas la sociedad siga permitiendo que haya representantes públicos que, como se dice coloquialmente, sean luz de calle y oscuridad de casa. ¿Con qué calidad moral una persona promete velar por el interés superior de las y los menores como funcionario si es incapaz de garantizar a sus propias hijas e hijos sustento, educación y salud? ¿No quieren pagar pensión? No tengan hijos. La responsabilidad de un embarazo y todo lo que conlleva por los siguientes 18 años no es solamente de la mujer. Para que exista un bebé se requieren dos. Pues a hacerle frente mujer y hombre. Hay más de 10 millones de hogares en México con una mujer sola al frente cuando en la mayoría de los casos, la ausencia del padre no es más que irresponsabilidad suya. Es tiempo de hablar claro. Si no ven por sus propios hijos, ¿Por qué verían por los de las familias a quienes quieren representar?

2.- No ser acosador sexual. Uno de los miedos más grandes de las mujeres es toparse con violentadores sexuales. Si el representante público lo es, además de ser delincuente por la conducta misma ¿por qué combatiría a los agresores frontal y decididamente? No Más Galancetes escudados en su poder.

3.- No ser agresor de mujeres en el ámbito familiar ni político. Quien no respeta a las mujeres y ejerce su fuerza física, económica, psicológica, política o de cualquier otro tipo, jamás perseguirá a quienes violentan mujeres y por supuesto jamás se pondrá ni legal ni moralmente del lado de la víctima.

Los HT son #INE3de3Va y #3de3VsViolencia. Les invitamos a sumarse. No cuesta nada un post en facebook, instagram o un tuit. Pasemos la voz: Merecemos representantes que respeten en los hechos y no solo en el discurso los Derechos Humanos. ¡No más agresores en el poder!

ÚLTIMASCOLUMNAS