/ martes 18 de junio de 2019

Amor de papá

  • El estereotipo de que solo la madre es buena formadora y el hombre es un desobligado incapaz de hacerle una cola de caballo a una niña es, amén de falso, discriminante y, en muchos casos, alienante.

Gary Barker, presidente de la organización internacional Promundo, comparte que uno de los datos del informe “Estado de la Paternidad en el Mundo, 2019” es que el 85% de los hombres progenitores -presentes en la crianza de sus hijos- quisieran participar más activamente en su cuidado y que uno de los factores que obstaculizan su involucramiento es la creencia de que el cuidado dentro del hogar le corresponde sólo a las mujeres.

En un contexto de nuevas formas de convivir entre mujeres y hombres, muchos hombres se sienten avasallados y desplazados por parte del movimiento feminista. No solo están experimentando cambios en una sociedad donde la mujer lucha y logra su lugar en términos de igualdad sino también en lo familiar y, hoy me enfocaré, en la relación con sus hijas e hijos.

Mil Pelotas Para Ti es una asociación civil que visibiliza la injusticia que muchos hombres sufren en los juzgados de lo familiar respecto a la custodia y régimen de convivencia con sus hijas e hijos. Sí, los hombres también están dispuestos a cuidar y hacerse cargo de la crianza, formación, protección y educación en amor de sus pequeñas y pequeños.

Lo cierto es que en este México profundamente machista pero, paradójicamente también de un matriarcado que a veces raya en lo injusto, el estereotipo de que solo la madre es buena formadora y el hombre es un desobligado incapaz de hacerle una cola de caballo a una niña es, amén de falso, discriminante y, en muchos casos, alienante.

Cierto, muchos hombres se desentienden de su paternidad; pero también, muchos de ellos viven un infierno en batallas legales en las que, no se ha entendido que el régimen de convivencia y la protección de una pensión alimentaria no son prerrogativas de los adultos sino de las niñas y niños que hoy por hoy, en casos que se cuentan por millones, son rehenes de pleitos irresueltos de pareja que se ventilan en tribunales y juzgados prejuiciados a favor de la mujer como la única garante del buen cuidado infantil.

Es necesario superar la idea de que los varones son incompetentes para el cuidado, pues esta idea “es equívoca y limita el disfrute de la paternidad porque además de afectar los vínculos entre hijos y padre puede provocar enfermedades físicas y mentales en la pareja”, como lo refiere Barker.

Hoy, miles de hombres lloran la ausencia de sus hijas e hijos y muchísimas mujeres se hacen cargo de la custodia cuasi obligada y, ambos, siguen presos y presas de su malograda relación de pareja, haciendo pagar las consecuencias a las y los pequeños.

Este día, martes 19 de junio, a las 4:30 pm en el Senado de la República, Mil Pelotas Para Tí, A.C., el colectivo de mujeres 50 Más Uno, la abogada especialista en derecho familiar, Rocío Medrano y, con el apoyo de la senadora Rocío Abreu, abrirán el debate. Los hombres piden que los jueces les permitan a sus hijos convivir con sus padres. Los hombres también quieren demostrar el Amor de Papá y cuidar a sus niñas y niños.


  • El estereotipo de que solo la madre es buena formadora y el hombre es un desobligado incapaz de hacerle una cola de caballo a una niña es, amén de falso, discriminante y, en muchos casos, alienante.

Gary Barker, presidente de la organización internacional Promundo, comparte que uno de los datos del informe “Estado de la Paternidad en el Mundo, 2019” es que el 85% de los hombres progenitores -presentes en la crianza de sus hijos- quisieran participar más activamente en su cuidado y que uno de los factores que obstaculizan su involucramiento es la creencia de que el cuidado dentro del hogar le corresponde sólo a las mujeres.

En un contexto de nuevas formas de convivir entre mujeres y hombres, muchos hombres se sienten avasallados y desplazados por parte del movimiento feminista. No solo están experimentando cambios en una sociedad donde la mujer lucha y logra su lugar en términos de igualdad sino también en lo familiar y, hoy me enfocaré, en la relación con sus hijas e hijos.

Mil Pelotas Para Ti es una asociación civil que visibiliza la injusticia que muchos hombres sufren en los juzgados de lo familiar respecto a la custodia y régimen de convivencia con sus hijas e hijos. Sí, los hombres también están dispuestos a cuidar y hacerse cargo de la crianza, formación, protección y educación en amor de sus pequeñas y pequeños.

Lo cierto es que en este México profundamente machista pero, paradójicamente también de un matriarcado que a veces raya en lo injusto, el estereotipo de que solo la madre es buena formadora y el hombre es un desobligado incapaz de hacerle una cola de caballo a una niña es, amén de falso, discriminante y, en muchos casos, alienante.

Cierto, muchos hombres se desentienden de su paternidad; pero también, muchos de ellos viven un infierno en batallas legales en las que, no se ha entendido que el régimen de convivencia y la protección de una pensión alimentaria no son prerrogativas de los adultos sino de las niñas y niños que hoy por hoy, en casos que se cuentan por millones, son rehenes de pleitos irresueltos de pareja que se ventilan en tribunales y juzgados prejuiciados a favor de la mujer como la única garante del buen cuidado infantil.

Es necesario superar la idea de que los varones son incompetentes para el cuidado, pues esta idea “es equívoca y limita el disfrute de la paternidad porque además de afectar los vínculos entre hijos y padre puede provocar enfermedades físicas y mentales en la pareja”, como lo refiere Barker.

Hoy, miles de hombres lloran la ausencia de sus hijas e hijos y muchísimas mujeres se hacen cargo de la custodia cuasi obligada y, ambos, siguen presos y presas de su malograda relación de pareja, haciendo pagar las consecuencias a las y los pequeños.

Este día, martes 19 de junio, a las 4:30 pm en el Senado de la República, Mil Pelotas Para Tí, A.C., el colectivo de mujeres 50 Más Uno, la abogada especialista en derecho familiar, Rocío Medrano y, con el apoyo de la senadora Rocío Abreu, abrirán el debate. Los hombres piden que los jueces les permitan a sus hijos convivir con sus padres. Los hombres también quieren demostrar el Amor de Papá y cuidar a sus niñas y niños.


martes 17 de septiembre de 2019

El Cristal con que se mira | Musas libertarias

martes 10 de septiembre de 2019

Laura

martes 03 de septiembre de 2019

Igualdad en el poder financiero

martes 20 de agosto de 2019

Ojalá

martes 13 de agosto de 2019

No está chido

martes 06 de agosto de 2019

Palabras

martes 30 de julio de 2019

Perspectiva de infancia

martes 16 de julio de 2019

Que el pueblo se lo demande

martes 09 de julio de 2019

Tristeza que mata

Cargar Más