/ lunes 28 de septiembre de 2020

Apoyo a jefas de familia en la pandemia

Tlaxcala se está distinguiendo a nivel nacional como unos de los estados del país que atiende los efectos de la pandemia en la población de modo integral.

No solo ha implementado medidas para contener los contagios, y proteger al sector productivo vía créditos y estímulos fiscales, sino que también ha procurado la entrega de apoyos sociales para atender a las familias más vulnerables.

Y el ejemplo más claro de ello es el programa “Supérate Mujeres”, que respaldará a 26 mil tlaxcaltecas que fueron beneficiarias del desaparecido programa Prospera.

La administración que encabeza el Gobernador Marco Mena decidió ampliar el Programa Estatal de Reducción de la Pobreza “Supérate”, con el componente “Supérate Mujeres”, que entregará apoyos económicos directos a jefas de familia para que tengan un ingreso que les permita enfrentar gastos de alimentación, vivienda y transporte durante esta etapa de la emergencia sanitaria.

Para ello, comenzó con la distribución de 26 mil tarjetas bancarias a este sector de la población tlaxcalteca, en reconocimiento a su contribución en favor de las comunidades de la entidad y al trabajo diario que realizan para que salgan adelante sus familias.

Sin duda, este apoyo es una inversión necesaria e invaluable en este momento de adversidad económica, pues su propósito es, además de asegurarles un ingreso y reducir las brechas de género, mejorar la alimentación familiar con la compra de la canasta básica, e impulsar la creación de reserva de recursos en los hogares con el fin de disminuir su vulnerabilidad.

Vale recordar que el diseño del Programa “Supérate” destaca entre los mejores de América Latina, porque busca ayudar a los hogares en condiciones de pobreza para que, por sus propios medios y con la ayuda del gobierno estatal, salgan adelante.

Esto significa que no es un programa destinado a la entrega de recursos a la población en pobreza, sino una estrategia planificada para revertir los rezagos de miles de hogares a partir de sus propios esfuerzos y capacidades.

Bajo esa perspectiva, resulta positivo que el Gobierno del Estado no haya escatimado esfuerzos para identificar con precisión a las mujeres y familias en condición vulnerable, a fin de hacerlas beneficiarias del programa, ya que ello asegura que se apoye a quien realmente lo necesita.

Con “Supérate”, se brinda a los beneficiarios herramientas para cuidar su salud, desarrollar habilidades, fortalecer su capital humano y garantizarles un mejor futuro.

Por supuesto, la pandemia de Covid-19 plantea retos importantes, especialmente a las familias que menos tienen; sin embargo, es importante advertir que la capacidad de respuesta del gobierno a esta crisis permite respaldar a los más necesitados con apoyos solidarios que inciden en su calidad de vida.

Son estas acciones las que permiten a la población sentir cerca al gobierno y contribuyen a que Tlaxcala sea referencia nacional por el manejo que ha dado a la pandemia.

Tlaxcala se está distinguiendo a nivel nacional como unos de los estados del país que atiende los efectos de la pandemia en la población de modo integral.

No solo ha implementado medidas para contener los contagios, y proteger al sector productivo vía créditos y estímulos fiscales, sino que también ha procurado la entrega de apoyos sociales para atender a las familias más vulnerables.

Y el ejemplo más claro de ello es el programa “Supérate Mujeres”, que respaldará a 26 mil tlaxcaltecas que fueron beneficiarias del desaparecido programa Prospera.

La administración que encabeza el Gobernador Marco Mena decidió ampliar el Programa Estatal de Reducción de la Pobreza “Supérate”, con el componente “Supérate Mujeres”, que entregará apoyos económicos directos a jefas de familia para que tengan un ingreso que les permita enfrentar gastos de alimentación, vivienda y transporte durante esta etapa de la emergencia sanitaria.

Para ello, comenzó con la distribución de 26 mil tarjetas bancarias a este sector de la población tlaxcalteca, en reconocimiento a su contribución en favor de las comunidades de la entidad y al trabajo diario que realizan para que salgan adelante sus familias.

Sin duda, este apoyo es una inversión necesaria e invaluable en este momento de adversidad económica, pues su propósito es, además de asegurarles un ingreso y reducir las brechas de género, mejorar la alimentación familiar con la compra de la canasta básica, e impulsar la creación de reserva de recursos en los hogares con el fin de disminuir su vulnerabilidad.

Vale recordar que el diseño del Programa “Supérate” destaca entre los mejores de América Latina, porque busca ayudar a los hogares en condiciones de pobreza para que, por sus propios medios y con la ayuda del gobierno estatal, salgan adelante.

Esto significa que no es un programa destinado a la entrega de recursos a la población en pobreza, sino una estrategia planificada para revertir los rezagos de miles de hogares a partir de sus propios esfuerzos y capacidades.

Bajo esa perspectiva, resulta positivo que el Gobierno del Estado no haya escatimado esfuerzos para identificar con precisión a las mujeres y familias en condición vulnerable, a fin de hacerlas beneficiarias del programa, ya que ello asegura que se apoye a quien realmente lo necesita.

Con “Supérate”, se brinda a los beneficiarios herramientas para cuidar su salud, desarrollar habilidades, fortalecer su capital humano y garantizarles un mejor futuro.

Por supuesto, la pandemia de Covid-19 plantea retos importantes, especialmente a las familias que menos tienen; sin embargo, es importante advertir que la capacidad de respuesta del gobierno a esta crisis permite respaldar a los más necesitados con apoyos solidarios que inciden en su calidad de vida.

Son estas acciones las que permiten a la población sentir cerca al gobierno y contribuyen a que Tlaxcala sea referencia nacional por el manejo que ha dado a la pandemia.