/ lunes 13 de julio de 2020

Brigadas “Cuídate” y tratamiento TNR4, de Tlaxcala para México

El aporte de Tlaxcala a la atención de la pandemia de Covid-19 en México es innegable. Primero, el impacto positivo de las Brigadas “Cuídate”, implementadas desde marzo por el Gobierno del Estado, ha generado que el programa sea replicado en otros estados de la República Mexicana, a fin de mitigar los riesgos de contagio por el nuevo coronavirus en la población con enfermedades crónico degenerativas.

En reciente sesión virtual de la Comisión Consultiva de Salud Pública del Consejo Nacional de Salud (Conasa), que se realizó para presentar la estrategia de Atención Temprana de Covid-19, se acordó replicar el modelo de Tlaxcala en todo el país, para dar atención a pacientes con diabetes, hipertensión y enfermedades renales, que son considerados vulnerables en esta contingencia epidemiológica.

Por otra parte, el tratamiento TNR4 que se aplica en Tlaxcala a pacientes con Covid-19 en terapia intensiva, ha probado su efectividad en la recuperación de estas personas, y con ello, disminuir la tasa de mortalidad en la entidad.

El tratamiento regular contempla melatonina, Zinc, Vitamina “D” y Ácido Acetilsalicílico, mientras que el tratamiento intensivo contempla Ácido Acetilsalicílico, Montelukast, Ivermectina y Azitromicina, información que ya es compartida entre la población para darle a conocer la disponibilidad del mismo.

De acuerdo a la Secretaría de Salud del Estado (Sesa), los pacientes que toman el TNR4 en los primeros días que manifiestan síntomas de Covid-19 tienen un 80 por ciento de probabilidades de recuperación, incluso si presentan comorbilidades asociadas. Tan es así que, de 966 pacientes que tomaron el tratamiento TNR4 del 1 de marzo al 25 de junio, únicamente 11 fallecieron, mientras que, de 307 pacientes que no lo tomaron, 29 murieron.

Actualmente, las autoridades de salud en la entidad realizan un estudio en personas recuperadas para conocer su evolución, y pretenden comparar estadísticamente los resultados con otros países para analizar el aporte de este tratamiento.

Sin embargo, la Secretaría de Salud federal (Ssa) anunció que estudiaría este tratamiento para aplicarlo en más estados, lo que inicialmente estaría ocurriendo en la Ciudad de México, por el éxito de este tratamiento, de acuerdo a la Asociación de Egresados Politécnicos en el Estado de Tlaxcala, la cual, por tal motivo, felicitó al Gobernador Marco Mena y al secretario de Salud en el estado, René Lima Morales, la semana pasada.

La emergencia sanitaria por Covid-19 ha generado una severa crisis en el mundo, y resulta fundamental el aporte que algunos gobiernos están haciendo para salvaguardar la salud de la población, como es el caso de Tlaxcala, donde las autoridades han hecho un trabajo relevante que ha impedido que los pronósticos iniciales se cumplan.

Por ejemplo, de las 5 mil 189 personas que pudieron haber requerido tratamiento ambulatorio, únicamente 2 mil 24 buscaron atención. Además, de las 2 mil 162 personas que se esperaba para hospitalización sin terapia intensiva, solo 970 la han necesitado, mientras que, de las mil 297 que se esperaba para hospitalización con terapia intensiva, solamente 205 la han demandado. Y de las mil 701 defunciones que se esperaba, sólo se han registrado 420, y la tasa de letalidad en la entidad equivale al 13.7 por ciento, lo que en todos los supuestos es encomiable, considerando que Tlaxcala se ubica en la zona del país con mayor número de contagios.

Con seguridad, la labor de la actual administración estatal en materia de salud es ejemplo nacional. Su capacidad de respuesta ante la pandemia está salvado vidas, y eso es lo que significa que dos de sus acciones insignia se repliquen en otras partes de México.

El aporte de Tlaxcala a la atención de la pandemia de Covid-19 en México es innegable. Primero, el impacto positivo de las Brigadas “Cuídate”, implementadas desde marzo por el Gobierno del Estado, ha generado que el programa sea replicado en otros estados de la República Mexicana, a fin de mitigar los riesgos de contagio por el nuevo coronavirus en la población con enfermedades crónico degenerativas.

En reciente sesión virtual de la Comisión Consultiva de Salud Pública del Consejo Nacional de Salud (Conasa), que se realizó para presentar la estrategia de Atención Temprana de Covid-19, se acordó replicar el modelo de Tlaxcala en todo el país, para dar atención a pacientes con diabetes, hipertensión y enfermedades renales, que son considerados vulnerables en esta contingencia epidemiológica.

Por otra parte, el tratamiento TNR4 que se aplica en Tlaxcala a pacientes con Covid-19 en terapia intensiva, ha probado su efectividad en la recuperación de estas personas, y con ello, disminuir la tasa de mortalidad en la entidad.

El tratamiento regular contempla melatonina, Zinc, Vitamina “D” y Ácido Acetilsalicílico, mientras que el tratamiento intensivo contempla Ácido Acetilsalicílico, Montelukast, Ivermectina y Azitromicina, información que ya es compartida entre la población para darle a conocer la disponibilidad del mismo.

De acuerdo a la Secretaría de Salud del Estado (Sesa), los pacientes que toman el TNR4 en los primeros días que manifiestan síntomas de Covid-19 tienen un 80 por ciento de probabilidades de recuperación, incluso si presentan comorbilidades asociadas. Tan es así que, de 966 pacientes que tomaron el tratamiento TNR4 del 1 de marzo al 25 de junio, únicamente 11 fallecieron, mientras que, de 307 pacientes que no lo tomaron, 29 murieron.

Actualmente, las autoridades de salud en la entidad realizan un estudio en personas recuperadas para conocer su evolución, y pretenden comparar estadísticamente los resultados con otros países para analizar el aporte de este tratamiento.

Sin embargo, la Secretaría de Salud federal (Ssa) anunció que estudiaría este tratamiento para aplicarlo en más estados, lo que inicialmente estaría ocurriendo en la Ciudad de México, por el éxito de este tratamiento, de acuerdo a la Asociación de Egresados Politécnicos en el Estado de Tlaxcala, la cual, por tal motivo, felicitó al Gobernador Marco Mena y al secretario de Salud en el estado, René Lima Morales, la semana pasada.

La emergencia sanitaria por Covid-19 ha generado una severa crisis en el mundo, y resulta fundamental el aporte que algunos gobiernos están haciendo para salvaguardar la salud de la población, como es el caso de Tlaxcala, donde las autoridades han hecho un trabajo relevante que ha impedido que los pronósticos iniciales se cumplan.

Por ejemplo, de las 5 mil 189 personas que pudieron haber requerido tratamiento ambulatorio, únicamente 2 mil 24 buscaron atención. Además, de las 2 mil 162 personas que se esperaba para hospitalización sin terapia intensiva, solo 970 la han necesitado, mientras que, de las mil 297 que se esperaba para hospitalización con terapia intensiva, solamente 205 la han demandado. Y de las mil 701 defunciones que se esperaba, sólo se han registrado 420, y la tasa de letalidad en la entidad equivale al 13.7 por ciento, lo que en todos los supuestos es encomiable, considerando que Tlaxcala se ubica en la zona del país con mayor número de contagios.

Con seguridad, la labor de la actual administración estatal en materia de salud es ejemplo nacional. Su capacidad de respuesta ante la pandemia está salvado vidas, y eso es lo que significa que dos de sus acciones insignia se repliquen en otras partes de México.