/ miércoles 11 de julio de 2018

Caras y Máscaras | El agua puede ser la causa de la Tercera Guerra Mundial

“Sin agua no hay vida, alimentos ni desarrollo. Sin agua ni los países ni las sociedades pueden desarrollarse económica, cultural, social o políticamente”. Consejo Mundial del Agua.

EL AGUA VALE MÁS QUE EL ORO

“El agua es algo que se está volviendo más preciado que el oro.” En los últimos 10 años el índice S&P Global Water –que da seguimiento al desarrollo financiero de las empresas del mundo que operan los negocios relacionados con el agua- ha superado a los principales índices del oro y la energía: “de hecho, el recurso rebasó el desempeño del mercado de valores en el mismo periodo.”

Tal afirmación es de Patrick M. Sheridan, reportero del The Wall Street Journal, quien el 25 de marzo del 2014, en un artículo publicado por la revista Expansión, comentó que el líquido era un negocio de 600 mil millones de dólares, pero crecería a 1 billón en los siguientes seis años, de acuerdo con un informe del Bank of America Merrill Lynch que aludía a docenas de empresas de alcance mundial beneficiarias del suministro de agua limpia. De ahí que Wall Street fijara su atención en tales empresas, “que se estén convirtiendo en las consentidas en el mundo de las inversiones.”

El agua, sin embargo, es un bien escaso –advertía el autor mencionado-, pues “Aunque el planeta Tierra está principalmente cubierto de agua, sólo el 2.5% es dulce…” De modo que, frente a las crecientes necesidades humanas de agua potable, muchos organismos mundiales coinciden en que la humanidad se encuentra en una crisis del líquido. El Foro Económico Mundial, por ejemplo, lo llamó el tercer riesgo global del 2014. A su vez, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en esas fechas, Ban Ki-moon, advertía que más de 780 millones de personas no tenían acceso a fuentes mejoradas de agua potable, especialmente en África.

El mundo empresarial también alzaba la voz. El presidente de Nestlé, la compañía de alimentos más grande del mundo, argumentaba que el agua es “un derecho humano”. Por supuesto –comentó sarcásticamente el autor del artículo-, pues Nestlé vende 63 marcas de productos que en todo el planeta requieren del líquido para su elaboración.

Sheridan concluye que la creciente insuficiencia de agua limpia y su estrecha relación con la agricultura y los alimentos plantea escenarios potencialmente alarmantes: uno de ellos es que el agua puede provocar conflictos a futuro. Al respecto menciona que la idea de que una “guerra por el agua” estalle en África, Medio Oriente y Asia es vista como una posibilidad real por el Pacific Institute, en la medida en que las naciones se apresuran a asegurar el suministro de agua fresca para sus poblaciones. Incluso el Departamento de Estado de Estados Unidos ya ha mencionado el riesgo de escasez de agua dulce como una amenaza a la seguridad nacional, asevera el periodista.


EL PAPA DEFENSOR DEL AGUA

Tres años después de lo mencionado anteriormente, el 25 de febrero de 2017, el papa Francisco durante el discurso que pronunció en la sesión de clausura del Seminario Internacional sobre el Derecho Humano al Agua, que organizó la Pontificia Academia de las Ciencias, se preguntó si el mundo actual, que se encuentra en medio de lo que describió como una "tercera guerra mundial a pedacitos", está "en camino hacia la gran guerra mundial por el agua".

Ante los aciagos signos de una respuesta positiva, desde su elevada posición moral, hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que garantice el "acceso universal al agua segura y de calidad", en los siguientes términos:

*“Las cifras que las Naciones Unidas revelan son desgarradoras y no nos pueden dejar indiferentes: cada día mil niños mueren a causa de enfermedades relacionadas con el agua, millones de personas consumen agua contaminada”.

*“No es tarde, pero es urgente tomar conciencia de la necesidad del agua y de su valor esencial para el bien de la humanidad”.

*“El derecho al agua es determinante para la sobrevivencia de las personas y el futuro de la humanidad”.

*“Hace falta una cultura del cuidado y, además, fomentar una cultura del encuentro, en la que se unan en una causa común todas las fuerzas necesarias de científicos y empresarios, gobernantes y políticos”.

*“Nuestro derecho al agua es también un deber con el agua. Del derecho que tenemos a ella se desprende una obligación que va unida y no puede separarse”.


DÍA MUNDIAL DEL AGUA

La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó el 22 de marzo como Día Mundial del Agua con el propósito de concientizar sobre el uso responsable de un recurso cada vez más escaso. Con tal motivo, el año pasado se dieron a conocer datos que hacen imperiosa la adopción de medidas para frenar los efectos de la creciente escasez de agua para la vida en el planeta, las siguientes cifras ilustran la magnitud del preocupante panorama:

*Más de 663 millones de habitantes del mundo no tienen acceso al agua potable.

*Una familia africana vive con 30 litros de agua a la semana, cantidad equivalente al consumo diario de una persona en Europa

*El agua o las enfermedades relacionadas al nulo acceso al agua potable causan más muertes que el virus del Sida y los siniestros automovilísticos: provocan el deceso de 3,5 millones de personas al año en todo el mundo.

*Por falta de acceso al agua limpia mueren 4 mil 500 niños diariamente.

*El Consejo Mundial del Agua -World Water Council (WWC)- denuncia que 319 millones de subsaharianos (32 por ciento), 554 millones de asiáticos (12.5 por ciento) y 50 millones de latinoamericanos (8 por ciento) no tienen acceso al agua potable.


MÉXICO: DECRETOS PARA CAMBIAR VEDAS POR RESERVAS DE AGUA

El pasado 5 de junio, según la página web verificado.mx, consultada el 20/06/2018, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente el presidente Enrique Peña Nieto firmó 10 decretos de reserva de agua. Tales decretos eliminan las vedas de casi 300 cuencas hidrológicas en el país (que equivalen al 55 por ciento de los lagos y ríos).

Con la firma de los decretos, se transitó de un régimen de veda a un régimen de reserva. Ahora, en lugar de la prohibición total de su aprovechamiento, se establecen “zonas de reserva de aguas para los usos doméstico, público urbano y ambiental o para conservación ecológica en las cuencas hidrológicas”, lo que significa que puede aprovecharse esa agua. “Lo que hicieron con el decreto fue transitar de un régimen jurídico de veda a otro de reserva, y eso te habilita como gobierno para dar concesiones en cuatro campos. Sigue siendo restrictivo, pero más abierto que la veda: uso personal y doméstico, producción de energía y la protección y conservación ambiental”, detalló Rodrigo Gutiérrez, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas, de la UNAM.

Al conocerse la medida, de inmediato generó voces en contra. La organización Agua para tod@s, a través de un análisis, planteó la posibilidad de privatización que se abriría tras la firma de los decretos. “Estos decretos van a permitir a la Conagua garantizar los volúmenes de agua que están exigiendo las empresas mineras, petroleras y privatizadores de sistemas urbanos de agua, a costa de los derechos al agua de los pueblos indígenas, los núcleos agrarios, comunidades rurales y los sectores populares urbanos”, expresaron los voceros de la organización citada. Señalaron que las empresas trasnacionales se verán directamente beneficiadas con la eliminación de las vedas, pues “requieren de concesiones con seguridad jurídica”.

En contraparte, la Secretaría del Medio Ambiente explicó que el agua no se privatizará, y que los decretos firmados por el presidente Enrique Peña Nieto, “de ninguna forma otorgan beneficios para ningún particular, por el contrario, permitirán preservar el medio ambiente y garantizar el agua para el consumo humano de 18 millones de habitantes que aún no nacen, en una proyección a 50 años.”

Según la Conagua, con esta política pública se busca que el agua no se desaproveche. “Nuestro plan es que el escurrimiento del agua pueda correr a los ríos y así la corriente llegue a las zonas protegidas solo para el uso medioambiental”, explicó su titular Roberto Ramírez de la Parra.

El periódico La Jornada del 21 de junio publicó la noticia de que diputados y senadores de Morena plantearon ante la Comisión Permanente, que se revoquen los decretos firmados por el presidente Enrique Peña Nieto por los que se privatiza el agua. Plantearon que la decisión del jefe del Ejecutivo permite a trasnacionales energéticas el uso a su antojo del recurso. El coordinador Manuel Bartlett y el vicecoordinador Luis Humberto Fernández advirtieron que de mantenerse esos decretos se abre la puerta a conflictos sociales, porque se beneficia a los privilegiados en detrimento de los más pobres. La decisión presidencial presagia una controversia de larga duración e incierto final.


“Sin agua no hay vida, alimentos ni desarrollo. Sin agua ni los países ni las sociedades pueden desarrollarse económica, cultural, social o políticamente”. Consejo Mundial del Agua.

EL AGUA VALE MÁS QUE EL ORO

“El agua es algo que se está volviendo más preciado que el oro.” En los últimos 10 años el índice S&P Global Water –que da seguimiento al desarrollo financiero de las empresas del mundo que operan los negocios relacionados con el agua- ha superado a los principales índices del oro y la energía: “de hecho, el recurso rebasó el desempeño del mercado de valores en el mismo periodo.”

Tal afirmación es de Patrick M. Sheridan, reportero del The Wall Street Journal, quien el 25 de marzo del 2014, en un artículo publicado por la revista Expansión, comentó que el líquido era un negocio de 600 mil millones de dólares, pero crecería a 1 billón en los siguientes seis años, de acuerdo con un informe del Bank of America Merrill Lynch que aludía a docenas de empresas de alcance mundial beneficiarias del suministro de agua limpia. De ahí que Wall Street fijara su atención en tales empresas, “que se estén convirtiendo en las consentidas en el mundo de las inversiones.”

El agua, sin embargo, es un bien escaso –advertía el autor mencionado-, pues “Aunque el planeta Tierra está principalmente cubierto de agua, sólo el 2.5% es dulce…” De modo que, frente a las crecientes necesidades humanas de agua potable, muchos organismos mundiales coinciden en que la humanidad se encuentra en una crisis del líquido. El Foro Económico Mundial, por ejemplo, lo llamó el tercer riesgo global del 2014. A su vez, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en esas fechas, Ban Ki-moon, advertía que más de 780 millones de personas no tenían acceso a fuentes mejoradas de agua potable, especialmente en África.

El mundo empresarial también alzaba la voz. El presidente de Nestlé, la compañía de alimentos más grande del mundo, argumentaba que el agua es “un derecho humano”. Por supuesto –comentó sarcásticamente el autor del artículo-, pues Nestlé vende 63 marcas de productos que en todo el planeta requieren del líquido para su elaboración.

Sheridan concluye que la creciente insuficiencia de agua limpia y su estrecha relación con la agricultura y los alimentos plantea escenarios potencialmente alarmantes: uno de ellos es que el agua puede provocar conflictos a futuro. Al respecto menciona que la idea de que una “guerra por el agua” estalle en África, Medio Oriente y Asia es vista como una posibilidad real por el Pacific Institute, en la medida en que las naciones se apresuran a asegurar el suministro de agua fresca para sus poblaciones. Incluso el Departamento de Estado de Estados Unidos ya ha mencionado el riesgo de escasez de agua dulce como una amenaza a la seguridad nacional, asevera el periodista.


EL PAPA DEFENSOR DEL AGUA

Tres años después de lo mencionado anteriormente, el 25 de febrero de 2017, el papa Francisco durante el discurso que pronunció en la sesión de clausura del Seminario Internacional sobre el Derecho Humano al Agua, que organizó la Pontificia Academia de las Ciencias, se preguntó si el mundo actual, que se encuentra en medio de lo que describió como una "tercera guerra mundial a pedacitos", está "en camino hacia la gran guerra mundial por el agua".

Ante los aciagos signos de una respuesta positiva, desde su elevada posición moral, hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que garantice el "acceso universal al agua segura y de calidad", en los siguientes términos:

*“Las cifras que las Naciones Unidas revelan son desgarradoras y no nos pueden dejar indiferentes: cada día mil niños mueren a causa de enfermedades relacionadas con el agua, millones de personas consumen agua contaminada”.

*“No es tarde, pero es urgente tomar conciencia de la necesidad del agua y de su valor esencial para el bien de la humanidad”.

*“El derecho al agua es determinante para la sobrevivencia de las personas y el futuro de la humanidad”.

*“Hace falta una cultura del cuidado y, además, fomentar una cultura del encuentro, en la que se unan en una causa común todas las fuerzas necesarias de científicos y empresarios, gobernantes y políticos”.

*“Nuestro derecho al agua es también un deber con el agua. Del derecho que tenemos a ella se desprende una obligación que va unida y no puede separarse”.


DÍA MUNDIAL DEL AGUA

La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó el 22 de marzo como Día Mundial del Agua con el propósito de concientizar sobre el uso responsable de un recurso cada vez más escaso. Con tal motivo, el año pasado se dieron a conocer datos que hacen imperiosa la adopción de medidas para frenar los efectos de la creciente escasez de agua para la vida en el planeta, las siguientes cifras ilustran la magnitud del preocupante panorama:

*Más de 663 millones de habitantes del mundo no tienen acceso al agua potable.

*Una familia africana vive con 30 litros de agua a la semana, cantidad equivalente al consumo diario de una persona en Europa

*El agua o las enfermedades relacionadas al nulo acceso al agua potable causan más muertes que el virus del Sida y los siniestros automovilísticos: provocan el deceso de 3,5 millones de personas al año en todo el mundo.

*Por falta de acceso al agua limpia mueren 4 mil 500 niños diariamente.

*El Consejo Mundial del Agua -World Water Council (WWC)- denuncia que 319 millones de subsaharianos (32 por ciento), 554 millones de asiáticos (12.5 por ciento) y 50 millones de latinoamericanos (8 por ciento) no tienen acceso al agua potable.


MÉXICO: DECRETOS PARA CAMBIAR VEDAS POR RESERVAS DE AGUA

El pasado 5 de junio, según la página web verificado.mx, consultada el 20/06/2018, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente el presidente Enrique Peña Nieto firmó 10 decretos de reserva de agua. Tales decretos eliminan las vedas de casi 300 cuencas hidrológicas en el país (que equivalen al 55 por ciento de los lagos y ríos).

Con la firma de los decretos, se transitó de un régimen de veda a un régimen de reserva. Ahora, en lugar de la prohibición total de su aprovechamiento, se establecen “zonas de reserva de aguas para los usos doméstico, público urbano y ambiental o para conservación ecológica en las cuencas hidrológicas”, lo que significa que puede aprovecharse esa agua. “Lo que hicieron con el decreto fue transitar de un régimen jurídico de veda a otro de reserva, y eso te habilita como gobierno para dar concesiones en cuatro campos. Sigue siendo restrictivo, pero más abierto que la veda: uso personal y doméstico, producción de energía y la protección y conservación ambiental”, detalló Rodrigo Gutiérrez, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas, de la UNAM.

Al conocerse la medida, de inmediato generó voces en contra. La organización Agua para tod@s, a través de un análisis, planteó la posibilidad de privatización que se abriría tras la firma de los decretos. “Estos decretos van a permitir a la Conagua garantizar los volúmenes de agua que están exigiendo las empresas mineras, petroleras y privatizadores de sistemas urbanos de agua, a costa de los derechos al agua de los pueblos indígenas, los núcleos agrarios, comunidades rurales y los sectores populares urbanos”, expresaron los voceros de la organización citada. Señalaron que las empresas trasnacionales se verán directamente beneficiadas con la eliminación de las vedas, pues “requieren de concesiones con seguridad jurídica”.

En contraparte, la Secretaría del Medio Ambiente explicó que el agua no se privatizará, y que los decretos firmados por el presidente Enrique Peña Nieto, “de ninguna forma otorgan beneficios para ningún particular, por el contrario, permitirán preservar el medio ambiente y garantizar el agua para el consumo humano de 18 millones de habitantes que aún no nacen, en una proyección a 50 años.”

Según la Conagua, con esta política pública se busca que el agua no se desaproveche. “Nuestro plan es que el escurrimiento del agua pueda correr a los ríos y así la corriente llegue a las zonas protegidas solo para el uso medioambiental”, explicó su titular Roberto Ramírez de la Parra.

El periódico La Jornada del 21 de junio publicó la noticia de que diputados y senadores de Morena plantearon ante la Comisión Permanente, que se revoquen los decretos firmados por el presidente Enrique Peña Nieto por los que se privatiza el agua. Plantearon que la decisión del jefe del Ejecutivo permite a trasnacionales energéticas el uso a su antojo del recurso. El coordinador Manuel Bartlett y el vicecoordinador Luis Humberto Fernández advirtieron que de mantenerse esos decretos se abre la puerta a conflictos sociales, porque se beneficia a los privilegiados en detrimento de los más pobres. La decisión presidencial presagia una controversia de larga duración e incierto final.


miércoles 14 de noviembre de 2018

Caras y Máscaras

miércoles 07 de noviembre de 2018

CARAS Y MÁSCARAS

miércoles 31 de octubre de 2018

CARAS Y MÁSCARAS

miércoles 24 de octubre de 2018

CARAS Y MÁSCARAS

miércoles 17 de octubre de 2018

CARAS Y MÁSCARAS

miércoles 10 de octubre de 2018

CARAS Y MÁSCARAS

miércoles 03 de octubre de 2018

Caras y Máscaras

miércoles 26 de septiembre de 2018

Caras Y Máscaras

miércoles 19 de septiembre de 2018

Caras y máscaras

miércoles 12 de septiembre de 2018

Caras y máscaras

Cargar Más