/ viernes 30 de octubre de 2020

Crecimiento de cara al futuro

Este miércoles, el gobernador Marco Mena inauguró el Distribuidor Vial Tlaxcala, una importante obra de infraestructura carretera que, por su impacto en la región, eleva sustancialmente los niveles de competitividad estatal.

Con una inversión estatal de 785 millones de pesos, la carretera Apizaco-Tlaxcala fue modernizada, con lo cual el Estado de Tlaxcala cuenta ahora con una vía de comunicación moderna que mejora las condiciones de seguridad y reduce los tiempos de traslado, en beneficio de los más de 70 mil vehículos que transitan diariamente por esa vía.

De esta manera, la administración que encabeza Marco Mena ha dado un impulso importante al desarrollo económico de todo el estado y de la zona centro del país.

La culminación de esta obra deja importantes lecciones.

La primera es que, con esfuerzo presupuestal y disciplina financiera, el Gobierno estatal pudo financiar una obra de gran envergadura sin contratar deuda pública. Actualmente, el estado goza de finanzas equilibradas, y es el único en el país que registra cero endeudamiento, lo que habla de la responsabilidad hacendaria de esta administración.

La segunda es que, con el desarrollo de proyectos como este, la obra pública se ha convertido, durante la gestión de Marco Mena, en un motor que detona la economía estatal y la generación de empleos. Basta revisar los números para advertir que se generaron 700 empleos formales y más de mil 350 empleos informales, con una inversión superior a la prevista inicialmente, que favoreció, principalmente, al sector de la construcción.

Y el tercero, que, con visión, el Gobierno estatal apostó por una obra que sienta nuevas bases de desarrollo para el estado. Recordemos que el nuevo distribuidor vial es un proyecto que, por su gran magnitud, no tiene puntos de comparación en el pasado reciente. Efectivamente, durante muchas décadas no se había concretado una obra con tantos efectos positivos para Tlaxcala, y el principal de ellos es, sin duda, la posibilidad de que más empresas elijan al estado como destino de negocios.

Por tal motivo es de destacar también el anuncio hecho por el titular del Ejecutivo estatal, de realizar una obra, complementaria al Distribuidor Vial, en la entrada del municipio de Apizaco, que en los hechos implica una continuación de los trabajos de modernización de esta vía de comunicación hasta Santa Ana Chiautempan, con lo que se logrará una mejor conectividad y un trazo urbano homogéneo.

Realmente, la actual administración estatal está ofreciendo resultados a la vista de la gente, que demuestran capacidad para gobernar, especialmente, en este momento que exige decisión y talento para sacar adelante al estado en el contexto de la pandemia de Covid-19.

Sin deuda pública, se está construyendo el nuevo Hospital General de Tlaxcala, que se concluirá en el primer trimestre de 2021, y se concretó la remodelación del Estadio Tlahuicole. Además, se puso en marcha el Sistema Estatal de Becas, y el Programa "Supérate" de reducción de la pobreza extrema.

En 2019, Tlaxcala fue primer lugar nacional en crecimiento económico, segundo lugar nacional en crecimiento industrial, y logró la cifra de empleo formal más alta de su historia. También, se ha mantenido como uno de los estados más seguros y pacíficos de México, y como uno de los tres estados que más ha disminuido sus niveles de pobreza moderada y pobreza extrema.

Por todo ello, es seguro que Tlaxcala será referencia en la región y el país por la manera en cómo enfrenta en estos momentos los retos en materia de salud y economía que derivaron de la emergencia sanitaria.

Claramente, el esfuerzo conjunto del Gobierno del Estado y los sectores sociales es lo que permite hoy que Tlaxcala se mantenga en la ruta del crecimiento que necesitan los tlaxcaltecas y sus familias de cara al futuro.

Este miércoles, el gobernador Marco Mena inauguró el Distribuidor Vial Tlaxcala, una importante obra de infraestructura carretera que, por su impacto en la región, eleva sustancialmente los niveles de competitividad estatal.

Con una inversión estatal de 785 millones de pesos, la carretera Apizaco-Tlaxcala fue modernizada, con lo cual el Estado de Tlaxcala cuenta ahora con una vía de comunicación moderna que mejora las condiciones de seguridad y reduce los tiempos de traslado, en beneficio de los más de 70 mil vehículos que transitan diariamente por esa vía.

De esta manera, la administración que encabeza Marco Mena ha dado un impulso importante al desarrollo económico de todo el estado y de la zona centro del país.

La culminación de esta obra deja importantes lecciones.

La primera es que, con esfuerzo presupuestal y disciplina financiera, el Gobierno estatal pudo financiar una obra de gran envergadura sin contratar deuda pública. Actualmente, el estado goza de finanzas equilibradas, y es el único en el país que registra cero endeudamiento, lo que habla de la responsabilidad hacendaria de esta administración.

La segunda es que, con el desarrollo de proyectos como este, la obra pública se ha convertido, durante la gestión de Marco Mena, en un motor que detona la economía estatal y la generación de empleos. Basta revisar los números para advertir que se generaron 700 empleos formales y más de mil 350 empleos informales, con una inversión superior a la prevista inicialmente, que favoreció, principalmente, al sector de la construcción.

Y el tercero, que, con visión, el Gobierno estatal apostó por una obra que sienta nuevas bases de desarrollo para el estado. Recordemos que el nuevo distribuidor vial es un proyecto que, por su gran magnitud, no tiene puntos de comparación en el pasado reciente. Efectivamente, durante muchas décadas no se había concretado una obra con tantos efectos positivos para Tlaxcala, y el principal de ellos es, sin duda, la posibilidad de que más empresas elijan al estado como destino de negocios.

Por tal motivo es de destacar también el anuncio hecho por el titular del Ejecutivo estatal, de realizar una obra, complementaria al Distribuidor Vial, en la entrada del municipio de Apizaco, que en los hechos implica una continuación de los trabajos de modernización de esta vía de comunicación hasta Santa Ana Chiautempan, con lo que se logrará una mejor conectividad y un trazo urbano homogéneo.

Realmente, la actual administración estatal está ofreciendo resultados a la vista de la gente, que demuestran capacidad para gobernar, especialmente, en este momento que exige decisión y talento para sacar adelante al estado en el contexto de la pandemia de Covid-19.

Sin deuda pública, se está construyendo el nuevo Hospital General de Tlaxcala, que se concluirá en el primer trimestre de 2021, y se concretó la remodelación del Estadio Tlahuicole. Además, se puso en marcha el Sistema Estatal de Becas, y el Programa "Supérate" de reducción de la pobreza extrema.

En 2019, Tlaxcala fue primer lugar nacional en crecimiento económico, segundo lugar nacional en crecimiento industrial, y logró la cifra de empleo formal más alta de su historia. También, se ha mantenido como uno de los estados más seguros y pacíficos de México, y como uno de los tres estados que más ha disminuido sus niveles de pobreza moderada y pobreza extrema.

Por todo ello, es seguro que Tlaxcala será referencia en la región y el país por la manera en cómo enfrenta en estos momentos los retos en materia de salud y economía que derivaron de la emergencia sanitaria.

Claramente, el esfuerzo conjunto del Gobierno del Estado y los sectores sociales es lo que permite hoy que Tlaxcala se mantenga en la ruta del crecimiento que necesitan los tlaxcaltecas y sus familias de cara al futuro.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 20 de noviembre de 2020

Atender la crisis por Covid-19, objetivo del gasto del 2021

Resulta importante que el Gobierno estatal priorice la atención de la crisis de salud y económica que deriva de la pandemia de Covid-19

Marcos L. Tecuapacho

viernes 18 de septiembre de 2020

Tlaxcala no se detiene

Marcos L. Tecuapacho

Cargar Más