/ jueves 25 de noviembre de 2021

Discapacidad

El tres de diciembre de cada año se conmemora el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) refiere que el propósito de esta conmemoración es promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades en todos los ámbitos de la sociedad y el desarrollo, así como concienciar sobre su situación en todos los aspectos de la vida política, social, económica y cultural.

Todavía, en nuestra sociedad, la discapacidad se ve como algo lejano, se tiene la idea de que generalmente esta es de nacimiento y si esto no pasa, entonces es una situación ajena a nuestro entorno y por tanto no hay porqué ocuparse; pero esto no es así, la realidad es que todos y todas estamos expuestos a tener algún tipo de discapacidad por algún accidente, enfermedad o por la edad.

Se habla de espacios en la vida política para personas en esta situación para hacer efectivos sus derechos, algo que es de celebrar, pero no debería empezar por ahí; las personas con discapacidad suelen ser imperceptibles a la vista del resto de la población. Para poder tener una sociedad incluyente primero debemos ser una sociedad que acepte y vea que la discapacidad existe, que es real y que es necesario hacer cambios para que sea accesible a todas las personas.

Tal vez la referencia más común que tiene sobre la discapacidad sea el de los lugares de estacionamiento, dicha medida es solo una para hacer accesibles los espacios y que se puedan realizar tareas cotidianas; sin embargo, no todas las personas tienen la posibilidad de contar con un automóvil, y seguramente hemos visto cómo es para una persona con discapacidad visual o auditiva trasladarse en transporte público, y ya no hablemos de las personas con discapacidad motriz que utilizan una silla de ruedas, y de sus complicaciones para subir y bajar, pagar el pasaje, saber si ya llegó a su destino, etc. La realidad es que nuestro entorno no está diseñado para que este grupo de la sociedad pueda desarrollarse en el mismo y si no se puede garantizar esto, será un tanto más complejo el que puedan ejercer sus derechos.

La comunicación para algunas personas con discapacidad también representa un obstáculo para el ejercicio pleno no solo de sus derechos sino de las actividades cotidianas; y es aquí donde los tres niveles de gobierno y órganos autónomos deben diseñar y emprender estrategias de comunicación eficaces y que hagan asequible la información que van generando y que es de interés para toda la comunidad. Recordemos que la sociedad la conforman no solo las mujeres, las personas indígenas y de la comunidad LGBTTI +Q, también las personas con discapacidad, pero que por su propia condición, les resulta un poco más difícil manifestarse. Si está en nuestras manos, apoyemos a hacerlos visibles.

Recomendación semanal

Nuria del Saz fue la primera presentadora con discapacidad visual de noticias en televisión en España y en 2013 escribió "A ciegas en Manhattan" de la editorial Alfar, en este libro autobiográfico nos lleva de viaje por las ciudades de Nueva York y Nueva Jersey y nos ayuda a descubrir el mundo bajo la perspectiva de una persona con discapacidad visual en un país distinto al suyo con un idioma y costumbres distintas. Este libro nos permite conocer un mundo nuevo: el de las personas con discapacidad visual.

Para poder tener una sociedad incluyente primero debemos ser una sociedad que acepte y vea que la discapacidad existe, que es real y que es necesario hacer cambios para que sea accesible a todas las personas.

El tres de diciembre de cada año se conmemora el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) refiere que el propósito de esta conmemoración es promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades en todos los ámbitos de la sociedad y el desarrollo, así como concienciar sobre su situación en todos los aspectos de la vida política, social, económica y cultural.

Todavía, en nuestra sociedad, la discapacidad se ve como algo lejano, se tiene la idea de que generalmente esta es de nacimiento y si esto no pasa, entonces es una situación ajena a nuestro entorno y por tanto no hay porqué ocuparse; pero esto no es así, la realidad es que todos y todas estamos expuestos a tener algún tipo de discapacidad por algún accidente, enfermedad o por la edad.

Se habla de espacios en la vida política para personas en esta situación para hacer efectivos sus derechos, algo que es de celebrar, pero no debería empezar por ahí; las personas con discapacidad suelen ser imperceptibles a la vista del resto de la población. Para poder tener una sociedad incluyente primero debemos ser una sociedad que acepte y vea que la discapacidad existe, que es real y que es necesario hacer cambios para que sea accesible a todas las personas.

Tal vez la referencia más común que tiene sobre la discapacidad sea el de los lugares de estacionamiento, dicha medida es solo una para hacer accesibles los espacios y que se puedan realizar tareas cotidianas; sin embargo, no todas las personas tienen la posibilidad de contar con un automóvil, y seguramente hemos visto cómo es para una persona con discapacidad visual o auditiva trasladarse en transporte público, y ya no hablemos de las personas con discapacidad motriz que utilizan una silla de ruedas, y de sus complicaciones para subir y bajar, pagar el pasaje, saber si ya llegó a su destino, etc. La realidad es que nuestro entorno no está diseñado para que este grupo de la sociedad pueda desarrollarse en el mismo y si no se puede garantizar esto, será un tanto más complejo el que puedan ejercer sus derechos.

La comunicación para algunas personas con discapacidad también representa un obstáculo para el ejercicio pleno no solo de sus derechos sino de las actividades cotidianas; y es aquí donde los tres niveles de gobierno y órganos autónomos deben diseñar y emprender estrategias de comunicación eficaces y que hagan asequible la información que van generando y que es de interés para toda la comunidad. Recordemos que la sociedad la conforman no solo las mujeres, las personas indígenas y de la comunidad LGBTTI +Q, también las personas con discapacidad, pero que por su propia condición, les resulta un poco más difícil manifestarse. Si está en nuestras manos, apoyemos a hacerlos visibles.

Recomendación semanal

Nuria del Saz fue la primera presentadora con discapacidad visual de noticias en televisión en España y en 2013 escribió "A ciegas en Manhattan" de la editorial Alfar, en este libro autobiográfico nos lleva de viaje por las ciudades de Nueva York y Nueva Jersey y nos ayuda a descubrir el mundo bajo la perspectiva de una persona con discapacidad visual en un país distinto al suyo con un idioma y costumbres distintas. Este libro nos permite conocer un mundo nuevo: el de las personas con discapacidad visual.

Para poder tener una sociedad incluyente primero debemos ser una sociedad que acepte y vea que la discapacidad existe, que es real y que es necesario hacer cambios para que sea accesible a todas las personas.

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 25 de noviembre de 2021

Discapacidad

Denisse Hernández Blas

miércoles 10 de noviembre de 2021

Votar o no votar

Denisse Hernández Blas

miércoles 03 de noviembre de 2021

¿Ciudadanía?

Denisse Hernández Blas