/ jueves 9 de julio de 2020

Espacio INE | La violencia social en el mundo actual

  • César Lara Cano

Revisando la historia, en diferentes partes del mundo se han vivido experiencias en donde la violencia ha sido un factor de confrontación y distanciamiento de la humanidad, claro ejemplo son las guerras entre países, guerras civiles, motines antigobiernos, actos terroristas, atentados contra personajes tanto de la política como de otras áreas de la economía.

Cómo olvidar, entre otros, los magnicidios del entonces presidente de los Estados Unidos de América, John F. Kennedy o del activista social que luchó en pro de los derechos humanos y contra el racismo, Martin Luther King; entre los actos terroristas que han impactado al mundo está el de las torres gemelas de septiembre once de 2001. Los disturbios sociales en protesta de distintos actos de autoridad o diferencias de ideas entre grupos sociales.

La Organización Mundial de la Salud ha definido la violencia como el uso intencional de la fuerza o el poder físico, de hecho, o como amenaza contra uno mismo, otra persona, grupo o comunidad que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastorno del desarrollo o privaciones de otra índole.

La violencia social es motivada por diversos factores, citando entre las principales, la inconformidad social que viven las poblaciones de sectores con poca calidad de vida debido a su educación y poco afecto a los valores morales, los cuales son determinantes al momento en que la persona decide tomar una decisión conductual, lo que lleva como consecuencia a realizar actos de violencia con el fin de resolver conflictos de una manera fácil y rápida, esto como consecuencia de que carece de dichos valores morales que justifiquen su manera de pensar y de actuar.

Un sector vulnerable de la violencia social es el sector juvenil, la importancia en la sociedad de este sector estriba en su alto porcentaje poblacional, su alta concentración en los cordones urbanos, lo anterior debido a la búsqueda de educación superior así como de fuentes de trabajo que, ante la escases de estos factores, optan por la cultura de lo que comúnmente se le llama cultura de la esquina, del barrio o de la calle; dando a este sector como grupo vulnerable y como presa del crimen organizado.

Existen diversos tipos de violencia social entre los cuales están los atentados contra la integridad física perpetrados por persona o personas con el fin de lesionar o privar de la vida a otra persona o personas ya sea con las manos, objetos o armas de cualquier especie. El terrorismo es fuente principal de la violencia social, así como en la actualidad el narcotráfico, mismo que algunos juristas lo han categorizado como terrorismo, puesto que a éste se le ha definido como el uso indiscriminado de acciones violatorias que buscan generar miedo o coacción a un grupo para conseguir un fin.

Por lo anterior, se puede enmarcar en esta categoría a los grupos subversivos, al narcotráfico, entre otros; cuya actividad implica la realización de acciones terroristas para conseguir un fin ilícito. Existen diversos criterios por parte de los investigadores en materia social con la finalidad de dar un tratamiento a este tipo de violencia, teniendo entre otras la de instituir y fortalecer el órgano de seguridad pública, el cual deberá establecer estrategias de seguridad por región y a nivel nacional, que tendrá a su mando un cuerpo de policía debidamente capacitado; a fin de dar transparencia al citado órgano de seguridad, éste deberá informar a su superior jerárquico y a la sociedad, los logros alcanzados de manera periódica; que dicho organismo cuente con el apoyo de diversas instituciones u órganos tanto públicos como privados en el proceso de investigación de hechos delictivos.

En cuanto a los ciudadanos es necesario que reciban una educación formada en valores desde su niñez hasta la finalización de sus estudios superiores, la educación cívica debe ser integral, en la cual el ciudadano pueda convivir en armonía en su entorno social y sobre todo sepa respetar a sus representantes populares que fueron electos por mayoría ciudadana. Igualmente es necesario revisar el sistema de justicia penal a fin de actualizarlo acorde a nuestra realidad social y en su caso reformarlo. Otro aspecto a considerar en la ciudadanía es fomentar la cultura de la denuncia, ya que según estadísticas oficiales poco más del 90% de delitos en nuestro país no se denuncian y de los que sí se denuncian, más de la mitad no se solucionan de manera legal.

  • Vocal Ejecutivo de la Junta Distrital 02 Instituto Nacional Electoral en Tlaxcala
  • César Lara Cano

Revisando la historia, en diferentes partes del mundo se han vivido experiencias en donde la violencia ha sido un factor de confrontación y distanciamiento de la humanidad, claro ejemplo son las guerras entre países, guerras civiles, motines antigobiernos, actos terroristas, atentados contra personajes tanto de la política como de otras áreas de la economía.

Cómo olvidar, entre otros, los magnicidios del entonces presidente de los Estados Unidos de América, John F. Kennedy o del activista social que luchó en pro de los derechos humanos y contra el racismo, Martin Luther King; entre los actos terroristas que han impactado al mundo está el de las torres gemelas de septiembre once de 2001. Los disturbios sociales en protesta de distintos actos de autoridad o diferencias de ideas entre grupos sociales.

La Organización Mundial de la Salud ha definido la violencia como el uso intencional de la fuerza o el poder físico, de hecho, o como amenaza contra uno mismo, otra persona, grupo o comunidad que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastorno del desarrollo o privaciones de otra índole.

La violencia social es motivada por diversos factores, citando entre las principales, la inconformidad social que viven las poblaciones de sectores con poca calidad de vida debido a su educación y poco afecto a los valores morales, los cuales son determinantes al momento en que la persona decide tomar una decisión conductual, lo que lleva como consecuencia a realizar actos de violencia con el fin de resolver conflictos de una manera fácil y rápida, esto como consecuencia de que carece de dichos valores morales que justifiquen su manera de pensar y de actuar.

Un sector vulnerable de la violencia social es el sector juvenil, la importancia en la sociedad de este sector estriba en su alto porcentaje poblacional, su alta concentración en los cordones urbanos, lo anterior debido a la búsqueda de educación superior así como de fuentes de trabajo que, ante la escases de estos factores, optan por la cultura de lo que comúnmente se le llama cultura de la esquina, del barrio o de la calle; dando a este sector como grupo vulnerable y como presa del crimen organizado.

Existen diversos tipos de violencia social entre los cuales están los atentados contra la integridad física perpetrados por persona o personas con el fin de lesionar o privar de la vida a otra persona o personas ya sea con las manos, objetos o armas de cualquier especie. El terrorismo es fuente principal de la violencia social, así como en la actualidad el narcotráfico, mismo que algunos juristas lo han categorizado como terrorismo, puesto que a éste se le ha definido como el uso indiscriminado de acciones violatorias que buscan generar miedo o coacción a un grupo para conseguir un fin.

Por lo anterior, se puede enmarcar en esta categoría a los grupos subversivos, al narcotráfico, entre otros; cuya actividad implica la realización de acciones terroristas para conseguir un fin ilícito. Existen diversos criterios por parte de los investigadores en materia social con la finalidad de dar un tratamiento a este tipo de violencia, teniendo entre otras la de instituir y fortalecer el órgano de seguridad pública, el cual deberá establecer estrategias de seguridad por región y a nivel nacional, que tendrá a su mando un cuerpo de policía debidamente capacitado; a fin de dar transparencia al citado órgano de seguridad, éste deberá informar a su superior jerárquico y a la sociedad, los logros alcanzados de manera periódica; que dicho organismo cuente con el apoyo de diversas instituciones u órganos tanto públicos como privados en el proceso de investigación de hechos delictivos.

En cuanto a los ciudadanos es necesario que reciban una educación formada en valores desde su niñez hasta la finalización de sus estudios superiores, la educación cívica debe ser integral, en la cual el ciudadano pueda convivir en armonía en su entorno social y sobre todo sepa respetar a sus representantes populares que fueron electos por mayoría ciudadana. Igualmente es necesario revisar el sistema de justicia penal a fin de actualizarlo acorde a nuestra realidad social y en su caso reformarlo. Otro aspecto a considerar en la ciudadanía es fomentar la cultura de la denuncia, ya que según estadísticas oficiales poco más del 90% de delitos en nuestro país no se denuncian y de los que sí se denuncian, más de la mitad no se solucionan de manera legal.

  • Vocal Ejecutivo de la Junta Distrital 02 Instituto Nacional Electoral en Tlaxcala