/ sábado 10 de noviembre de 2018

Espacio político

TRABAJO EN VANO

Pese a que dependencias relacionadas al cuidado del medio ambiente del orden estatal y municipal promueven una serie de acciones para sanear espacios públicos que pobladores utilizan como tiraderos de basura, poco han logrado en su cometido, pues aun cuando estudiantes, docentes, autoridades y un reducido número de vecinos participan en campañas de limpieza, más tardan en recolectar desechos en caminos vecinales, lotes baldíos, barrancas, tramos carreteros y jardines, que de nueva cuenta estén saturados de basura.

PRETEXTO

Las personas que llegan a ser sorprendidas arrojando basura en la vía pública, ponen como pretexto que adoptan este tipo de conducta porque el camión recolector de desechos no pasa en las calles y, ante el cúmulo de desechos que se genera en los domicilios, recurren a depositarla en el espacio público más cercano, lo cual es una clara muestra de que la Dirección de Servicios Municipales no hace al 100 % el trabajo que le corresponde.

PÉRDIDA DE VALORES

Aunado al deficiente servicio de recolección de basura, también se perdió la costumbre que dejaron generaciones pasadas, quienes antes de salir a trabajar barrían el frente de sus hogares, además de que, si sorprendían a alguna persona arrojando envolturas de golosinas o basura, pedían que la levantaran para depositarla en su lugar, por aquello de que la ciudad más limpia no es la que se barre a diario sino en la que no se tira basura.

CAPACITACIÓN URGENTE

Resulta necesario que autoridades estatales y municipales, lejos de organizar campañas de limpieza, implementen un programa de educación ambiental, partiendo desde las escuelas de educación básica, para capacitar a la población sobre procesos de formación que permitan tomar conciencia de la importancia del medio ambiente, promover el desarrollo de valores y nuevas actitudes que ayuden a solucionar el problema ambiental que existe no solo en el ‘pueblo de la barbacoa’ sino en otras ciudades tlaxcaltecas.

REFORESTACIÓN

Por otra parte, en el transcurso del año, se han desarrollado algunas campañas de reforestación en áreas verdes de la comuna, donde los organizadores aseguraron que los participantes se comprometieron a cuidar los árboles para que no mueran o sean devorados por ganado, solo que hasta el momento ninguna autoridad o institución ha dado a conocer cuántos árboles se secaron y la cantidad que subsiste.

DAÑO ECOLÓGICO

En 11 meses de trabajo, autoridades municipales derribaron un considerable número de árboles en la vía pública, domicilios particulares y en el inmueble que hasta hace unos meses ocuparon las oficinas del ministerio público, sin que hasta el momento la Coordinación Municipal de Ecología informe si existen los permisos por parte de las dependencias estatales correspondientes.

HASTA LA PRÓXIMA

TRABAJO EN VANO

Pese a que dependencias relacionadas al cuidado del medio ambiente del orden estatal y municipal promueven una serie de acciones para sanear espacios públicos que pobladores utilizan como tiraderos de basura, poco han logrado en su cometido, pues aun cuando estudiantes, docentes, autoridades y un reducido número de vecinos participan en campañas de limpieza, más tardan en recolectar desechos en caminos vecinales, lotes baldíos, barrancas, tramos carreteros y jardines, que de nueva cuenta estén saturados de basura.

PRETEXTO

Las personas que llegan a ser sorprendidas arrojando basura en la vía pública, ponen como pretexto que adoptan este tipo de conducta porque el camión recolector de desechos no pasa en las calles y, ante el cúmulo de desechos que se genera en los domicilios, recurren a depositarla en el espacio público más cercano, lo cual es una clara muestra de que la Dirección de Servicios Municipales no hace al 100 % el trabajo que le corresponde.

PÉRDIDA DE VALORES

Aunado al deficiente servicio de recolección de basura, también se perdió la costumbre que dejaron generaciones pasadas, quienes antes de salir a trabajar barrían el frente de sus hogares, además de que, si sorprendían a alguna persona arrojando envolturas de golosinas o basura, pedían que la levantaran para depositarla en su lugar, por aquello de que la ciudad más limpia no es la que se barre a diario sino en la que no se tira basura.

CAPACITACIÓN URGENTE

Resulta necesario que autoridades estatales y municipales, lejos de organizar campañas de limpieza, implementen un programa de educación ambiental, partiendo desde las escuelas de educación básica, para capacitar a la población sobre procesos de formación que permitan tomar conciencia de la importancia del medio ambiente, promover el desarrollo de valores y nuevas actitudes que ayuden a solucionar el problema ambiental que existe no solo en el ‘pueblo de la barbacoa’ sino en otras ciudades tlaxcaltecas.

REFORESTACIÓN

Por otra parte, en el transcurso del año, se han desarrollado algunas campañas de reforestación en áreas verdes de la comuna, donde los organizadores aseguraron que los participantes se comprometieron a cuidar los árboles para que no mueran o sean devorados por ganado, solo que hasta el momento ninguna autoridad o institución ha dado a conocer cuántos árboles se secaron y la cantidad que subsiste.

DAÑO ECOLÓGICO

En 11 meses de trabajo, autoridades municipales derribaron un considerable número de árboles en la vía pública, domicilios particulares y en el inmueble que hasta hace unos meses ocuparon las oficinas del ministerio público, sin que hasta el momento la Coordinación Municipal de Ecología informe si existen los permisos por parte de las dependencias estatales correspondientes.

HASTA LA PRÓXIMA