/ martes 16 de febrero de 2021

Espacio TET | El reconocimiento del voto de la mujer a nivel municipal

  • Claudia Salvador Ángel*

De nueva cuenta tengo la oportunidad de dirigirme a todas y todos ustedes con el gusto y el ánimo de hacerlo, para recordar que el pasado 12 de febrero conmemoramos un aniversario más del reconocimiento a nivel municipal del derecho de las mujeres a votar y ser votadas, cuyo logró se formalizó a través del Decreto de adición al artículo 115 de la Constitución Federal, quedando establecido que, "en las elecciones municipales participarán las mujeres, en igualdad de condición que los varones, con el derecho de votar y ser votadas".

Sin duda una fecha sumamente significativa y de transcendencia en la historia de la participación política de la mujer, así como en la vida democrática del país.

La citada reforma fue el antecedente de otra importante reforma constitucional, la de 17 de octubre de 1953, que otorgaría a las mujeres los mismos derechos de votar y ser candidatas en las elecciones, pero ahora a nivel federal.

Actualmente, la participación de la mujer en el ejercicio efectivo de sus derechos político-electorales en los diferentes procesos electorales, ha permitido que hoy en día veamos a más mujeres ejerciendo cargos, tales como gobernadoras, senadoras, diputadas, presidentas municipales y, para el caso de Tlaxcala, presidentas de comunidad. Pero esto ha sido gracias a una lucha constante por romper esas barreras de discriminación y desigualdad.

Esa lucha también ha sido acompañada por la labor de los tribunales electorales para garantizar el pleno ejercicio de los derechos político-electorales de las mujeres. Para el caso particular, el Tribunal Electoral de Tlaxcala ha emitido diversas sentencias para garantizar la paridad y la equidad de género, recientemente confirmando los "Lineamientos que deberán observar los partidos políticos, coaliciones, candidaturas comunes, así como candidaturas independientes, para dar cumplimiento al principio constitucional de paridad de género en el Estado de Tlaxcala, en el proceso electoral local ordinario 2020-2021 y los extraordinarios que devengan de este", aprobados por el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones. Ya lo había hecho con anterioridad, cuando por medio de la implementación de una acción afirmativa obligó a los partidos políticos a que las mujeres fueran quienes encabezaran la lista de las fórmulas de diputaciones por el principio de representación proporcional.

Como se ha dicho, labor de los Tribunales no termina en garantizar el respeto de acceso al cargo público, sino también de garantizar el respeto del ejercicio del cargo para los cuales las mujeres han sido electas. En ese sentido, el Tribunal Electoral de Tlaxcala ha sido garante del respeto y el pleno ejercicio de los derechos político-electorales de las mujeres de ser votadas en su vertiente de ejercicio del cargo, al juzgar con perspectiva de género en los asuntos sometidos a su competencia relacionados con presuntas conductas constitutivas de violencia política por razón de género.

Convencida estoy que es un compromiso y obligación de todas las instituciones hacer presente esa igualdad de derechos, una igualdad en todos los aspectos.

En nuestro país, la lucha por el reconocimiento y respeto de los derechos político-electorales de las mujeres ha sido constante para mejorar sus condiciones. La igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, si bien ya es una realidad, es una realidad que aún debe perfeccionarse.

  • * Magistrada del Tribunal Electoral de Tlaxcala
  • Claudia Salvador Ángel*

De nueva cuenta tengo la oportunidad de dirigirme a todas y todos ustedes con el gusto y el ánimo de hacerlo, para recordar que el pasado 12 de febrero conmemoramos un aniversario más del reconocimiento a nivel municipal del derecho de las mujeres a votar y ser votadas, cuyo logró se formalizó a través del Decreto de adición al artículo 115 de la Constitución Federal, quedando establecido que, "en las elecciones municipales participarán las mujeres, en igualdad de condición que los varones, con el derecho de votar y ser votadas".

Sin duda una fecha sumamente significativa y de transcendencia en la historia de la participación política de la mujer, así como en la vida democrática del país.

La citada reforma fue el antecedente de otra importante reforma constitucional, la de 17 de octubre de 1953, que otorgaría a las mujeres los mismos derechos de votar y ser candidatas en las elecciones, pero ahora a nivel federal.

Actualmente, la participación de la mujer en el ejercicio efectivo de sus derechos político-electorales en los diferentes procesos electorales, ha permitido que hoy en día veamos a más mujeres ejerciendo cargos, tales como gobernadoras, senadoras, diputadas, presidentas municipales y, para el caso de Tlaxcala, presidentas de comunidad. Pero esto ha sido gracias a una lucha constante por romper esas barreras de discriminación y desigualdad.

Esa lucha también ha sido acompañada por la labor de los tribunales electorales para garantizar el pleno ejercicio de los derechos político-electorales de las mujeres. Para el caso particular, el Tribunal Electoral de Tlaxcala ha emitido diversas sentencias para garantizar la paridad y la equidad de género, recientemente confirmando los "Lineamientos que deberán observar los partidos políticos, coaliciones, candidaturas comunes, así como candidaturas independientes, para dar cumplimiento al principio constitucional de paridad de género en el Estado de Tlaxcala, en el proceso electoral local ordinario 2020-2021 y los extraordinarios que devengan de este", aprobados por el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones. Ya lo había hecho con anterioridad, cuando por medio de la implementación de una acción afirmativa obligó a los partidos políticos a que las mujeres fueran quienes encabezaran la lista de las fórmulas de diputaciones por el principio de representación proporcional.

Como se ha dicho, labor de los Tribunales no termina en garantizar el respeto de acceso al cargo público, sino también de garantizar el respeto del ejercicio del cargo para los cuales las mujeres han sido electas. En ese sentido, el Tribunal Electoral de Tlaxcala ha sido garante del respeto y el pleno ejercicio de los derechos político-electorales de las mujeres de ser votadas en su vertiente de ejercicio del cargo, al juzgar con perspectiva de género en los asuntos sometidos a su competencia relacionados con presuntas conductas constitutivas de violencia política por razón de género.

Convencida estoy que es un compromiso y obligación de todas las instituciones hacer presente esa igualdad de derechos, una igualdad en todos los aspectos.

En nuestro país, la lucha por el reconocimiento y respeto de los derechos político-electorales de las mujeres ha sido constante para mejorar sus condiciones. La igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, si bien ya es una realidad, es una realidad que aún debe perfeccionarse.

  • * Magistrada del Tribunal Electoral de Tlaxcala