/ lunes 21 de diciembre de 2020

Estados y municipios suman esfuerzos contra Covid-19 

Luego de tres meses y medio de permanecer en fase amarilla dentro del semáforo nacional de riesgo epidemiológico, el Estado de Tlaxcala volvió a fase naranja, debido al incremento paulatino de casos positivos de Covid-19.

En las últimas semanas, a pesar de la emergencia sanitaria, fue notoria la presencia en las calles de más personas, incluso familias enteras, quienes volvieron a sus actividades habituales, lo que implicó un relajamiento de las medidas de confinamiento y sana distancia.

Ante tal circunstancia, y el consecuente aumento de contagios, la Secretaría de Salud federal (Ssa) anunció que, a partir de este lunes, la entidad volverá a color naranja, lo que significa que, además de las actividades económicas esenciales, se permitirá que las empresas de las actividades económicas no esenciales trabajen, pero con el 30% del personal para su funcionamiento, y se abrirán los espacios públicos con un aforo reducido, siempre y cuando se observen lineamientos especiales.

Previo a esta decisión, el Gobernador Marco Mena encabezó una reunión con las presidentas y los presidentes municipales de las 15 demarcaciones del estado de mayor población y movilidad, para coordinar medidas preventivas adicionales que contribuyan en la contención del número de contagios durante la época invernal.

En este encuentro, se determinó retomar el volanteo de las características del tratamiento TNR4 mediante las brigadas municipales, intensificar el perifoneo sobre las medidas preventivas, realizar desinfección en municipios a través de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC), capacitar por segunda ocasión a consultorios, médicos y farmacias para difusión y uso del tratamiento mediante la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coeprist).

Además, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado (Secte) coordinará el operativo mixto en el transporte público con la colaboración de la Coeprist, la CEPC y la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y, con las autoridades de cada municipio, se establecerán filtros sanitarios en tianguis y mercados durante la época navideña y para el Día de Reyes.

Sin duda, el compromiso de las autoridades estatales y municipales por sumarse al esfuerzo de reducir el número de contagios será fundamental para enfrentar el reto que implica la emergencia sanitaria en fase naranja.

Por ello, es preciso que los ciudadanos reflexionen y comprendan que la pandemia no se ha ido, que sus riesgos son reales, y que sigue cobrando la vida de personas en el mundo.

Recordemos que, mientras no haya medicina o vacuna contra el virus, la población debe asumir la necesidad de reforzar las medidas de autocuidado como usar cubrebocas, lavarse las manos con frecuencia, no tocarse los ojos, la nariz ni la boca y mantener la sana distancia.

Todos tenemos que cuidarnos y ser responsables con nuestras familias y con nuestras comunidades.

Atendamos el llamado de las autoridades: quedémonos en casa y celebremos con responsabilidad las fiestas decembrinas. La salud es el mejor regalo.

Luego de tres meses y medio de permanecer en fase amarilla dentro del semáforo nacional de riesgo epidemiológico, el Estado de Tlaxcala volvió a fase naranja, debido al incremento paulatino de casos positivos de Covid-19.

En las últimas semanas, a pesar de la emergencia sanitaria, fue notoria la presencia en las calles de más personas, incluso familias enteras, quienes volvieron a sus actividades habituales, lo que implicó un relajamiento de las medidas de confinamiento y sana distancia.

Ante tal circunstancia, y el consecuente aumento de contagios, la Secretaría de Salud federal (Ssa) anunció que, a partir de este lunes, la entidad volverá a color naranja, lo que significa que, además de las actividades económicas esenciales, se permitirá que las empresas de las actividades económicas no esenciales trabajen, pero con el 30% del personal para su funcionamiento, y se abrirán los espacios públicos con un aforo reducido, siempre y cuando se observen lineamientos especiales.

Previo a esta decisión, el Gobernador Marco Mena encabezó una reunión con las presidentas y los presidentes municipales de las 15 demarcaciones del estado de mayor población y movilidad, para coordinar medidas preventivas adicionales que contribuyan en la contención del número de contagios durante la época invernal.

En este encuentro, se determinó retomar el volanteo de las características del tratamiento TNR4 mediante las brigadas municipales, intensificar el perifoneo sobre las medidas preventivas, realizar desinfección en municipios a través de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC), capacitar por segunda ocasión a consultorios, médicos y farmacias para difusión y uso del tratamiento mediante la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coeprist).

Además, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado (Secte) coordinará el operativo mixto en el transporte público con la colaboración de la Coeprist, la CEPC y la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y, con las autoridades de cada municipio, se establecerán filtros sanitarios en tianguis y mercados durante la época navideña y para el Día de Reyes.

Sin duda, el compromiso de las autoridades estatales y municipales por sumarse al esfuerzo de reducir el número de contagios será fundamental para enfrentar el reto que implica la emergencia sanitaria en fase naranja.

Por ello, es preciso que los ciudadanos reflexionen y comprendan que la pandemia no se ha ido, que sus riesgos son reales, y que sigue cobrando la vida de personas en el mundo.

Recordemos que, mientras no haya medicina o vacuna contra el virus, la población debe asumir la necesidad de reforzar las medidas de autocuidado como usar cubrebocas, lavarse las manos con frecuencia, no tocarse los ojos, la nariz ni la boca y mantener la sana distancia.

Todos tenemos que cuidarnos y ser responsables con nuestras familias y con nuestras comunidades.

Atendamos el llamado de las autoridades: quedémonos en casa y celebremos con responsabilidad las fiestas decembrinas. La salud es el mejor regalo.