/ lunes 3 de agosto de 2020

Fortalecer al MP para abatir la impunidad, plantean gobernadores

Senadores y gobernadores del país participaron en la Mesa de Trabajo "Hacia una Reforma Penal de Todos y para Todos", un evento realizado en el Senado de la República con miras a reformar el Código Nacional de Procedimientos Penales.

Su relevancia estriba en el hecho de que, por primera vez, gobernadores del país establecieron una mesa de esta naturaleza con la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores, para presentar puntos de vista sobre un tema de suma relevancia para el país, y a través de esta interacción construir alternativas para el mejoramiento de los procedimientos penales en México.

El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, presentó una iniciativa en la que, en términos generales, coincidieron los mandatarios presentes, entre ellos, Marco Mena, de Tlaxcala, quien destacó la necesidad de que los estados amplíen su capacidad de respuesta cuando se cometen delitos, y cuenten con mecanismos para prevenir su comisión, en un escenario adverso en el cual, una vez que hay una detención, y ésta se lleva ante un juez para que se inicie un proceso penal, hay muchos casos de impunidad.

Este es uno de los problemas que urge resolver de un modo definitivo.

Si bien el sistema legal mexicano logró hacerse de muchas ventajas a partir de la reforma al Sistema Penal Acusatorio, como los procedimientos orales, lo cierto es que aún hay lagunas que impiden que los responsables de actos ilícitos enfrenten la acción de la justicia, razón por la que la propuesta de reforma de los gobernadores plantea en esencia que el Ministerio Público brinde procedimientos ágiles y de mayor efectividad para que sea un verdadero guardián de la ley.

Uno de estos procedimientos tiene que ver con la validez de las pruebas anticipadas, particularmente, en el caso de delitos contra menores de edad o delitos sexuales, ya que cuando estos ocurren puede darse el caso de que la víctima o los testigos rindan su declaración, pero que una vez pasado el tiempo, no estén dispuestos a ir a juicio para volver a dar su versión de los hechos.

Esto hace que dicha declaración no pueda constituirse en prueba y, en consecuencia, que haya impunidad, porque se altera la efectividad de las investigaciones y también la efectiva aplicación de la ley en general.

Por eso, tener la figura de prueba anticipada, como lo expuso el gobernador Mena, permite incrementar la eficacia, tanto de las investigaciones como de respaldo a las víctimas, y se resguarda también el carácter de testigo en las indagatorias.

Es evidente que el perfeccionamiento de las leyes y sus procedimientos es un trabajo permanente, y la posibilidad de que los gobernadores puedan ejercer sus facultades con libertad, y contar para ello con la apertura del Senado de la República, habla de un paso importante hacia la corresponsabilidad que se requiere en México en materia de justicia penal.

Ojalá esta figura pudiera habilitarse, junto con otras herramientas jurídicas, para fortalecer al Ministerio Público y abatir la impunidad. La Junta de Coordinación Política del Senado de la República tiene sobre la mesa, en esta ocasión, una propuesta que vale la pena abordar pronto para responder a una de las demandas más sentidas de todos los ciudadanos.

  • Tener la figura de prueba anticipada, como lo expuso el gobernador Mena, permite incrementar la eficacia, tanto de las investigaciones como de respaldo a las víctimas, y se resguarda también el carácter de testigo en las indagatorias.

Senadores y gobernadores del país participaron en la Mesa de Trabajo "Hacia una Reforma Penal de Todos y para Todos", un evento realizado en el Senado de la República con miras a reformar el Código Nacional de Procedimientos Penales.

Su relevancia estriba en el hecho de que, por primera vez, gobernadores del país establecieron una mesa de esta naturaleza con la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores, para presentar puntos de vista sobre un tema de suma relevancia para el país, y a través de esta interacción construir alternativas para el mejoramiento de los procedimientos penales en México.

El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, presentó una iniciativa en la que, en términos generales, coincidieron los mandatarios presentes, entre ellos, Marco Mena, de Tlaxcala, quien destacó la necesidad de que los estados amplíen su capacidad de respuesta cuando se cometen delitos, y cuenten con mecanismos para prevenir su comisión, en un escenario adverso en el cual, una vez que hay una detención, y ésta se lleva ante un juez para que se inicie un proceso penal, hay muchos casos de impunidad.

Este es uno de los problemas que urge resolver de un modo definitivo.

Si bien el sistema legal mexicano logró hacerse de muchas ventajas a partir de la reforma al Sistema Penal Acusatorio, como los procedimientos orales, lo cierto es que aún hay lagunas que impiden que los responsables de actos ilícitos enfrenten la acción de la justicia, razón por la que la propuesta de reforma de los gobernadores plantea en esencia que el Ministerio Público brinde procedimientos ágiles y de mayor efectividad para que sea un verdadero guardián de la ley.

Uno de estos procedimientos tiene que ver con la validez de las pruebas anticipadas, particularmente, en el caso de delitos contra menores de edad o delitos sexuales, ya que cuando estos ocurren puede darse el caso de que la víctima o los testigos rindan su declaración, pero que una vez pasado el tiempo, no estén dispuestos a ir a juicio para volver a dar su versión de los hechos.

Esto hace que dicha declaración no pueda constituirse en prueba y, en consecuencia, que haya impunidad, porque se altera la efectividad de las investigaciones y también la efectiva aplicación de la ley en general.

Por eso, tener la figura de prueba anticipada, como lo expuso el gobernador Mena, permite incrementar la eficacia, tanto de las investigaciones como de respaldo a las víctimas, y se resguarda también el carácter de testigo en las indagatorias.

Es evidente que el perfeccionamiento de las leyes y sus procedimientos es un trabajo permanente, y la posibilidad de que los gobernadores puedan ejercer sus facultades con libertad, y contar para ello con la apertura del Senado de la República, habla de un paso importante hacia la corresponsabilidad que se requiere en México en materia de justicia penal.

Ojalá esta figura pudiera habilitarse, junto con otras herramientas jurídicas, para fortalecer al Ministerio Público y abatir la impunidad. La Junta de Coordinación Política del Senado de la República tiene sobre la mesa, en esta ocasión, una propuesta que vale la pena abordar pronto para responder a una de las demandas más sentidas de todos los ciudadanos.

  • Tener la figura de prueba anticipada, como lo expuso el gobernador Mena, permite incrementar la eficacia, tanto de las investigaciones como de respaldo a las víctimas, y se resguarda también el carácter de testigo en las indagatorias.