/ lunes 14 de octubre de 2019

La Malinche y Zahuapan, en la agenda de atención gubernamental

Este año, se cumplieron 81 años de que La Malinche fuera declarado Parque Nacional. El 6 de octubre de 1938 se publicó un Decreto Presidencial en el Diario Oficial de la Federación, por el que la zona boscosa que rodea la montaña conocida como “Matlalcueyatl" quedó protegida.

Se trata de una superficie de más de 45 mil 800 hectáreas ubicadas en los estados de Tlaxcala y Puebla, conocida en la región como un sitio de belleza natural que constituye un verdadero museo vivo de la flora y fauna.

La Malinche es uno de los elementos volcánicos más antiguos en México.

Con 4 mil 462 metros de altitud, se le considera la quinta montaña más alta de México, y su importancia como Parque Nacional estriba, precisamente, en que forma parte de las cuencas del río Atoyac y Guadalupe, por lo que contribuye al abastecimiento de los mantos freáticos en la región.

Este antecedente es muy importante para entender la importancia de preservar y proteger este sitio, cuya administración, desde 1996, quedó en manos de los estados de Tlaxcala y Puebla.

Por esa razón, en fechas recientes, los gobernadores de ambas entidades, Marco Mena y Miguel Barbosa, comprometieron mesas de trabajo sobre la conservación de La Malinche, pero también del río Zahuapan-Atoyac, bajo un enfoque de perspectiva conjunta e integral de atención a estos temas, con la participación del Gobierno Federal.

Para los tlaxcaltecas, la Malinche es un auténtico símbolo de identidad, de ahí la relevancia de que los tres órdenes de gobierno y la ciudadanía en general emprendan acciones coordinadas para fortalecer la reforestación, la prevención de incendios y la conservación de los recursos naturales.

En tal sentido, hay que recordar que, actualmente, operan tres brigadas de combate contra incendios del gobierno estatal, que atendieron 219 siniestros durante la temporada de estiaje.

Y también, que se construyeron y rehabilitaron cinco mil metros lineales de brechas cortafuego y zanjas bordo, sin contar que se plantaron 250 mil árboles en 700 hectáreas de esta zona.

En virtud de ese mérito, el gobierno estatal entregó herramientas y uniformes a brigadistas de la Coordinación General de Ecología (CGE), elementos de la Policía de Montaña y personal de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC), quienes también recibirán un estímulo económico en reconocimiento al trabajo que realizan.

Complementario a lo anterior, vale la pena mencionar que, precisamente, la semana pasada, el Gobernador Marco Mena se reunió con el Embajador de Hungría en México, Iván Medveczky, para establecer estrategias de cooperación que fortalezcan las acciones de saneamiento del río Zahuapan, debido a la experiencia húngara en el río Danubio, de modo que dice mucho de sí este encuentro para trabajar coordinadamente con especialistas internacionales en torno al cuidado del medio ambiente y los recursos naturales que existen en la entidad.

Esta clase de acciones y trabajos dan sentido a la estrategia de desarrollo estatal, la cual, de acuerdo a las autoridades estatales, tiene muy presente que no puede haber crecimiento económico, como el que ya se registra en las estadísticas de instancias como el INEGI, sin preservación y cuidado medioambiental, tal y como se hace ahora.

Este año, se cumplieron 81 años de que La Malinche fuera declarado Parque Nacional. El 6 de octubre de 1938 se publicó un Decreto Presidencial en el Diario Oficial de la Federación, por el que la zona boscosa que rodea la montaña conocida como “Matlalcueyatl" quedó protegida.

Se trata de una superficie de más de 45 mil 800 hectáreas ubicadas en los estados de Tlaxcala y Puebla, conocida en la región como un sitio de belleza natural que constituye un verdadero museo vivo de la flora y fauna.

La Malinche es uno de los elementos volcánicos más antiguos en México.

Con 4 mil 462 metros de altitud, se le considera la quinta montaña más alta de México, y su importancia como Parque Nacional estriba, precisamente, en que forma parte de las cuencas del río Atoyac y Guadalupe, por lo que contribuye al abastecimiento de los mantos freáticos en la región.

Este antecedente es muy importante para entender la importancia de preservar y proteger este sitio, cuya administración, desde 1996, quedó en manos de los estados de Tlaxcala y Puebla.

Por esa razón, en fechas recientes, los gobernadores de ambas entidades, Marco Mena y Miguel Barbosa, comprometieron mesas de trabajo sobre la conservación de La Malinche, pero también del río Zahuapan-Atoyac, bajo un enfoque de perspectiva conjunta e integral de atención a estos temas, con la participación del Gobierno Federal.

Para los tlaxcaltecas, la Malinche es un auténtico símbolo de identidad, de ahí la relevancia de que los tres órdenes de gobierno y la ciudadanía en general emprendan acciones coordinadas para fortalecer la reforestación, la prevención de incendios y la conservación de los recursos naturales.

En tal sentido, hay que recordar que, actualmente, operan tres brigadas de combate contra incendios del gobierno estatal, que atendieron 219 siniestros durante la temporada de estiaje.

Y también, que se construyeron y rehabilitaron cinco mil metros lineales de brechas cortafuego y zanjas bordo, sin contar que se plantaron 250 mil árboles en 700 hectáreas de esta zona.

En virtud de ese mérito, el gobierno estatal entregó herramientas y uniformes a brigadistas de la Coordinación General de Ecología (CGE), elementos de la Policía de Montaña y personal de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC), quienes también recibirán un estímulo económico en reconocimiento al trabajo que realizan.

Complementario a lo anterior, vale la pena mencionar que, precisamente, la semana pasada, el Gobernador Marco Mena se reunió con el Embajador de Hungría en México, Iván Medveczky, para establecer estrategias de cooperación que fortalezcan las acciones de saneamiento del río Zahuapan, debido a la experiencia húngara en el río Danubio, de modo que dice mucho de sí este encuentro para trabajar coordinadamente con especialistas internacionales en torno al cuidado del medio ambiente y los recursos naturales que existen en la entidad.

Esta clase de acciones y trabajos dan sentido a la estrategia de desarrollo estatal, la cual, de acuerdo a las autoridades estatales, tiene muy presente que no puede haber crecimiento económico, como el que ya se registra en las estadísticas de instancias como el INEGI, sin preservación y cuidado medioambiental, tal y como se hace ahora.

lunes 09 de diciembre de 2019

Tres años de Marco Mena

lunes 25 de noviembre de 2019

La atención a la salud de la mujer

lunes 11 de noviembre de 2019

El impacto de la promoción en el exterior

lunes 04 de noviembre de 2019

El crecimiento de la economía estatal

lunes 28 de octubre de 2019

Arranca "Tlaxcala Feria 2019"

lunes 21 de octubre de 2019

Un crecimiento verificado y aprobado

lunes 07 de octubre de 2019

Tlaxcala, referencia en igualdad social

lunes 30 de septiembre de 2019

La atención del rezago social en Tlaxcala

Cargar Más