/ lunes 25 de enero de 2021

La salud, lo prioritario

En Tlaxcala, la atención de la emergencia sanitaria es lo prioritario. El Gobernador Marco Mena ha dado seguimiento a la estrategia de vacunación contra Covid-19, a efecto de garantizar el cumplimiento de sus respectivas etapas en beneficio de los tlaxcaltecas.

Al momento, el estado ha recibido dos dotaciones del biológico, que consistieron en 4 mil 875 y mil 950 dosis, respectivamente.

Estas vacunas se han aplicado a trabajadores de la salud de ocho hospitales del estado, quienes se encuentran en la primera línea de atención a pacientes y combate al coronavirus.

Esto significa que no sólo se ha atendido al personal médico, sino también a las personas que laboran en los nosocomios, como trabajadores de ambulancias, salas de urgencias, áreas de recepción y limpieza, dada su labor de riesgo.

Hasta ahora, las autoridades no han tenido ninguna dificultad logística, ni tampoco alguna reacción en quienes ya han recibido las dosis.

Ello resulta muy positivo, porque el gobierno estatal demuestra que, con seriedad, con responsabilidad y con resultados, Tlaxcala resiste la pandemia, y busca generar condiciones para volver a crecer en el menor tiempo posible.

El estado posee capacidad hospitalaria para atender a pacientes de Covid-19 y, actualmente, hay disponibilidad de camas con ventilador para las personas que requieran hospitalización.

Las medidas emergentes que, de modo extraordinario, aprobó el Gobierno del Estado, a través del Consejo Estatal de Salud, buscan contener el repunte de casos ocasionado por las celebraciones decembrinas, en las que, desafortunadamente, a pesar del llamado de las autoridades, muchos hogares bajaron la guardia.

Y es en este contexto justamente que ahora hay una vigilancia más estricta para identificar y restringir situaciones que impliquen un mayor flujo de personas, como fiestas privadas, celebraciones en comunidades, o violaciones a los horarios y funcionamiento de comercios y establecimientos, para impedir que los casos positivos se eleven.

La salud es lo primero, por eso es importante que la población colabore y mantenga las medidas sanitarias indicadas para sumar al esfuerzo de romper cadenas de contagio.

Mientras tanto, el gobierno de Marco Mena ha manifestado su interés por comprar vacunas, pues cuenta con la disposición financiera para adquirirlas si hay disponibilidad en el mercado, y avanzar en la tarea institucional de proteger la salud de los tlaxcaltecas ante el virus.

Tlaxcala tiene una adecuada estructura estatal para apoyar el proceso de aplicación de las dosis de acuerdo con los lineamientos específicos que ha emitido el Gobierno Federal, pero también la voluntad institucional para agotar los medios que garanticen las tareas de prevenir y dar atención a la población más vulnerable en esta pandemia.

En Tlaxcala, la atención de la emergencia sanitaria es lo prioritario. El Gobernador Marco Mena ha dado seguimiento a la estrategia de vacunación contra Covid-19, a efecto de garantizar el cumplimiento de sus respectivas etapas en beneficio de los tlaxcaltecas.

Al momento, el estado ha recibido dos dotaciones del biológico, que consistieron en 4 mil 875 y mil 950 dosis, respectivamente.

Estas vacunas se han aplicado a trabajadores de la salud de ocho hospitales del estado, quienes se encuentran en la primera línea de atención a pacientes y combate al coronavirus.

Esto significa que no sólo se ha atendido al personal médico, sino también a las personas que laboran en los nosocomios, como trabajadores de ambulancias, salas de urgencias, áreas de recepción y limpieza, dada su labor de riesgo.

Hasta ahora, las autoridades no han tenido ninguna dificultad logística, ni tampoco alguna reacción en quienes ya han recibido las dosis.

Ello resulta muy positivo, porque el gobierno estatal demuestra que, con seriedad, con responsabilidad y con resultados, Tlaxcala resiste la pandemia, y busca generar condiciones para volver a crecer en el menor tiempo posible.

El estado posee capacidad hospitalaria para atender a pacientes de Covid-19 y, actualmente, hay disponibilidad de camas con ventilador para las personas que requieran hospitalización.

Las medidas emergentes que, de modo extraordinario, aprobó el Gobierno del Estado, a través del Consejo Estatal de Salud, buscan contener el repunte de casos ocasionado por las celebraciones decembrinas, en las que, desafortunadamente, a pesar del llamado de las autoridades, muchos hogares bajaron la guardia.

Y es en este contexto justamente que ahora hay una vigilancia más estricta para identificar y restringir situaciones que impliquen un mayor flujo de personas, como fiestas privadas, celebraciones en comunidades, o violaciones a los horarios y funcionamiento de comercios y establecimientos, para impedir que los casos positivos se eleven.

La salud es lo primero, por eso es importante que la población colabore y mantenga las medidas sanitarias indicadas para sumar al esfuerzo de romper cadenas de contagio.

Mientras tanto, el gobierno de Marco Mena ha manifestado su interés por comprar vacunas, pues cuenta con la disposición financiera para adquirirlas si hay disponibilidad en el mercado, y avanzar en la tarea institucional de proteger la salud de los tlaxcaltecas ante el virus.

Tlaxcala tiene una adecuada estructura estatal para apoyar el proceso de aplicación de las dosis de acuerdo con los lineamientos específicos que ha emitido el Gobierno Federal, pero también la voluntad institucional para agotar los medios que garanticen las tareas de prevenir y dar atención a la población más vulnerable en esta pandemia.