/ viernes 8 de octubre de 2021

Mirador del sur | Alcohol y tragedia

El inicio de las administraciones públicas en el sur del estado ha sido cuestionado por el mal comportamiento de servidores públicos.

Y dentro de esta cultura de la indisciplina y la irresponsabilidad, el consumo de bebidas embriagantes derivó en un hecho trágico: trabajadores del ayuntamiento de Axocomanitla, el sábado pasado, abusaron de la ingesta de alcohol y terminaron la "parranda" volcando la unidad vehicular en la que transitaban.

En el accidente murió Luis Genaro Tuxpan, a quien un mes le duró el gusto de ser el director de obras públicas de su comuna.

Mucho se ha hablado del hecho que arrebató la vida al funcionario de Axocomanitla, por lo que la Procuraduría General de Justicia del Estado tendrá que aclarar el hecho y deslindar de responsabilidades a quienes no tuvieron culpa en el accidente.

Este caso se asemeja a otros actos en esta región donde funcionarios municipales han sido captados ebrios y conduciendo en sentido contrario cerca de carretera federal.

Esto refleja que los presidentes municipales han designado a personas no coherentes, tampoco equilibradas y que generan dudas sobre si tienen el perfil para ocupar cargos públicos.

INDIFERENCIA

Es evidente que hay alcaldes que se desentienden de sus malas contrataciones, las que hacen por compadrazgo, amiguismo, pero no por talento y preparación.

En las comunas imperan perfiles de los que no hay vocación ni tampoco conocimiento a fondo para desempeñar sus funciones, en pocas palabras abundan las improvisaciones y en consecuencia se gestan los malos gobiernos.

PAPALOTLA Y SU FERIA

Cuando las condiciones no son las adecuadas para abrir el abanico y organizar eventos de masividad humana, en Papalotla al gobierno local se le olvidó que el mundo atraviesa por el peor momento de salud público en el último siglo.

El arranque de la feria anual en honor a San Francisco de Asís ha sido con desfiles de carnaval, muestras gastronómicas y alta concentración de personas en el centro de la población.

Es criticable la actitud del alcalde Juan Octavio Rojas Cruz, quien debe asumir un papel de mayor compromiso y no el propio de un ignorante que desconoce las graves consecuencias que dejan los contagios en esta pandemia de Covid-19.

Aquí también es importante que las autoridades estatales actúen con mano dura y eviten estos actos de masividad, de no hacerlo forman parte del desorden y la complicidad.

Por parte de la sociedad civil, debe haber conciencia y estar alerta al mal momento que vivimos, por lo que no acudir a los eventos convocados por la autoridad municipales es una obligación y un acierto, además de poner el ejemplo de lo que es correcto hacer.

El inicio de las administraciones públicas en el sur del estado ha sido cuestionado por el mal comportamiento de servidores públicos.

Y dentro de esta cultura de la indisciplina y la irresponsabilidad, el consumo de bebidas embriagantes derivó en un hecho trágico: trabajadores del ayuntamiento de Axocomanitla, el sábado pasado, abusaron de la ingesta de alcohol y terminaron la "parranda" volcando la unidad vehicular en la que transitaban.

En el accidente murió Luis Genaro Tuxpan, a quien un mes le duró el gusto de ser el director de obras públicas de su comuna.

Mucho se ha hablado del hecho que arrebató la vida al funcionario de Axocomanitla, por lo que la Procuraduría General de Justicia del Estado tendrá que aclarar el hecho y deslindar de responsabilidades a quienes no tuvieron culpa en el accidente.

Este caso se asemeja a otros actos en esta región donde funcionarios municipales han sido captados ebrios y conduciendo en sentido contrario cerca de carretera federal.

Esto refleja que los presidentes municipales han designado a personas no coherentes, tampoco equilibradas y que generan dudas sobre si tienen el perfil para ocupar cargos públicos.

INDIFERENCIA

Es evidente que hay alcaldes que se desentienden de sus malas contrataciones, las que hacen por compadrazgo, amiguismo, pero no por talento y preparación.

En las comunas imperan perfiles de los que no hay vocación ni tampoco conocimiento a fondo para desempeñar sus funciones, en pocas palabras abundan las improvisaciones y en consecuencia se gestan los malos gobiernos.

PAPALOTLA Y SU FERIA

Cuando las condiciones no son las adecuadas para abrir el abanico y organizar eventos de masividad humana, en Papalotla al gobierno local se le olvidó que el mundo atraviesa por el peor momento de salud público en el último siglo.

El arranque de la feria anual en honor a San Francisco de Asís ha sido con desfiles de carnaval, muestras gastronómicas y alta concentración de personas en el centro de la población.

Es criticable la actitud del alcalde Juan Octavio Rojas Cruz, quien debe asumir un papel de mayor compromiso y no el propio de un ignorante que desconoce las graves consecuencias que dejan los contagios en esta pandemia de Covid-19.

Aquí también es importante que las autoridades estatales actúen con mano dura y eviten estos actos de masividad, de no hacerlo forman parte del desorden y la complicidad.

Por parte de la sociedad civil, debe haber conciencia y estar alerta al mal momento que vivimos, por lo que no acudir a los eventos convocados por la autoridad municipales es una obligación y un acierto, además de poner el ejemplo de lo que es correcto hacer.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 26 de noviembre de 2021

Mirador del Sur | El inesperado adiós de Javier López Díaz

Habitantes de la región sur de Tlaxcala estaban muy identificados con la voz del periodista radiofónico

Francisco H. Reyes

lunes 25 de octubre de 2021

Blanco y Negro | Complicado

Complicado luce el desenlace del torneo regular Apertura 2021 de la Liga de Expansión MX para los Coyotes de Tlaxcala

Francisco H. Reyes

Cargar Más