/ viernes 12 de noviembre de 2021

Mirador del sur | Siguen los problemas en Xicohtzinco

Pasan los días sin que sea resuelto el conflicto de Xicohtzinco, comuna que va para cinco meses sin gobernabilidad.

El grupo inconforme con la administración anterior de José Isabel Badillo Jaramillo y la presente de Luis Ángel Barroso Ramírez, mantiene tomada la alcaldía y no se ve claro cuándo se retirará.

Los brotes de violencia tienen a la comuna con los focos rojos encendidos, por lo que el tema no ha tenido una salida, a pesar de la mediación de la Secretaría de Gobierno.

Entre los habitantes flota en sus exigencias la petición de que Barroso Ramírez pida licencia definitiva para que proceda el Congreso a desaparecer el ayuntamiento y crear la figura de un concejo municipal.

Por lo pronto, el Órgano de Fiscalización Superior, el que no es bien visto en esta región por sus presuntos arreglos con municipios para cometer irregularidades financieras, y el gobierno local que concluyó en agosto pasado no han cerrado la entrega-recepción.

¿Y EL EXALCALDE?

En Xicohtzinco la gente se pregunta dónde está el expresidente municipal, José Isabel Badillo Jaramillo, acusado de intentar asesinar a su cuñado Fernando N. quien integra el Movimiento por la Recuperación de Xicohtzinco.

No da la cara por lo que, como prófugo de la justicia, es sabedor que de ser capturado le esperan muchos días en la cárcel.

Su acto irracional alteró la continuidad de su proyecto en el gobierno municipal, ya que Barroso obedece a sus intereses. Ante la lejanía está en duda si el exdirector de Obras Públicos obedece todavía las decisiones del barbado personaje surgido del Partido de la Revolución Democrática.

¿DISTRACCIÓN O SIMULACIÓN?

Parece que el alcalde de Zacatelco, Hildeberto Pérez Álvarez, no se encuentra en plenitud de facultades, ya que se muestra distraído o esquiva preguntas de reporteros sobre la situación de la inseguridad pública, que le ha dado continuidad para hacerla una costumbre en el municipio.

El señor debe entender que hay que actuar con claridad y firmeza, pero es criticable el simular que no sabe nada de los hechos ocurridos el pasado fin de semana, eso refleja que no está cumpliendo a la sociedad en proteger su integridad ante malandros.

Respondió que no tuvo reportes de ilícitos el sábado pasado, pero lo hizo cuando le preguntaron por qué la policía municipal no contestó las llamadas telefónicas de los afectados.

Pasan los días sin que sea resuelto el conflicto de Xicohtzinco, comuna que va para cinco meses sin gobernabilidad.

El grupo inconforme con la administración anterior de José Isabel Badillo Jaramillo y la presente de Luis Ángel Barroso Ramírez, mantiene tomada la alcaldía y no se ve claro cuándo se retirará.

Los brotes de violencia tienen a la comuna con los focos rojos encendidos, por lo que el tema no ha tenido una salida, a pesar de la mediación de la Secretaría de Gobierno.

Entre los habitantes flota en sus exigencias la petición de que Barroso Ramírez pida licencia definitiva para que proceda el Congreso a desaparecer el ayuntamiento y crear la figura de un concejo municipal.

Por lo pronto, el Órgano de Fiscalización Superior, el que no es bien visto en esta región por sus presuntos arreglos con municipios para cometer irregularidades financieras, y el gobierno local que concluyó en agosto pasado no han cerrado la entrega-recepción.

¿Y EL EXALCALDE?

En Xicohtzinco la gente se pregunta dónde está el expresidente municipal, José Isabel Badillo Jaramillo, acusado de intentar asesinar a su cuñado Fernando N. quien integra el Movimiento por la Recuperación de Xicohtzinco.

No da la cara por lo que, como prófugo de la justicia, es sabedor que de ser capturado le esperan muchos días en la cárcel.

Su acto irracional alteró la continuidad de su proyecto en el gobierno municipal, ya que Barroso obedece a sus intereses. Ante la lejanía está en duda si el exdirector de Obras Públicos obedece todavía las decisiones del barbado personaje surgido del Partido de la Revolución Democrática.

¿DISTRACCIÓN O SIMULACIÓN?

Parece que el alcalde de Zacatelco, Hildeberto Pérez Álvarez, no se encuentra en plenitud de facultades, ya que se muestra distraído o esquiva preguntas de reporteros sobre la situación de la inseguridad pública, que le ha dado continuidad para hacerla una costumbre en el municipio.

El señor debe entender que hay que actuar con claridad y firmeza, pero es criticable el simular que no sabe nada de los hechos ocurridos el pasado fin de semana, eso refleja que no está cumpliendo a la sociedad en proteger su integridad ante malandros.

Respondió que no tuvo reportes de ilícitos el sábado pasado, pero lo hizo cuando le preguntaron por qué la policía municipal no contestó las llamadas telefónicas de los afectados.

ÚLTIMASCOLUMNAS