/ viernes 30 de octubre de 2020

Mirador del sur | Teolocholco y el hospital

Vaya que en esta región falta madurez y unidad en temas de interés general. Teolocholco es el último caso donde la iniciativa de las autoridades municipales se ha visto afectada por diferentes puntos de vista y la creación de conflictos en la relatividad del tema, que han generado desorden, ruido y confusión.

El Hospital de Zona del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que pretenden construir en esta región, es una esperanza para un servicio de alta especialidad, además de que daría apertura a cientos de empleos, pero en resumen, la división no les ayuda.

El asunto es que el ayuntamiento posee cuatro hectáreas de las seis requeridas, esta área tiene que escriturarse para avanzar, pero un detalle que inquieta es que un fragmento de este espacio está embargado por un juicio laboral y por cuestión legal retrasaría su regularización notarial.

Otro problema que se presenta es el faltante de 1.9 hectáreas, el de la propiedad privada, que deberá ceder o vender para seguir el trámite.

El fin de semana pasado acordaron la entrega de los terrenos, eso es cierto, pero también hay voces que se oponen al proyecto, porque según beneficiaría solamente a derechohabientes del IMSS y que las negociaciones de los predios conllevan a un desvío de recursos, fondo que cuenta el ayuntamiento, para fines personales.

Sin duda que en el sur del estado hay personas que se oponen al progreso, son felices en su condición actual, lo hemos visto en Zacatelco donde se han opuesto a obras de impacto social como la Universidad Politécnica de Tlaxcala, que terminó por irse a San Pedro Xalcatzingo, Tepeyanco.

En el caso de Teolocholco es conveniente que eviten la división de opiniones, que se presta a chantajes y a manejar puntos de vista personales e incluso a atacarse unos a otros, ahí lo que necesitan es dar fuerza a la voz unificada, que favorezca el proyecto y colaborar inmediatamente en los trámites, porque de lo contrario se quedarán sin hospital.

La magna obra está proyectada por el IMSS para que sea inaugurada antes de que concluya el sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

¿Se hará realidad o quedará para el olvido?

Vaya que en esta región falta madurez y unidad en temas de interés general. Teolocholco es el último caso donde la iniciativa de las autoridades municipales se ha visto afectada por diferentes puntos de vista y la creación de conflictos en la relatividad del tema, que han generado desorden, ruido y confusión.

El Hospital de Zona del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que pretenden construir en esta región, es una esperanza para un servicio de alta especialidad, además de que daría apertura a cientos de empleos, pero en resumen, la división no les ayuda.

El asunto es que el ayuntamiento posee cuatro hectáreas de las seis requeridas, esta área tiene que escriturarse para avanzar, pero un detalle que inquieta es que un fragmento de este espacio está embargado por un juicio laboral y por cuestión legal retrasaría su regularización notarial.

Otro problema que se presenta es el faltante de 1.9 hectáreas, el de la propiedad privada, que deberá ceder o vender para seguir el trámite.

El fin de semana pasado acordaron la entrega de los terrenos, eso es cierto, pero también hay voces que se oponen al proyecto, porque según beneficiaría solamente a derechohabientes del IMSS y que las negociaciones de los predios conllevan a un desvío de recursos, fondo que cuenta el ayuntamiento, para fines personales.

Sin duda que en el sur del estado hay personas que se oponen al progreso, son felices en su condición actual, lo hemos visto en Zacatelco donde se han opuesto a obras de impacto social como la Universidad Politécnica de Tlaxcala, que terminó por irse a San Pedro Xalcatzingo, Tepeyanco.

En el caso de Teolocholco es conveniente que eviten la división de opiniones, que se presta a chantajes y a manejar puntos de vista personales e incluso a atacarse unos a otros, ahí lo que necesitan es dar fuerza a la voz unificada, que favorezca el proyecto y colaborar inmediatamente en los trámites, porque de lo contrario se quedarán sin hospital.

La magna obra está proyectada por el IMSS para que sea inaugurada antes de que concluya el sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

¿Se hará realidad o quedará para el olvido?

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 20 de noviembre de 2020

Mirador del Sur | Las cuotas escolares reaparecen

Todavía insisten comités de padres de familia en exigir cuotas escolares, según ellos, para mantenimiento y gastos de operatividad

Francisco H. Reyes

Cargar Más