/ lunes 6 de septiembre de 2021

Nada Personal | Del dicho al hecho...

Atrás quedaron los discursos de campaña y, una vez asentados en el poder, varios políticos convertidos en autoridades tlaxcaltecas han comenzado a hacer justo lo que habían dicho que evitarían.

Los siete exdiputados locales integrados la semana pasada al gabinete de la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros, cuyo paso por el Congreso del Estado quedará inscrito ‘en letras de oro’ por sus excesos, abusos y presuntos actos de corrupción mediante el llamado “fondo moche”, son el claro ejemplo.

La llegada de Michael Brito Vázquez, en Sepuede; Miguel Piedras Díaz, en ITIFE; Mayra Vázquez Velázquez, en Cossies; Luz Vera Díaz, en Conalep; Víctor Castro López como rector de la UPTx Región Poniente; Ana Bertha Mastranzo Corona, en Coespo y María del Rayo Netzahual Ilhuicatzi, en el Patronato “La Libertad” Centro Cultural servirá como prueba para saber si así como supieron cobrar mucho trabajando poco como diputados, ahora demuestran que cuentan con la capacidad y perfil para defender su cargo.

Bochornoso fue el espectáculo que brindó la exlegisladora Ana Bertha Mastranzo al negarse a ceder el control de las oficinas de Cossies a su homóloga Mayra Vázquez, con el pretexto de que carecía de su nombramiento oficial, pese a que ambas rindieron protesta juntas, hecho que evidencia que las palabras de la gobernadora de “conducirse con respeto y profesionalismo” les entró por un oído y les salió por el otro.

Si se trata de “dejar huella”, como se los pidió la titular del Ejecutivo, las dos exdiputadas ya lo hicieron al evidenciar desorganización y pugnas, como ocurre en otras dependencias.

Otro diputado que tampoco se quedó atrás y logró encontrar chamba muy rápido es Omar Milton López Avendaño, quien fue designado por el alcalde de Apizaco, Pablo Badillo Sánchez, como director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado, como pago por formar parte del grupo político que encabeza Adolfo Escobar Jardínez.

PRIMOR

En donde se vive un verdadero PRIMOR es en el municipio de Chiautempan.

Resulta que el alcalde de Morena, Gustavo Jiménez Romero, recicló a funcionarios del detestado priista Héctor Domínguez Rugerio y los incorporó a su gobierno.

Se trata de Blanca Angulo Meneses, quien en la nueva administración ocupa el cargo de Jefe de Oficina de la Presidencia; en tanto, Mario Olivares Pérez, Secretario Particular del cuestionado exalcalde durante cuatro años, ahora es director de Desarrollo Municipal.

Israel Corona Pérez, exdirector de Protección Civil y cercano tanto al exmunícipe como con el exsecretario del Ayuntamiento, Nicolás Gutiérrez, ahora asumió la dirección de Gobernación y María de Jesús Pérez Pérez, exdirectora del Instituto de la Mujer, ahora fue nombrada como Secretaria Ejecutiva del Sistema Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes de Tlaxcala.

A los nombres de los priistas chiautempenses integrados al nuevo gobierno se suman Guadalupe Corona, exasistente de Linda Marina Munive Temoltzin, Arely Escobar Bello, expresidenta del PRI municipal e integrante de la estructura del extinto Florentino Domínguez, y Agustín Durán Córdova, quien en la administración capitalina de Anabell Ávalos Zempoalteca se desempeñó como director de Vialidad y posteriormente titular de Seguridad Pública.

En tanto, el intolerante Carlos Cerdio, titular de la Cossies de septiembre de 2019 a agosto de 2021 –en el gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez-, fue propuesto por Gustavo Jiménez como secretario del Ayuntamiento, aunque hasta hoy no ha sido ratificado por el Cabildo.

Otros personajes incluidos en el nuevo gobierno de Chiautempan son: Lázaro Netzahuatl Teomitzi, líder de comerciantes de Guadalupe Ixcotla, identificado por muchos años con el partido PRD y recién incorporado a las filas de Morena, así como Abraham Fragoso Mendoza, también experredista afín al grupo de Santiago Sesín Maldonado.

En tanto, se sabe que el director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del municipio de Chiautempan, Vicente Fernández Aquino, pertenece al grupo del exgobernador Alfonso Sánchez Anaya y es de los pocos morenistas que lograron ser considerados.

No cabe duda que el proceso electoral los divide, pero ya en el gobierno se juntan.

Atrás quedaron los discursos de campaña y, una vez asentados en el poder, varios políticos convertidos en autoridades tlaxcaltecas han comenzado a hacer justo lo que habían dicho que evitarían.

Los siete exdiputados locales integrados la semana pasada al gabinete de la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros, cuyo paso por el Congreso del Estado quedará inscrito ‘en letras de oro’ por sus excesos, abusos y presuntos actos de corrupción mediante el llamado “fondo moche”, son el claro ejemplo.

La llegada de Michael Brito Vázquez, en Sepuede; Miguel Piedras Díaz, en ITIFE; Mayra Vázquez Velázquez, en Cossies; Luz Vera Díaz, en Conalep; Víctor Castro López como rector de la UPTx Región Poniente; Ana Bertha Mastranzo Corona, en Coespo y María del Rayo Netzahual Ilhuicatzi, en el Patronato “La Libertad” Centro Cultural servirá como prueba para saber si así como supieron cobrar mucho trabajando poco como diputados, ahora demuestran que cuentan con la capacidad y perfil para defender su cargo.

Bochornoso fue el espectáculo que brindó la exlegisladora Ana Bertha Mastranzo al negarse a ceder el control de las oficinas de Cossies a su homóloga Mayra Vázquez, con el pretexto de que carecía de su nombramiento oficial, pese a que ambas rindieron protesta juntas, hecho que evidencia que las palabras de la gobernadora de “conducirse con respeto y profesionalismo” les entró por un oído y les salió por el otro.

Si se trata de “dejar huella”, como se los pidió la titular del Ejecutivo, las dos exdiputadas ya lo hicieron al evidenciar desorganización y pugnas, como ocurre en otras dependencias.

Otro diputado que tampoco se quedó atrás y logró encontrar chamba muy rápido es Omar Milton López Avendaño, quien fue designado por el alcalde de Apizaco, Pablo Badillo Sánchez, como director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado, como pago por formar parte del grupo político que encabeza Adolfo Escobar Jardínez.

PRIMOR

En donde se vive un verdadero PRIMOR es en el municipio de Chiautempan.

Resulta que el alcalde de Morena, Gustavo Jiménez Romero, recicló a funcionarios del detestado priista Héctor Domínguez Rugerio y los incorporó a su gobierno.

Se trata de Blanca Angulo Meneses, quien en la nueva administración ocupa el cargo de Jefe de Oficina de la Presidencia; en tanto, Mario Olivares Pérez, Secretario Particular del cuestionado exalcalde durante cuatro años, ahora es director de Desarrollo Municipal.

Israel Corona Pérez, exdirector de Protección Civil y cercano tanto al exmunícipe como con el exsecretario del Ayuntamiento, Nicolás Gutiérrez, ahora asumió la dirección de Gobernación y María de Jesús Pérez Pérez, exdirectora del Instituto de la Mujer, ahora fue nombrada como Secretaria Ejecutiva del Sistema Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes de Tlaxcala.

A los nombres de los priistas chiautempenses integrados al nuevo gobierno se suman Guadalupe Corona, exasistente de Linda Marina Munive Temoltzin, Arely Escobar Bello, expresidenta del PRI municipal e integrante de la estructura del extinto Florentino Domínguez, y Agustín Durán Córdova, quien en la administración capitalina de Anabell Ávalos Zempoalteca se desempeñó como director de Vialidad y posteriormente titular de Seguridad Pública.

En tanto, el intolerante Carlos Cerdio, titular de la Cossies de septiembre de 2019 a agosto de 2021 –en el gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez-, fue propuesto por Gustavo Jiménez como secretario del Ayuntamiento, aunque hasta hoy no ha sido ratificado por el Cabildo.

Otros personajes incluidos en el nuevo gobierno de Chiautempan son: Lázaro Netzahuatl Teomitzi, líder de comerciantes de Guadalupe Ixcotla, identificado por muchos años con el partido PRD y recién incorporado a las filas de Morena, así como Abraham Fragoso Mendoza, también experredista afín al grupo de Santiago Sesín Maldonado.

En tanto, se sabe que el director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del municipio de Chiautempan, Vicente Fernández Aquino, pertenece al grupo del exgobernador Alfonso Sánchez Anaya y es de los pocos morenistas que lograron ser considerados.

No cabe duda que el proceso electoral los divide, pero ya en el gobierno se juntan.

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 25 de octubre de 2021

Nada personal | Sedeco

Si en estos días alguien visita las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Económico, llévele de paso un Dramamine

Moisés Morales Del Razo

Cargar Más