/ lunes 9 de agosto de 2021

Nada Personal | Feminicidios

Los focos de alarma están encendidos por los constantes feminicidios que ocurren en Tlaxcala. Los registros oficiales refieren que durante el gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez (2017-2021) han ocurrido 24 casos, todos judicializados con 15 personas detenidas y 5 órdenes pendientes como objetivos de detención. Empero, para organizaciones de activistas las muertes violentas de mujeres se cuentan por decenas en los últimos años en el territorio tlaxcalteca.

Para el colectivo Mujer y Utopía, en el primer semestre de 2021 han ocurrido al menos 12 feminicidios, pero la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) solo ha atraído seis bajo esa línea de investigación, entre ellos el sonado caso de la joven Ana Karen N., ocurrido en Apizaco y el suscitado la semana pasada en Huamantla, en contra de una menor de edad que se negó a retomar su relación sentimental con su novio.

El mismo colectivo refiere el registro de 31 posibles casos de feminicidio durante 2020, pero la PGJE solo tiene seis procesos abiertos, los cuales están en etapa intermedia, de investigación y de acusación. En 2019 hubo 4; en 2018 tres y en 2017 dos registrados. Empero, más allá de las cifras, es urgente que Tlaxcala dé un salto en su estrategia para combatir este flagelo.

Y es que si bien la PGJE, al mando de José Antonio Aquiahuatl Sánchez, ha cumplido con su trabajo mediante la pronta investigación y detención de varios imputados, resulta necesario que no exista negativa para tipificar toda muerte violenta de mujeres como feminicidio.

De ahí la importancia de la Declaratoria de Alerta de Violencia contra las Mujeres en el Estado de Tlaxcala que será emitida en los próximos días por parte de la Secretaría de Gobernación, como lo anunció en su reciente visita a la entidad el Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración del Gobierno Federal, Alejandro Encinas Rodríguez.

RETO

“Desde el primer día los tlaxcaltecas notarán que los gobierna una mujer”, han sido las palabras de la gobernadora electa, Lorena Cuéllar Cisneros, en distintos foros. La próxima primera nueva gobernadora del país, que rendirá protesta al cargo el 31 de agosto en el Estadio Tlahuicole, también ha dicho que por ser la mujer más votada del país en los comicios del pasado 6 de junio y lograr para Tlaxcala el primer lugar en participación ciudadana, tiene una gran responsabilidad con las mujeres.

El reto para la morenista es muy grande, aunque seguramente su larga trayectoria en el servicio público como diputada local, alcaldesa del municipio capitalino, diputada federal, senadora y delegada del Bienestar, le permitirá contar con la sensibilidad necesaria para atender los constantes feminicidios en todas sus vertientes.

AVANCES

Desde el pasado 18 de marzo, la PGJE puso en marcha la Unidad Especializada para la Investigación de Feminicidios, con la finalidad de investigar los hechos constitutivos de delitos en el ámbito de su competencia y brindar a las víctimas acceso directo a la justicia.

La Unidad está a cargo de Clara Texis Guerrero, con más de 15 años de experiencia en la defensa jurídica de las victimas al desempeñarse en la procuración de justicia como agente del Ministerio Público de la Unidad de Investigación Especializada en Delitos de Violencia de Género y Violencia Intrafamiliar, así como de Homicidios Dolosos, entre otras adscripciones, pero carece de un equipo de trabajo especializado para atender cada feminicidio con la trascendencia que amerita.

Los focos de alarma están encendidos por los constantes feminicidios que ocurren en Tlaxcala. Los registros oficiales refieren que durante el gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez (2017-2021) han ocurrido 24 casos, todos judicializados con 15 personas detenidas y 5 órdenes pendientes como objetivos de detención. Empero, para organizaciones de activistas las muertes violentas de mujeres se cuentan por decenas en los últimos años en el territorio tlaxcalteca.

Para el colectivo Mujer y Utopía, en el primer semestre de 2021 han ocurrido al menos 12 feminicidios, pero la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) solo ha atraído seis bajo esa línea de investigación, entre ellos el sonado caso de la joven Ana Karen N., ocurrido en Apizaco y el suscitado la semana pasada en Huamantla, en contra de una menor de edad que se negó a retomar su relación sentimental con su novio.

El mismo colectivo refiere el registro de 31 posibles casos de feminicidio durante 2020, pero la PGJE solo tiene seis procesos abiertos, los cuales están en etapa intermedia, de investigación y de acusación. En 2019 hubo 4; en 2018 tres y en 2017 dos registrados. Empero, más allá de las cifras, es urgente que Tlaxcala dé un salto en su estrategia para combatir este flagelo.

Y es que si bien la PGJE, al mando de José Antonio Aquiahuatl Sánchez, ha cumplido con su trabajo mediante la pronta investigación y detención de varios imputados, resulta necesario que no exista negativa para tipificar toda muerte violenta de mujeres como feminicidio.

De ahí la importancia de la Declaratoria de Alerta de Violencia contra las Mujeres en el Estado de Tlaxcala que será emitida en los próximos días por parte de la Secretaría de Gobernación, como lo anunció en su reciente visita a la entidad el Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración del Gobierno Federal, Alejandro Encinas Rodríguez.

RETO

“Desde el primer día los tlaxcaltecas notarán que los gobierna una mujer”, han sido las palabras de la gobernadora electa, Lorena Cuéllar Cisneros, en distintos foros. La próxima primera nueva gobernadora del país, que rendirá protesta al cargo el 31 de agosto en el Estadio Tlahuicole, también ha dicho que por ser la mujer más votada del país en los comicios del pasado 6 de junio y lograr para Tlaxcala el primer lugar en participación ciudadana, tiene una gran responsabilidad con las mujeres.

El reto para la morenista es muy grande, aunque seguramente su larga trayectoria en el servicio público como diputada local, alcaldesa del municipio capitalino, diputada federal, senadora y delegada del Bienestar, le permitirá contar con la sensibilidad necesaria para atender los constantes feminicidios en todas sus vertientes.

AVANCES

Desde el pasado 18 de marzo, la PGJE puso en marcha la Unidad Especializada para la Investigación de Feminicidios, con la finalidad de investigar los hechos constitutivos de delitos en el ámbito de su competencia y brindar a las víctimas acceso directo a la justicia.

La Unidad está a cargo de Clara Texis Guerrero, con más de 15 años de experiencia en la defensa jurídica de las victimas al desempeñarse en la procuración de justicia como agente del Ministerio Público de la Unidad de Investigación Especializada en Delitos de Violencia de Género y Violencia Intrafamiliar, así como de Homicidios Dolosos, entre otras adscripciones, pero carece de un equipo de trabajo especializado para atender cada feminicidio con la trascendencia que amerita.

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 25 de octubre de 2021

Nada personal | Sedeco

Si en estos días alguien visita las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Económico, llévele de paso un Dramamine

Moisés Morales Del Razo

Cargar Más