/ lunes 8 de noviembre de 2021

Nada Personal | Observatorio

Aunque existan políticos que todavía no lo quieran ver, los mexicanos vivimos una nueva revolución social de la que la entidad tlaxcalteca no es ajena.

Las mujeres son quienes encabezan este movimiento transformador que inició hace algunos años con el respeto a la equidad de género y poco a poco ha escalado hasta llegar a las decisiones de gobierno.

El surgimiento del Observatorio Legislativo, que encabeza la excandidata a la gubernatura Eréndira Jiménez Montiel, es muestra clara de la activa participación de la sociedad civil organizada en las decisiones político-sociales que a todos nos pueden beneficiar o afectar.

La iniciativa de la excongresista local es buena para dar seguimiento a las actividades de los 25 diputados, la mayoría de filiación morenista, que integran la 64 Legislatura.

El hartazgo y decepción de los tlaxcaltecas hacia sus diputados es tal por su falta de congruencia entre sus promesas de campaña y su desempeño en el cargo.

No solo eso, sus iniciativas legislativas en muchos casos han rayado en lo absurdo y en más de lo mismo, pues en nada benefician realmente a los ciudadanos que dicen representar.

En caso contrario, existe otro tipo de legisladores que solo ocupan el cargo para saciar sus intereses mezquinos y cumplir sus anhelos personales de enriquecimiento a costa del presupuesto, ya sea mediante la entrega de calentadores solares, televisores, animales o herramientas para el campo.

Aunque el Observatorio de momento solo vigilará la función legislativa, sería sano que ampliara su labor hacia la fiscalización y la gestión que en la pasada integración del Congreso dio mucho de qué hablar, sobre todo al ser avaladas cuentas públicas pese a que su sentido original era reprobatorio por un mal uso de los recursos públicos, así como por el discrecional uso del llamado “fondo moche”.

Como toda organización social, el Observatorio Legislativo es perfectible y seguramente en el camino tendrá muchas correcciones y una depuración natural de sus integrantes, pues sinceramente algunos de ellos no tienen nada que hacer ahí.

Y aunque cuenta con perfiles diversos (desde lo académico hasta lo político), habrá temas puntuales que forzosamente necesitarán de una asesoría especializada.

Lo que no se puede dudar es que este Observatorio también tiene como naturaleza una labor política y en ese campo Eréndira Jiménez ya tiene un buen trecho recorrido, de cara a los comicios de 2024 en los que seguramente buscará una candidatura al Congreso de la Unión.

INTERE$ADO

¿Les suena el nombre de David Cabrera? Se trata del acomplejado excomisionado del IAIP que echó a perder su corta carrera en el servicio público en su necedad por destituir del cargo a Marlene Alonso como presidenta del instituto de transparencia.

Resulta que, fiel a su estilo, una vez que el Congreso del Estado aprobó la convocatoria que regula el proceso de selección del comisionad@ que sustituirá a Fernando Hernández López, quien termina su cargo a finales de diciembre, anda cabildeando para que nombren a uno de sus amigos.

Su ilusa actitud es tal que presume que dos de los tres sínodos elegidos para los exámenes oral y escrito de evaluación, son sus ‘cuates’ y harán caso de su recomendación.

Lo que David Cabrera olvida es que la presidenta de la comisión especial para el proceso de elección y designación de la nueva o nuevo comisionado del IAIP es la diputada Blanca Águila Lima, aquella a la que en antaño también trató de arrebatarle el trono del Sindicato de la Sesa cuando éste se desempeñaba como cajero del Hospital General de Tlaxcala.

De momento, el próximo 15 y 16 de noviembre será el registro de aspirantes y seguramente muchos nombres conocidos se verán en esa larga lista, de la que solo una persona y su suplente tendrá la gracia de ser electos para desempeñar el cargo a partir del 3 de enero de 2022 y por un periodo de siete años. ¡Hagan sus apuestas!

NUBARRÓN

El deceso de Jesús Gerardo N. en los separos preventivos de la Dirección de Seguridad Pública y Vialidad de Tlaxcala, metió en un tremendo lío al alcalde Jorge Corichi Fragoso.

Hasta hoy el hecho fatal sigue sin ser esclarecido y por este motivo la Procuraduría General de Justicia del Estado mantiene abierta una carpeta investigación, pues existen muchas dudas y contrariedades en las declaraciones que generó el deceso del albañil conocido en la colonia Loma Bonita como “Chespi”.

Aunque existan políticos que todavía no lo quieran ver, los mexicanos vivimos una nueva revolución social de la que la entidad tlaxcalteca no es ajena.

Las mujeres son quienes encabezan este movimiento transformador que inició hace algunos años con el respeto a la equidad de género y poco a poco ha escalado hasta llegar a las decisiones de gobierno.

El surgimiento del Observatorio Legislativo, que encabeza la excandidata a la gubernatura Eréndira Jiménez Montiel, es muestra clara de la activa participación de la sociedad civil organizada en las decisiones político-sociales que a todos nos pueden beneficiar o afectar.

La iniciativa de la excongresista local es buena para dar seguimiento a las actividades de los 25 diputados, la mayoría de filiación morenista, que integran la 64 Legislatura.

El hartazgo y decepción de los tlaxcaltecas hacia sus diputados es tal por su falta de congruencia entre sus promesas de campaña y su desempeño en el cargo.

No solo eso, sus iniciativas legislativas en muchos casos han rayado en lo absurdo y en más de lo mismo, pues en nada benefician realmente a los ciudadanos que dicen representar.

En caso contrario, existe otro tipo de legisladores que solo ocupan el cargo para saciar sus intereses mezquinos y cumplir sus anhelos personales de enriquecimiento a costa del presupuesto, ya sea mediante la entrega de calentadores solares, televisores, animales o herramientas para el campo.

Aunque el Observatorio de momento solo vigilará la función legislativa, sería sano que ampliara su labor hacia la fiscalización y la gestión que en la pasada integración del Congreso dio mucho de qué hablar, sobre todo al ser avaladas cuentas públicas pese a que su sentido original era reprobatorio por un mal uso de los recursos públicos, así como por el discrecional uso del llamado “fondo moche”.

Como toda organización social, el Observatorio Legislativo es perfectible y seguramente en el camino tendrá muchas correcciones y una depuración natural de sus integrantes, pues sinceramente algunos de ellos no tienen nada que hacer ahí.

Y aunque cuenta con perfiles diversos (desde lo académico hasta lo político), habrá temas puntuales que forzosamente necesitarán de una asesoría especializada.

Lo que no se puede dudar es que este Observatorio también tiene como naturaleza una labor política y en ese campo Eréndira Jiménez ya tiene un buen trecho recorrido, de cara a los comicios de 2024 en los que seguramente buscará una candidatura al Congreso de la Unión.

INTERE$ADO

¿Les suena el nombre de David Cabrera? Se trata del acomplejado excomisionado del IAIP que echó a perder su corta carrera en el servicio público en su necedad por destituir del cargo a Marlene Alonso como presidenta del instituto de transparencia.

Resulta que, fiel a su estilo, una vez que el Congreso del Estado aprobó la convocatoria que regula el proceso de selección del comisionad@ que sustituirá a Fernando Hernández López, quien termina su cargo a finales de diciembre, anda cabildeando para que nombren a uno de sus amigos.

Su ilusa actitud es tal que presume que dos de los tres sínodos elegidos para los exámenes oral y escrito de evaluación, son sus ‘cuates’ y harán caso de su recomendación.

Lo que David Cabrera olvida es que la presidenta de la comisión especial para el proceso de elección y designación de la nueva o nuevo comisionado del IAIP es la diputada Blanca Águila Lima, aquella a la que en antaño también trató de arrebatarle el trono del Sindicato de la Sesa cuando éste se desempeñaba como cajero del Hospital General de Tlaxcala.

De momento, el próximo 15 y 16 de noviembre será el registro de aspirantes y seguramente muchos nombres conocidos se verán en esa larga lista, de la que solo una persona y su suplente tendrá la gracia de ser electos para desempeñar el cargo a partir del 3 de enero de 2022 y por un periodo de siete años. ¡Hagan sus apuestas!

NUBARRÓN

El deceso de Jesús Gerardo N. en los separos preventivos de la Dirección de Seguridad Pública y Vialidad de Tlaxcala, metió en un tremendo lío al alcalde Jorge Corichi Fragoso.

Hasta hoy el hecho fatal sigue sin ser esclarecido y por este motivo la Procuraduría General de Justicia del Estado mantiene abierta una carpeta investigación, pues existen muchas dudas y contrariedades en las declaraciones que generó el deceso del albañil conocido en la colonia Loma Bonita como “Chespi”.

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 25 de octubre de 2021

Nada personal | Sedeco

Si en estos días alguien visita las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Económico, llévele de paso un Dramamine

Moisés Morales Del Razo

Cargar Más