/ martes 18 de agosto de 2020

Tintero | Educación o salud, ¿cuál es la prioridad?

En Tlaxcala tenemos un grave problema de obesidad infantil pues tres de cada diez infantes enfrentan ese mal. De acuerdo con lo documentado por El Sol de Tlaxcala, la entidad se situó en el lugar 15 a nivel nacional en sobrepeso y obesidad, pues reportó 7 % en menores de cinco años de edad, 21 % en menores de 10 (5-9 años) y 32 % en adolescentes, lo que muestra una tendencia al alza y que podría provocar el aumento de enfermedades crónico degenerativa

Cuando había clases, fue constatado en las visitas que realizaron a las escuelas o cuando se acercaron a la población, ya que desconocían, aparte de los grupos de alimentos, las raciones que deberían contemplar en cada tiempo de alimentación o durante todo el día, de ahí que se dificulta fomentar una alimentación correcta.

Pero es un tema que las autoridades estatales y federales ya olvidaron porque han centrado sus esfuerzos en combatir la Covid-19

No solo eso, se han ocupado en que el asunto educativo metodológico dé una respuesta activa al inicio del próximo ciclo escolar.

Solo que existe un caso mayor que ver: hay mala alimentación, depresión y ansiedad de la población por el encierro y eso generará mayores problemas.

La cuarentena o más que ella, sin lugar a dudas, lleva al estrés.

Los niños, jóvenes y adultos entraron a una etapa de confort, en la que están fuera de reglas; no saben qué hacer, qué decidir y qué pensar.

Insisto, las autoridades de los tres niveles de gobierno no conocen cómo resolver esa situación y el Estado está superado en la materia.

Las autoridades dieron prioridad a lo médico y no a la enfermedad.

No hay de otra, se tiene que dejar lo político por lo médico y atender la salud de los ciudadanos.

Explicó por qué: Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud del gobierno de la República, al asumir los destinos de la enfermedad viral por orden presidencial, ahora ve este tema como un trampolín político y desea ser aspirante a la Presidencia de la República.

Y para eso se las gasta viajando, promoviéndose con recursos públicos y haciendo declaraciones públicas sin sentido, cuando la realidad del país es otra.

Eso será su caída en esa posición y la sociedad seguirá con más decesos por la Covid-19.

Luego entonces, nadie puede jugar con la salud de las personas.

EPÍLOGO

1.- PROBLEMA SERIO.- Los operativos para capturar ‘padrotes’ en la zona sur de la entidad no funcionan o no hay, y ahora las mujeres que se dedican al sexoservicio no solo están en una situación de que sean contagiadas por la Covid-19 sino ser un foco de infección.

La actual administración estatal está más que obligada a ejercer acciones que den certeza y seguridad a la gente de que, frente a este ‘cáncer social’, se está haciendo todo no solo para combatirlo sino erradicarlo.

La Organización de las Naciones Unidas se unió contra la trata de personas y nada eso ayudó, aun cuando hubo un acuerdo con las fuerzas federales y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional.

En Tlaxcala tenemos un grave problema de obesidad infantil pues tres de cada diez infantes enfrentan ese mal. De acuerdo con lo documentado por El Sol de Tlaxcala, la entidad se situó en el lugar 15 a nivel nacional en sobrepeso y obesidad, pues reportó 7 % en menores de cinco años de edad, 21 % en menores de 10 (5-9 años) y 32 % en adolescentes, lo que muestra una tendencia al alza y que podría provocar el aumento de enfermedades crónico degenerativa

Cuando había clases, fue constatado en las visitas que realizaron a las escuelas o cuando se acercaron a la población, ya que desconocían, aparte de los grupos de alimentos, las raciones que deberían contemplar en cada tiempo de alimentación o durante todo el día, de ahí que se dificulta fomentar una alimentación correcta.

Pero es un tema que las autoridades estatales y federales ya olvidaron porque han centrado sus esfuerzos en combatir la Covid-19

No solo eso, se han ocupado en que el asunto educativo metodológico dé una respuesta activa al inicio del próximo ciclo escolar.

Solo que existe un caso mayor que ver: hay mala alimentación, depresión y ansiedad de la población por el encierro y eso generará mayores problemas.

La cuarentena o más que ella, sin lugar a dudas, lleva al estrés.

Los niños, jóvenes y adultos entraron a una etapa de confort, en la que están fuera de reglas; no saben qué hacer, qué decidir y qué pensar.

Insisto, las autoridades de los tres niveles de gobierno no conocen cómo resolver esa situación y el Estado está superado en la materia.

Las autoridades dieron prioridad a lo médico y no a la enfermedad.

No hay de otra, se tiene que dejar lo político por lo médico y atender la salud de los ciudadanos.

Explicó por qué: Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud del gobierno de la República, al asumir los destinos de la enfermedad viral por orden presidencial, ahora ve este tema como un trampolín político y desea ser aspirante a la Presidencia de la República.

Y para eso se las gasta viajando, promoviéndose con recursos públicos y haciendo declaraciones públicas sin sentido, cuando la realidad del país es otra.

Eso será su caída en esa posición y la sociedad seguirá con más decesos por la Covid-19.

Luego entonces, nadie puede jugar con la salud de las personas.

EPÍLOGO

1.- PROBLEMA SERIO.- Los operativos para capturar ‘padrotes’ en la zona sur de la entidad no funcionan o no hay, y ahora las mujeres que se dedican al sexoservicio no solo están en una situación de que sean contagiadas por la Covid-19 sino ser un foco de infección.

La actual administración estatal está más que obligada a ejercer acciones que den certeza y seguridad a la gente de que, frente a este ‘cáncer social’, se está haciendo todo no solo para combatirlo sino erradicarlo.

La Organización de las Naciones Unidas se unió contra la trata de personas y nada eso ayudó, aun cuando hubo un acuerdo con las fuerzas federales y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 15 de septiembre de 2020

Tintero | Otra vez el discurso de odio

Donald Trump no cambia, en su primera declaración oficial tras haber ganado las elecciones presidenciales en los Estados Unidos de América

Sergio Díaz Díaz

Cargar Más