/ martes 23 de febrero de 2021

Tintero | Lo inexplicable

No es la primera vez que no se entienden las decisiones de quienes dirigen este país. Son, de verdad, inexplicables. Por ejemplo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, avaló que Félix Salgado Macedonio, senador con licencia, acusado de varios delitos sexuales, entre ellos dos violaciones, sea candidato de Movimiento Regeneración Nacional al gobierno de Guerrero. Hasta orden de aprehensión enfrenta por ese asunto.

Las redes sociales están atiborradas de mujeres que piden que el Ejecutivo rompa ese pacto que hizo con él para impulsarlo a ese cargo.

Activistas, escritoras, actrices y periodistas demandan que reconsidere esa decisión. A estas voces se ha unido la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, que se ha posicionado contra Salgado. Pero el mandatario mexicano como, el mismo se define, terco y necio, sigue haciendo “oídos sordos”.

Esto es lo lamentable: López Obrador ha mantenido su postura de defender al político de Morena y ha ido más allá al afirmar que todo lo anterior es “una campaña de linchamiento”.

Quién olvida esa escena donde, ebrio, en Paseo de la Reforma, agredió a policías. Nadie le debe cuestionar su consumo del alcohol, es su gusto, pero no su comportamiento. ¿Eso es lo que promueve Obrador?

No debe haber en el poder alguien que tenga desviaciones sexuales. No es tema de Tlaxcala, es de Guerrero, pero incumbe pues aquí el problema de la trata de personas es una “plaga” difícil de combatir. Lo que hace Salgado.

A la entidad, este mal pega negativamente en su imagen, no solo a nivel nacional sino en el ámbito internacional.

Nuevamente, Discovery Channel exhibió, la semana pasada, a Tenancingo como parte de un “Estado fallido” por no haber logrado enfrentar con eficiencia el tráfico de mujeres, principalmente menores de edad que son vendidas para su explotación sexual por unos 30 mil pesos.

Autoridades internacionales analizan aplicar tecnologías de bajo costo y de fácil implementación que ayudarán a sus organizaciones en el trabajo, día a día, para luchar contra la trata humana. Por ejemplo, se plantea usar una telenovela interactiva con el fin de concientizar al público sobre el tema y rastreo de datos para llevar a cabo encuestas sobre víctimas y sus familias, con el fin de generar un mapa de áreas de alto riesgo.

El presidente Obrador hace caso omiso en el tema de Salgado Maceodio, pero en Tlaxcala la situación es grave; no es la primera vez que funcionarios de Estados Unidos de América tienen injerencia por el tema de la trata de personas.

Lo recuerdo. En 2005, agentes del Federal Bureau of Investigation, en un operativo nocturno y sigiloso, detuvieron en Tenancingo a varios miembros de una familia dedicada al tráfico de personas que operaba no solo en Tlaxcala, sino en Nueva York.

La prensa de la Unión Americana destacó en sus primeras planas la intervención exitosa del FBI en Tlaxcala, pero aquí nunca se supo.

La familia Carreto, originaria de Tenancingo, se dedicaba a la explotación sexual de mujeres de entre 14 y 19 años de edad que, bajo engaños, llevaba a los EE.UU.

Reclutaban a mujeres menores de edad, y las prostituían en la Ciudad de México y Tijuana para luego enviarlas al vecino país del norte.

Algo pasa en Tlaxcala. Hay detenciones, consignaciones, juicios, operativos y continuas clausuras de moteles y antros, pero el problema, no solo persiste, sino que va en aumento.

En la zona sur de la entidad operan unos dos mil “padrotes”, según estudios de la Universidad Autónoma de Tlaxcala.

EPÍLOGO

1.-BUENA PROPUESTA… La del presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala, Moisés Morales del Razo, de que se dé prioridad para vacunar al gremio contra Covid-19. Es correcto, hay muchos riesgos.

2.-LO DE MODA… Ya “chole” con las encuestas, ni una, hasta ahora es seria, pero todos los medios digitales las usan a su conveniencia

3.-REBELDÍA… Un grupo de panistas de Tlaxcala está muy molesto con el que era, hasta el sábado, presidente del Partido Acción Nacional, José Gilberto Temoltzin Martínez, porque, en lo que no debe ser, el “agandalle” se quedó con la primera candidatura de la lista plurinominal y es seguro que llegará al Congreso local, por segunda vez, sin someterse a una votación. A ellos, no les interesa una posición política, creían que esto de la coalición “Unidos por Tlaxcala” era lo correcto, están en contra porque formaron una asociación para apoyarlo a él y debían trabajar para ganar la gubernatura con Ávalos Zempoalteca.

No es la primera vez que no se entienden las decisiones de quienes dirigen este país. Son, de verdad, inexplicables. Por ejemplo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, avaló que Félix Salgado Macedonio, senador con licencia, acusado de varios delitos sexuales, entre ellos dos violaciones, sea candidato de Movimiento Regeneración Nacional al gobierno de Guerrero. Hasta orden de aprehensión enfrenta por ese asunto.

Las redes sociales están atiborradas de mujeres que piden que el Ejecutivo rompa ese pacto que hizo con él para impulsarlo a ese cargo.

Activistas, escritoras, actrices y periodistas demandan que reconsidere esa decisión. A estas voces se ha unido la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, que se ha posicionado contra Salgado. Pero el mandatario mexicano como, el mismo se define, terco y necio, sigue haciendo “oídos sordos”.

Esto es lo lamentable: López Obrador ha mantenido su postura de defender al político de Morena y ha ido más allá al afirmar que todo lo anterior es “una campaña de linchamiento”.

Quién olvida esa escena donde, ebrio, en Paseo de la Reforma, agredió a policías. Nadie le debe cuestionar su consumo del alcohol, es su gusto, pero no su comportamiento. ¿Eso es lo que promueve Obrador?

No debe haber en el poder alguien que tenga desviaciones sexuales. No es tema de Tlaxcala, es de Guerrero, pero incumbe pues aquí el problema de la trata de personas es una “plaga” difícil de combatir. Lo que hace Salgado.

A la entidad, este mal pega negativamente en su imagen, no solo a nivel nacional sino en el ámbito internacional.

Nuevamente, Discovery Channel exhibió, la semana pasada, a Tenancingo como parte de un “Estado fallido” por no haber logrado enfrentar con eficiencia el tráfico de mujeres, principalmente menores de edad que son vendidas para su explotación sexual por unos 30 mil pesos.

Autoridades internacionales analizan aplicar tecnologías de bajo costo y de fácil implementación que ayudarán a sus organizaciones en el trabajo, día a día, para luchar contra la trata humana. Por ejemplo, se plantea usar una telenovela interactiva con el fin de concientizar al público sobre el tema y rastreo de datos para llevar a cabo encuestas sobre víctimas y sus familias, con el fin de generar un mapa de áreas de alto riesgo.

El presidente Obrador hace caso omiso en el tema de Salgado Maceodio, pero en Tlaxcala la situación es grave; no es la primera vez que funcionarios de Estados Unidos de América tienen injerencia por el tema de la trata de personas.

Lo recuerdo. En 2005, agentes del Federal Bureau of Investigation, en un operativo nocturno y sigiloso, detuvieron en Tenancingo a varios miembros de una familia dedicada al tráfico de personas que operaba no solo en Tlaxcala, sino en Nueva York.

La prensa de la Unión Americana destacó en sus primeras planas la intervención exitosa del FBI en Tlaxcala, pero aquí nunca se supo.

La familia Carreto, originaria de Tenancingo, se dedicaba a la explotación sexual de mujeres de entre 14 y 19 años de edad que, bajo engaños, llevaba a los EE.UU.

Reclutaban a mujeres menores de edad, y las prostituían en la Ciudad de México y Tijuana para luego enviarlas al vecino país del norte.

Algo pasa en Tlaxcala. Hay detenciones, consignaciones, juicios, operativos y continuas clausuras de moteles y antros, pero el problema, no solo persiste, sino que va en aumento.

En la zona sur de la entidad operan unos dos mil “padrotes”, según estudios de la Universidad Autónoma de Tlaxcala.

EPÍLOGO

1.-BUENA PROPUESTA… La del presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala, Moisés Morales del Razo, de que se dé prioridad para vacunar al gremio contra Covid-19. Es correcto, hay muchos riesgos.

2.-LO DE MODA… Ya “chole” con las encuestas, ni una, hasta ahora es seria, pero todos los medios digitales las usan a su conveniencia

3.-REBELDÍA… Un grupo de panistas de Tlaxcala está muy molesto con el que era, hasta el sábado, presidente del Partido Acción Nacional, José Gilberto Temoltzin Martínez, porque, en lo que no debe ser, el “agandalle” se quedó con la primera candidatura de la lista plurinominal y es seguro que llegará al Congreso local, por segunda vez, sin someterse a una votación. A ellos, no les interesa una posición política, creían que esto de la coalición “Unidos por Tlaxcala” era lo correcto, están en contra porque formaron una asociación para apoyarlo a él y debían trabajar para ganar la gubernatura con Ávalos Zempoalteca.

ÚLTIMASCOLUMNAS