/ martes 13 de marzo de 2018

[Tintero] Polarizado el problema en el Iaip-Tlax ¿y la transparencia?

El conflicto al interior del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales se agudiza cada vez más, pues las posturas entre las partes se han polarizado.

Los comisionados ‘subversivos’ José David Cabrera Canales y Francisco Morones Servín, con su discurso en defensa de la autonomía de esa institución, se han enfrentado lo mismo a la titular del Órgano de Fiscalización Superior por no prestarse al juego de llevar a cabo la entrega-recepción, que con el secretario de Gobierno, Tito Cervantes Zepeda, al hacer caso omiso a los acuerdos a los que les hizo llegar para que ya se pusieran a trabajar y dejaran aun lado sus problemas personales.

El más reciente de sus desencuentros con las instituciones se dio con el Tribunal Superior de Justicia del Estado que otorgó la suspensión provisional a favor de Marlene Alonso Meneses como presidenta de ese organismo, lo que, de inmediato, generó que los comisionados ‘subversivos’ hicieran gala de su discurso en favor de la autonomía y pidieran que el Poder Judicial no se entrometiera en su disputa interna.

Y así entre fundamentos legaloides, los ‘subversivos’ han hecho caso omiso a los acuerdos políticos o a los mandatos judiciales, mientras la transparencia en la entidad está más que muerta.

Pareciera que ya se constituyeron en un ‘gobierno paralelo’ a las instituciones del Estado, donde su discurso de la autonomía les da para mandar al cesto de la basura al estado de derecho.

Sin embargo, esa autonomía solo sirve para destacar sus intereses personales, pues el depuesto presidente José David Cabrera Canales, lucía cómodamente en un festejo político del clan de la familia Ortiz Ortiz y muchos se preguntaban: ¿Y la autonomía que pregona? ¿Dónde queda?, si a todas luces su afinidad política salió a relucir.

Pero las cosas ya subieron de tono. Varias activistas defensoras de los derechos de la mujer, salieron a señalar -la semana pasada- que Alonso Meneses es víctima de violencia de género e institucional, al negarle el acceso a ejercer funciones públicas y toma de decisiones públicas.

Y no es para menos, las féminas señalaron que en un programa transmitido en las redes sociales, los ‘subversivos’ comisionados dejaron ver su conducta misógina, machista e intolerante en contra de Alonso Meneses, al grado de cuestionar su estado mental.

De hecho, solicitaron al ombudscopión Víctor Manuel Cid del Prado Pineda que, como defensor de los derechos humanos atraiga el caso, y hasta ahí todo iba bien, solo que el ombudscopión dio “me gusta” a ese programa donde se demeritó el trabajo de la mujer, y como la forma es fondo, cómo puede un defensor de derechos humanos gustarle un trabajo periodístico que vulnera los derechos humanos de las féminas.

Bueno qué puede esperar la sociedad tlaxcalteca, si la institución defensora de los derechos humanos se ha convertido en una pasarela para el glamour, así se pudo observar en los festejos del XXV aniversario de ese organismo, donde se dieron cita personajes (Victoria Morales Cortés y Luz María Vázquez Ávila) que, en su momento, fueron señaladas por haber malversado fondos públicos de esa institución o encarcelados por haber cometido delitos sin importales la investidura de consejeros o presidente que tenían conferido.

Y mientras tanto la emisión de recomendaciones duerme el “sueño de los justos”.

*************

EPÍLOGO…

1.- “TROUBLE MAKER”.-María Guadalupe Rodríguez Zamora es una genio para crear problemas. En el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones traía en jaque a los consejeros que decidieron reducirle su sueldo, pero se sentía protegida del Gobernador e intocable, pues presumía a los cuatro vientos que su tío, el consejero jurídico Ramón Rafael Rodríguez Mendoza, la respaldaba.

Ahora en la Unidad de Servicios Educativos del Estado de Tlaxcala ya comenzó a generar conflictos, pues directoras le reprocharon el recorte de dinero para alimentos a los seis Centros de Desarrollo Infantil (Cendi).

La señora, dijeron, no ha dotado a los Cendi de los materiales como debe de ser.

Flaco favor le hicieron al titular de la dependencia, Manuel Camacho Higareda, con tener una mujer tan conflictiva en el manejo de los dineros públicos de la Uset. Al tiempo.

El conflicto al interior del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales se agudiza cada vez más, pues las posturas entre las partes se han polarizado.

Los comisionados ‘subversivos’ José David Cabrera Canales y Francisco Morones Servín, con su discurso en defensa de la autonomía de esa institución, se han enfrentado lo mismo a la titular del Órgano de Fiscalización Superior por no prestarse al juego de llevar a cabo la entrega-recepción, que con el secretario de Gobierno, Tito Cervantes Zepeda, al hacer caso omiso a los acuerdos a los que les hizo llegar para que ya se pusieran a trabajar y dejaran aun lado sus problemas personales.

El más reciente de sus desencuentros con las instituciones se dio con el Tribunal Superior de Justicia del Estado que otorgó la suspensión provisional a favor de Marlene Alonso Meneses como presidenta de ese organismo, lo que, de inmediato, generó que los comisionados ‘subversivos’ hicieran gala de su discurso en favor de la autonomía y pidieran que el Poder Judicial no se entrometiera en su disputa interna.

Y así entre fundamentos legaloides, los ‘subversivos’ han hecho caso omiso a los acuerdos políticos o a los mandatos judiciales, mientras la transparencia en la entidad está más que muerta.

Pareciera que ya se constituyeron en un ‘gobierno paralelo’ a las instituciones del Estado, donde su discurso de la autonomía les da para mandar al cesto de la basura al estado de derecho.

Sin embargo, esa autonomía solo sirve para destacar sus intereses personales, pues el depuesto presidente José David Cabrera Canales, lucía cómodamente en un festejo político del clan de la familia Ortiz Ortiz y muchos se preguntaban: ¿Y la autonomía que pregona? ¿Dónde queda?, si a todas luces su afinidad política salió a relucir.

Pero las cosas ya subieron de tono. Varias activistas defensoras de los derechos de la mujer, salieron a señalar -la semana pasada- que Alonso Meneses es víctima de violencia de género e institucional, al negarle el acceso a ejercer funciones públicas y toma de decisiones públicas.

Y no es para menos, las féminas señalaron que en un programa transmitido en las redes sociales, los ‘subversivos’ comisionados dejaron ver su conducta misógina, machista e intolerante en contra de Alonso Meneses, al grado de cuestionar su estado mental.

De hecho, solicitaron al ombudscopión Víctor Manuel Cid del Prado Pineda que, como defensor de los derechos humanos atraiga el caso, y hasta ahí todo iba bien, solo que el ombudscopión dio “me gusta” a ese programa donde se demeritó el trabajo de la mujer, y como la forma es fondo, cómo puede un defensor de derechos humanos gustarle un trabajo periodístico que vulnera los derechos humanos de las féminas.

Bueno qué puede esperar la sociedad tlaxcalteca, si la institución defensora de los derechos humanos se ha convertido en una pasarela para el glamour, así se pudo observar en los festejos del XXV aniversario de ese organismo, donde se dieron cita personajes (Victoria Morales Cortés y Luz María Vázquez Ávila) que, en su momento, fueron señaladas por haber malversado fondos públicos de esa institución o encarcelados por haber cometido delitos sin importales la investidura de consejeros o presidente que tenían conferido.

Y mientras tanto la emisión de recomendaciones duerme el “sueño de los justos”.

*************

EPÍLOGO…

1.- “TROUBLE MAKER”.-María Guadalupe Rodríguez Zamora es una genio para crear problemas. En el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones traía en jaque a los consejeros que decidieron reducirle su sueldo, pero se sentía protegida del Gobernador e intocable, pues presumía a los cuatro vientos que su tío, el consejero jurídico Ramón Rafael Rodríguez Mendoza, la respaldaba.

Ahora en la Unidad de Servicios Educativos del Estado de Tlaxcala ya comenzó a generar conflictos, pues directoras le reprocharon el recorte de dinero para alimentos a los seis Centros de Desarrollo Infantil (Cendi).

La señora, dijeron, no ha dotado a los Cendi de los materiales como debe de ser.

Flaco favor le hicieron al titular de la dependencia, Manuel Camacho Higareda, con tener una mujer tan conflictiva en el manejo de los dineros públicos de la Uset. Al tiempo.

martes 13 de noviembre de 2018

Tintero

martes 06 de noviembre de 2018

Tintero

martes 30 de octubre de 2018

Tintero

martes 23 de octubre de 2018

TINTERO

martes 16 de octubre de 2018

TINTERO

martes 09 de octubre de 2018

Tintero

martes 02 de octubre de 2018

Tintero

martes 25 de septiembre de 2018

Tintero

martes 18 de septiembre de 2018

Tintero

martes 11 de septiembre de 2018

TINTERO

Cargar Más