/ lunes 5 de octubre de 2020

Tlaxcala fortalece el combate a la corrupción y a la delincuencia

Tlaxcala dio un paso importante en el combate a la delincuencia y la corrupción. El pasado viernes, el Gobernador Marco Mena y el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto Castillo, signaron convenios de colaboración para fortalecer el intercambio de información para prevenir y enfrentar el uso de recursos de procedencia ilícita y el lavado de dinero en la entidad.

Además, se creará la Unidad de Inteligencia Patrimonial y Económica del Estado de Tlaxcala, con el propósito de fortalecer la rendición de cuentas y prevenir casos de corrupción.

Resulta importante saber que, luego de meses de trabajo, finalmente los gobiernos estatal y federal establecieron las bases de coordinación para mejorar la fiscalización y la transparencia en la administración de recursos de la entidad.

Recordemos que, a principios de año, durante una Reunión de Trabajo entre la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y el Gabinete de Seguridad del Gobierno Federal, Marco Mena y Santiago Nieto Castillo coincidieron en la necesidad de crear en Tlaxcala una Unidad de Inteligencia Patrimonial y Económica, en el marco de los acuerdos alcanzados entre el gobierno federal y los gobernadores del país.

Ahora, Tlaxcala refrenda su compromiso para trabajar de manera coordinada con la administración que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador en estrategias que impacten de manera directa en el crecimiento estatal.

Tal es el caso de las Unidades de Inteligencia Patrimonial, que buscan prevenir y combatir operaciones con recursos de procedencia ilícita, como lavado de dinero y financiamiento a actividades ilegales, como el terrorismo, entre otras.

A través de dos convenios, el Gobierno del Estado y la Unidad de Inteligencia Financiera formalizaron compromisos para garantizar los principios de buena conducta en los funcionarios públicos y atacar actos ilícitos que requieren trabajo de campo, logística, análisis y acción en el ámbito financiero.

En materia de seguridad, Tlaxcala se ubica en el segundo lugar con menor número de delitos y menor índice de delincuencia por cada 100 mil habitantes. Estadísticamente, ha logrado la reducción de algunos delitos de forma importante durante los últimos tres años.

Sin embargo, la entidad requiere de una mayor colaboración con los niveles de gobierno para anticipar las actividades de la delincuencia y hacerles frente con más eficacia.

Por ello es importante que los gobiernos estatal y federal se mantengan en la misma sintonía para encarar actividades delictivas como la trata de personas y secuestro, entre otros delitos, que recurren a manejos financieros para operar y crecer.

Ahora, habrá condiciones para intercambiar la información necesaria para hacer frente a los grupos delictivos, mediante mecanismos más eficientes para la actuación de las autoridades.

Evidentemente, Tlaxcala no baja la guardia. Para ser un estado seguro y pacífico requiere de la colaboración y la coordinación de todos, y Marco Mena lo sigue propiciando para bien de los tlaxcaltecas.

Tlaxcala dio un paso importante en el combate a la delincuencia y la corrupción. El pasado viernes, el Gobernador Marco Mena y el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto Castillo, signaron convenios de colaboración para fortalecer el intercambio de información para prevenir y enfrentar el uso de recursos de procedencia ilícita y el lavado de dinero en la entidad.

Además, se creará la Unidad de Inteligencia Patrimonial y Económica del Estado de Tlaxcala, con el propósito de fortalecer la rendición de cuentas y prevenir casos de corrupción.

Resulta importante saber que, luego de meses de trabajo, finalmente los gobiernos estatal y federal establecieron las bases de coordinación para mejorar la fiscalización y la transparencia en la administración de recursos de la entidad.

Recordemos que, a principios de año, durante una Reunión de Trabajo entre la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y el Gabinete de Seguridad del Gobierno Federal, Marco Mena y Santiago Nieto Castillo coincidieron en la necesidad de crear en Tlaxcala una Unidad de Inteligencia Patrimonial y Económica, en el marco de los acuerdos alcanzados entre el gobierno federal y los gobernadores del país.

Ahora, Tlaxcala refrenda su compromiso para trabajar de manera coordinada con la administración que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador en estrategias que impacten de manera directa en el crecimiento estatal.

Tal es el caso de las Unidades de Inteligencia Patrimonial, que buscan prevenir y combatir operaciones con recursos de procedencia ilícita, como lavado de dinero y financiamiento a actividades ilegales, como el terrorismo, entre otras.

A través de dos convenios, el Gobierno del Estado y la Unidad de Inteligencia Financiera formalizaron compromisos para garantizar los principios de buena conducta en los funcionarios públicos y atacar actos ilícitos que requieren trabajo de campo, logística, análisis y acción en el ámbito financiero.

En materia de seguridad, Tlaxcala se ubica en el segundo lugar con menor número de delitos y menor índice de delincuencia por cada 100 mil habitantes. Estadísticamente, ha logrado la reducción de algunos delitos de forma importante durante los últimos tres años.

Sin embargo, la entidad requiere de una mayor colaboración con los niveles de gobierno para anticipar las actividades de la delincuencia y hacerles frente con más eficacia.

Por ello es importante que los gobiernos estatal y federal se mantengan en la misma sintonía para encarar actividades delictivas como la trata de personas y secuestro, entre otros delitos, que recurren a manejos financieros para operar y crecer.

Ahora, habrá condiciones para intercambiar la información necesaria para hacer frente a los grupos delictivos, mediante mecanismos más eficientes para la actuación de las autoridades.

Evidentemente, Tlaxcala no baja la guardia. Para ser un estado seguro y pacífico requiere de la colaboración y la coordinación de todos, y Marco Mena lo sigue propiciando para bien de los tlaxcaltecas.