imagotipo

Democracia y transparencia

  • Espacio ITE

Mtro. Norberto Sánchez Briones*

El concepto “democracia” tiene varias definiciones, muchas de ellas propias a la forma de toma de decisiones y elección de representantes de carácter popular. En esta oportunidad mencionaré la definición de Guillermo O´Donnell.

Guillermo O´Donnell, durante su intensa actividad académica, buscó estructurar una teoría que permitiera comprender las nuevas democracias, que tienen reglas únicas, claras y compartidas, que son al final una democracia basada en lo procedimental; quiere decir que para tomar decisiones en una cultura democrática, debemos observar cuáles son las reglas y procedimientos para tomar decisiones en la sociedad.

La interrogante es: ¿Qué elementos y procedimientos se requieren para esa toma de decisiones democráticas?

Uno de los elementos es la transparencia y rendición de cuentas, que tiene que ver con la prevención y control de las acciones u omisiones de funcionarios públicos, ahora llamados sujetos obligados, haciendo referencia a la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, publicada en el Diario Oficial de la Federación, el 4 de mayo de 2015, que busca observar de manera oportuna y precisa la verdad en el ejercicio de un presupuesto asignado, así como garantizar el derecho de acceso a la información en posesión de cualquier autoridad, entidad, órgano y organismo de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, órganos autónomos, partidos políticos, fideicomisos y fondos públicos, así como de cualquier persona física, moral o sindicato que reciba y ejerza recursos públicos.

De esta forma, la transparencia es un cimiento fundamental de la democracia para poder tomar decisiones que prevengan y controlen la gestión de funcionarios públicos. En este tenor, vale la pena mencionar que el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones, recibió y atendió 208 solicitudes de información durante el año 2016 y ha recibido cerca de 50 durante el transcurso del 2017. Así se fortalece la democracia de nuestro Estado, garantizando reglas claras en la transparencia y acceso a la información pública: hoy en Tlaxcala todos los ciudadanos podemos ejercer este derecho en igualdad de condiciones para poder aportar en la toma de decisiones democráticas.

Así como las obligaciones de transparencia impactan al Instituto Tlaxcalteca de Elecciones, y como parte importante del sistema  democrático, merece un señalamiento particular la información  en posesión de  los partidos políticos, como entes públicos, donde los ciudadanos tenemos la oportunidad de conocer de manera directa las actividades y formas en cómo se ejerce el recurso público asignado. De lo anterior, se abre una puerta para crear un vínculo entre los votantes y los encargados de consolidar el acceso a los ciudadanos hacia el poder público. Es un reto para los partidos políticos tanto nacionales como locales, es mostrar la nueva cultura de rendición de cuentas a través de respuesta a solicitudes de información que se gesten en cada uno de los espacios sociales, difundiendo de manera oportuna la información que por ley están obligados a publicar en sus páginas  web,  permitiendo el derecho a la verdad para fomentar el diálogo y debate constructivo en nuestro estado de Tlaxcala.

Concluyo mencionando que la transparencia, al obligar a los entes públicos a difundir información actualizada y completa, es una condición indisoluble de un sistema democrático. El reto es optimizar esa transparencia ya marcada en la Ley General, para apuntalar nuestra democracia y sobre todo encauzar su uso para la toma de decisiones; lo que implica traducir este derecho de transparencia en prácticas cotidianas que abonen a la participación constante. Hagamos uso de este derecho. Por mi parte, desde mi ámbito de competencia, las puertas están abiertas a la ciudadanía, entidades y medios de comunicación para ahondar en el tema de la transparencia y acceso a la información pública.

 

* Consejero Electoral del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones