imagotipo

La propaganda electoral y la propaganda política

  • Espacio INE

César Lara Cano*

En nuestro sistema político electoral, la propaganda adquiere una importancia que es decisiva principalmente en un proceso electoral en razón de ser una actividad que está normada por la ley y que influye en forma determinante al momento de elegir a los candidatos a los cargos de elección popular.

La propaganda es una forma de comunicación persuasiva que trata de promover en pro o en contra de una organización, un individuo o una causa e implica un esfuerzo sistemático con la finalidad de influir en la opinión de la ciudadanía; su producción debe pertenecer a un plan deliberado para ser transmitida en textos y mensajes específicamente estructurados, mediante todos los medios de comunicación disponibles para llegar a la audiencia más amplia, o audiencias especiales a fin de provocar los efectos deseados.

La propaganda se caracteriza por el uso de mensajes emotivos más que objetivos y porque trata de estimular la acción; es distinta de la información, porque tiene el propósito de provocar respuestas deseadas por el propagandista, se distingue de la publicidad porque se refiere a ideas y personas, no a mercancías, ambas son comunicación persuasiva, pretenden la manipulación deliberada así como la distorsión de la información, no únicamente la argumentación racional y el libre intercambio de ideas.

Existen diferencias en cuanto hace a los términos de “propaganda electoral” y “propaganda política”. La primera, se refiere al conjunto de escritos, publicaciones, imágenes, grabaciones, proyecciones y expresiones que durante la campaña electoral producen y difunden los partidos políticos, los candidatos registrados y sus simpatizantes, con el propósito de presentar ante la ciudadanía las candidaturas registradas (artículo 242, párrafo 3 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales).

La propaganda electoral está íntimamente ligada a la campaña electoral de los partidos que compiten en los procesos electorales para alcanzar un cargo público en la cual se propicia la exposición, desarrollo, discusión de los programas y acciones de los candidatos.

En cuanto a la propaganda política, ésta consiste en la difusión que realizan los diferentes entes de gobierno referente a los logros obtenidos en distintas áreas como pueden ser en materia educativa, seguridad social, educación, salud, etcétera; o bien, de los partidos políticos en que promueven la participación de la ciudadanía en la vida democrática, la difusión de sus documentos básicos, actividades de afiliación, sus actos internos para elegir a sus candidatos entre otras que hacen posible el acceso de la ciudadanía al ejercicio del poder público, facultades que han motivado a reconocer el rango de entidades de interés público a los partidos políticos. Este tipo de propaganda tiene una limitante para su difusión que consiste en su prohibición con fines electorales dentro del periodo de campaña electoral, conforme lo establece el artículo 242, en su párrafo 5 de la legislación electoral federal vigente.

*Vocal ejecutivo de Junta Distrital 02