imagotipo

Proceso electoral histórico

  • Espacio ITE

Elizabeth Piedras Martínez*

Ha iniciado el Proceso Electoral Local Ordinario 2018, en el marco del Sistema Nacional de Elecciones, en el cual la colaboración entre instituciones electorales federal y local es fundamental.

Estamos ante una elección histórica, a la que se le ha denominado concurrente o coincidente porque el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) organizan de manera simultánea el proceso, con una misma fecha para la jornada electoral: el uno de julio de este año.

Para la vida democrática de nuestro Estado, estamos en el inicio formal de los trabajos de preparación del proceso electoral para la renovación del Poder Legislativo, un total de 25 diputados y diputadas, 15 de mayoría relativa y 10 de representación proporcional.

La lista nominal está conformada por  913 mil 631 ciudadanas y ciudadanos -con un corte al tres de noviembre de 2017-, que podrán emitir su voto en alguna de las mil 520 casillas distribuidas en toda la entidad federativa.

Por mandato constitucional, la capacitación de las y los ciudadanos que fungirán como integrantes de Mesas Directivas de Casilla será función del INE, que estará a cargo de 65 Supervisores Electorales y de 390 Capacitadores Asistentes Electorales, los cuales deberán garantizar a la ciudadanía un trabajo profesional y, sobre todo, ajeno a cualquier injerencia de actores políticos.

Este ejercicio permitirá que 10 mil 640 ciudadanas y ciudadanos se sumen a la altísima responsabilidad de fungir como autoridad electoral en las casillas que serán desplegadas el uno de julio de 2018.

El ITE deberá contratar a más de 500 personas de manera temporal para desarrollar todas las actividades de este proceso, entre ellos 90 integrantes de Consejos Distritales que se encargarán de llevar a cabo los cómputos electorales el miércoles siguiente al día de la jornada electoral; 33 Supervisores Electorales y 193 Asistentes Electorales Locales, figuras adicionales que solicitó el INE a todos los OPLs del país para tareas como conteo, sellado y enfajillado de boletas; distribución de los paquetes electorales y asistencia en el desarrollo de los cómputos distritales; 75 integrantes de los Centros de Acopio y Transmisión de Datos del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), 14 auxiliares de registro de candidatos -se prevé el registro de aproximadamente 574 candidatas y candidatos- entre otras figuras esenciales para este Proceso Electoral.

Ante este escenario es fundamental capacidad organizativa, técnica y de recursos para hacer frente a este proceso electoral que será bastante competido y difundido en los medios de comunicación debido a la demanda y mayor exigencia de la ciudadanía de mejores candidatos y propuestas políticas.

En este órgano electoral estamos listo para garantizar una verdadera equidad en la contienda electoral y la imparcialidad en la toma de desiciones. Asumimos el compromiso de promover la participación ciudadana como motor de la construcción democrática que fortalezca a las insituciones electorales y al régimen de partidos, así como a quienes buscan acceder a un cargo de elección popular mediante la figura de candidaturas independientes.

Por lo tanto, este árbitro electoral debe conducir la organización de las elecciones con la participación activa de ciudadanos libres e informados, y garantizar un proceso transparente e independiente, que se traduzca en comicios auténticos.

Estos son los retos que asumimos con convicción, pero es importante que las instituciones gubernamentales, los partidos políticos, sus militantes y los sujetos regulados, acompañen  al ITE en el logro de un exitoso proceso electoral.

La idea de esta suma de esfuerzos es lograr un proceso electoral que se distinga por su tranquilidad y certeza para que las y los ciudadanos tlaxcaltecas emitan su poder de voto el próximo uno de julio de 2018 en un clima de paz social.

*Consejera Presidenta del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones