imagotipo

Deben museos y turismo convivir de manera constructiva

  • Nora Rachel RAMÍREZ
  • en Cultura

La doctora en Historia por la UNAM impartió una conferencia en el Museo de Arte de Tlaxcala

Luisa Fernanda Rico Mansard abrió el diálogo en torno a la vinculación que tiene que existir entre los museos y el turismo, con la plática “Museos y Turismo. Claves de entrada y propuestas de salida”, en el Museo de Arte de Tlaxcala.

La doctora en historia explicó que la gente que trabaja en los museos debe de entrar en el ámbito turístico y los turismológos deben entrar en el de los museos, “son mundos completamente distintos y, lo que es peor, son mundos muy ignorados” y los que “tenemos que enlazar”.
Del mismo modo, detalló que, a nivel mundial, “el turismo no es nada más que venga la gente y consuma nuestro patrimonio, sino que exista el compromiso que en el lugar donde se vaya haya desarrollo económico, incluyente y se promueva una sostenibilidad ambiental”.

La investigadora desarrolló que apenas hace unos días el secretario de Turismo informó que “México es el octavo destino turístico a nivel mundial, obviamente nos gana España, Italia, Francia, Estados Unidos, pero hace tres años estábamos en el nivel 10”, lo que quiere decir que el turismo significa un alto ingreso del Producto Interno Bruto.

Según las cifras que compartió, actualmente el turismo en el país da nueve millones de empleos directos e indirectos, “entonces, nos guste o no, el turismo es una situación actual, no se puede evitar, las personas que cuidan el patrimonio luego piden que no vengan los turistas porque nos afectan las costumbres y tradiciones, olvídense, el turismo es algo que nos toca vivir hoy en día, no nos podemos negar, ni cerrar las puertas, hay que saber vivir y convivir de una manera constructiva con los turistas”.

En la hora y media que duró la charla, Rico Mansard desglosó temas como: la evaluación en museos, el turismo en nuestros museos para qué, turismo y museos claves de entrada, qué opinan los turismológos, agentes y operadores turísticos.

Del mismo modo, explicó la tipología de turistas y puertas de salida, “cómo le hacemos para pensar el museo para el turista, cómo se piensa el turista en el museo, cómo piensa el prestador de servicio turístico en museo”, y concluyó con el tema: el museo como un atractivo turístico.

Una de las temáticas en las que puso énfasis fue la evaluación de públicos por parte de los museos, debido a que éstos únicamente hacen estudios cuantitativos y no cualitativos, “nosotros debemos construir nuestras propias metodologías híbridas de evaluación”, indicó.

Sumado a esto, dijo que en los museos de México todavía predomina el interés del museo como educador y relacionado con el aprendizaje, “no estamos evaluando cuál es la divulgación, la promoción y el impacto social que tiene esa divulgación y, lo que nos cuesta más trabajo, es el evaluar el museo como oferta cultural dentro del ocio y del tiempo libre, pues siempre queremos que se vaya al museo a aprender no a disfrutar”.

Por otro lado, definió que los museos entran dentro del nicho del turismo cultural, el cual “es aquel viaje que hace la persona para conocer, comprender y disfrutar el conjunto de rasgos y elementos distintivos, espirituales y materiales -aquí ya hablamos de patrimonio intangible- intelectuales, afectivos que caracterizan a una sociedad o grupo social en un destino específico”.

Mansard subrayó que en el turismo cultural hay que tener sensibilidad cultural, respeto a las formas de vida, sus productos y al medio ambiente.