imagotipo

CDMX despide a José Luis Cuevas, el “padrino” de la Zona Rosa

El tercer martes de julio será recordado como el día en que falleció una de las grandes figuras del arte mexicano de mediados del siglo XX, José Luis Cuevas, pero sobre todo un “chilango” que amó su ciudad.

Como prueba de ello, una de las zonas más representativas de la ciudad lleva un nombre que, según las leyendas urbanas, afirman que fue el mismo artista que la bautizó bajo el nombre de Zona Rosa.

Ubicada en la colonia Juárez, el lugar ha tenido severas modificaciones desde su fundación a principios del siglo XX, sin embargo mantiene su esencia de albergar a figuras intelectuales y cosmpolitas hasta la fecha.

Puedes leer: José Luis Cuevas, el pintor que se rebeló en México y en el mundo

Foto: Especial | El Sol de México

Foto: Especial | El Sol de México

Durante los años sesenta la zona se convirtió en un nodo de tiendas de antigüedades, librerías, cafés y galerías que concentraban y frecuentaban figuras del arte como Luis Buñuel, Alejandro Jodorowsky Homero Aridjis, Pita Amor, Manuel Felguérez y el mismo José Luis Cuevas.

De alguna manera el lugar de moda, el espacio que podría reunir a personajes del arte, merecía un nombre, algunos concluyen que fue Vicente Leñero quien la definió como una zona “demasiado tímida para ser roja y demasiado atrevida para ser blanca”.

Otros apuntan a que la narración sobre la ciudad de Carlos Fuentes sobre el color de la fachada de los edificios, le dio el característico nombre. Pero la mayoría afirma que José Luis Cuevas la nombró así en homenaje a una actriz, vedette y rumbera cubana llamada Rosa Carmina, incluso existe la versión romántica de que el pintor la nombró así por pasar en la zona días blancos y noches rojas.

Ver más: Muere el artista plástico José Luis Cuevas