/ miércoles 25 de diciembre de 2019

Piñatas, una tradición que evoluciona

El artesano Polo Díaz asegura que las piñatas tradicionales (hechas de barro y en forma de estrella) han sido reemplazadas por el cartón, plástico y transformadas en personajes caricaturescos

La necesidad de adaptarse a nuevas exigencias del mercado ha obligado a la familia Díaz García a reemplazar algunos materiales con los que tradicionalmente se elaboraban las piñatas.

Ollas de barro, engrudo y papeles multicolores eran los componentes principales para formar la icónica estrella que da significado a los siete pecados capitales. Cada año, estaban listas para rellenarse de frutas de temporada como tejocote, jícama, caña de azúcar, naranja y dulces.

Actualmente, la compra de piñatas de cartón ha desplazado de manera considerable a las de barro, asegura Polo Díaz, piñatero de oficio.

El oriundo del municipio de Ixtacuixtla precisó que ahora los compradores prefieren las que están hechas de papel periódico y engrudo debido a su practicidad. Respecto a las que están hechas de ollas de barro, opina que la principal razón por la que ha disminuido su adquisición es el riesgo de accidentes por cortaduras o alguna otra herida.

Detalló que hace 10 años, durante la temporada navideña, elaboraban de mil a mil 500 piñatas de barro; ahora solo se realizan bajo pedido. Dijo que, el año pasado, vendieron si acaso cinco piñatas, mientras que las de cartón superaron las ventas con más de dos mil, las cuales fueron distribuidas en varias partes de la región tlaxcalteca, principalmente en el estado de Puebla.

En tanto a la figura, Polo mencionó que las estrellas son cada vez menos comunes, salvo para adornar algunos hogares; hoy en día, los personajes caricaturescos como superhéroes o princesas son la tendencia en el mercado.

ORIGEN

La tradición de las piñatas fue arraigada en México durante la conquista. Los frailes agustinos de Acolman Nezahualcóyotl, actualmente Estado de México, celebraron las primeras “misas de aguinaldo”, que más tarde se convertirían en “posadas”.



En cuyos festejos, la piñata con su forraje de papeles multicolores representaba la tentación; los picos, los siete pecados capitales; los ojos vendados y el palo, la fe, y el relleno, las bienaventuranzas de Dios.



TE RECOMENDAMOS

La necesidad de adaptarse a nuevas exigencias del mercado ha obligado a la familia Díaz García a reemplazar algunos materiales con los que tradicionalmente se elaboraban las piñatas.

Ollas de barro, engrudo y papeles multicolores eran los componentes principales para formar la icónica estrella que da significado a los siete pecados capitales. Cada año, estaban listas para rellenarse de frutas de temporada como tejocote, jícama, caña de azúcar, naranja y dulces.

Actualmente, la compra de piñatas de cartón ha desplazado de manera considerable a las de barro, asegura Polo Díaz, piñatero de oficio.

El oriundo del municipio de Ixtacuixtla precisó que ahora los compradores prefieren las que están hechas de papel periódico y engrudo debido a su practicidad. Respecto a las que están hechas de ollas de barro, opina que la principal razón por la que ha disminuido su adquisición es el riesgo de accidentes por cortaduras o alguna otra herida.

Detalló que hace 10 años, durante la temporada navideña, elaboraban de mil a mil 500 piñatas de barro; ahora solo se realizan bajo pedido. Dijo que, el año pasado, vendieron si acaso cinco piñatas, mientras que las de cartón superaron las ventas con más de dos mil, las cuales fueron distribuidas en varias partes de la región tlaxcalteca, principalmente en el estado de Puebla.

En tanto a la figura, Polo mencionó que las estrellas son cada vez menos comunes, salvo para adornar algunos hogares; hoy en día, los personajes caricaturescos como superhéroes o princesas son la tendencia en el mercado.

ORIGEN

La tradición de las piñatas fue arraigada en México durante la conquista. Los frailes agustinos de Acolman Nezahualcóyotl, actualmente Estado de México, celebraron las primeras “misas de aguinaldo”, que más tarde se convertirían en “posadas”.



En cuyos festejos, la piñata con su forraje de papeles multicolores representaba la tentación; los picos, los siete pecados capitales; los ojos vendados y el palo, la fe, y el relleno, las bienaventuranzas de Dios.



TE RECOMENDAMOS

Cultura

[Podcast] Cofre de leyendas | La “Cueva del diablo”

Conoce la leyenda de “El Maliti”, peculiar personaje que gustaba de llegar a las fiestas sin invitación

Local

Emergencia sanitaria se extenderá hasta el 30 de abril, anuncia Gobierno Federal

En Tlaxcala y el resto del país la suspensión de clases y actividades no esenciales serán reanudadas de forma escalonada después de esa fecha

Local

Apagón deja sin energía eléctrica a parte de la capital tlaxcalteca

Una sobrecarga dejó sin luz a hogares de Atempan y Ocotlán

Local

Reforzará Marco Mena medidas de distanciamiento social ante emergencia sanitaria

Sostendrá una reunión este martes 31 de marzo con integrantes del gabinete estatal, e insistió en el llamado a la población a permanecer en sus casas

OMG!

Margarita Gralia y su esposo, hospitalizados tras dar positivo por Covid-19

Asimismo, la actriz aprovechó para agradecer la atención del personal médico

Local

Apagón deja sin energía eléctrica a parte de la capital tlaxcalteca

Una sobrecarga dejó sin luz a hogares de Atempan y Ocotlán

Justicia

FGE agotará líneas de investigación para esclarecer atentado a periodista

Se instruyó a la Fiscalía Especializada agilizar los protocolos de actuación

Local

30 de abril, posible fecha de regreso a clases: SEP

En Tlaxcala la Sepe informó que acatará la decisión de la Federación

Local

Emergencia sanitaria se extenderá hasta el 30 de abril, anuncia Gobierno Federal

En Tlaxcala y el resto del país la suspensión de clases y actividades no esenciales serán reanudadas de forma escalonada después de esa fecha