/ sábado 28 de septiembre de 2019

En el abandono, campo de softbol en límites de Amaxac y Yauhquemehcan

Hace tres años quedó en comodato al Gobierno del Estado por los conflictos territoriales de Amaxac y Yauhquemehcan; a la fecha sigue en deterioro

En el olvido se encuentra la unidad deportiva que fue construida durante el sexenio de José Antonio Álvarez Lima entre los límites territoriales de Amaxac de Guerrero y Yauhquemehcan, en la actualidad presenta severo daño en su infraestructura, principalmente la techumbre.

Actualmente es escenario de varios juegos de beisbol infantil y juvenil, así como softbol, su campo fue acondicionado por entrenadores deportivos, como el caso de Domingo del Razo, manager del club Tigres, organización que impulsa el juego de pelota en Amaxac de Guerrero.

El graderío de la unidad deportiva sigue deteriorándose con el paso del tiempo /ARMANDO PEDROZA

Empero, después de casi tres años que fue cedido al Gobierno del Estado en comodato, el graderío del inmueble luce desolado, lleno de grafitis y por las tardes-noches es lugar de reunión de personas que van a alcoholizarse.

Y es que, en noviembre de 2016, los alcaldes de ese entonces, Carlos Luna Vázquez –Amaxac- y Felipe Morales Morales – Yauhquemehcan-, signaron un convenio en que ambos municipios cedían el espacio deportivo al Estado, para usufructo de los deportistas de la región.

En ese tiempo, Leonardo Ernesto Ordóñez Carrera, secretario de Gobierno, informó que “podremos darle uso a ese inmueble que será ampliado en los próximos meses”, expuso a El Sol de Tlaxcala y publicada su versión en la edición del sábado 12 de noviembre de 2016.

El espacio cuenta con 70 mil metros cuadrados, ubicado en los linderos de la cascada de Atlihuetzia, tiene acceso pavimentado, pero las cuestiones climáticas y el lapso que ha estado en el abandono, lo han convertido en un “elefante blanco”.

La techumbre presenta desprendimiento de láminas, que ponen en riesgo la integridad de los peloteros infantiles que dan vida al inmueble /ARMANDO PEDROZA

La techumbre presenta desprendimiento de láminas y se acentúa más en temporada de vientos fuertes.

Ahí, se planteó emprender un desarrollo turístico a unos metros del río Zahuapan, con la construcción de una tirolesa, un teleférico, áreas recreativas y deportivas, para atraer el crecimiento económico para ambos municipios, pero a la fecha, el inmueble sigue en deterioro.

  • 33 AÑOS aproximadamente lleva el conflicto territorial entre Amaxac y Yauhquemehcan, que ocasionó que una unidad deportiva, enclavada entre los límites de ambos municipios, quedará abandonada


Continúa leyendo:

En el olvido se encuentra la unidad deportiva que fue construida durante el sexenio de José Antonio Álvarez Lima entre los límites territoriales de Amaxac de Guerrero y Yauhquemehcan, en la actualidad presenta severo daño en su infraestructura, principalmente la techumbre.

Actualmente es escenario de varios juegos de beisbol infantil y juvenil, así como softbol, su campo fue acondicionado por entrenadores deportivos, como el caso de Domingo del Razo, manager del club Tigres, organización que impulsa el juego de pelota en Amaxac de Guerrero.

El graderío de la unidad deportiva sigue deteriorándose con el paso del tiempo /ARMANDO PEDROZA

Empero, después de casi tres años que fue cedido al Gobierno del Estado en comodato, el graderío del inmueble luce desolado, lleno de grafitis y por las tardes-noches es lugar de reunión de personas que van a alcoholizarse.

Y es que, en noviembre de 2016, los alcaldes de ese entonces, Carlos Luna Vázquez –Amaxac- y Felipe Morales Morales – Yauhquemehcan-, signaron un convenio en que ambos municipios cedían el espacio deportivo al Estado, para usufructo de los deportistas de la región.

En ese tiempo, Leonardo Ernesto Ordóñez Carrera, secretario de Gobierno, informó que “podremos darle uso a ese inmueble que será ampliado en los próximos meses”, expuso a El Sol de Tlaxcala y publicada su versión en la edición del sábado 12 de noviembre de 2016.

El espacio cuenta con 70 mil metros cuadrados, ubicado en los linderos de la cascada de Atlihuetzia, tiene acceso pavimentado, pero las cuestiones climáticas y el lapso que ha estado en el abandono, lo han convertido en un “elefante blanco”.

La techumbre presenta desprendimiento de láminas, que ponen en riesgo la integridad de los peloteros infantiles que dan vida al inmueble /ARMANDO PEDROZA

La techumbre presenta desprendimiento de láminas y se acentúa más en temporada de vientos fuertes.

Ahí, se planteó emprender un desarrollo turístico a unos metros del río Zahuapan, con la construcción de una tirolesa, un teleférico, áreas recreativas y deportivas, para atraer el crecimiento económico para ambos municipios, pero a la fecha, el inmueble sigue en deterioro.

  • 33 AÑOS aproximadamente lleva el conflicto territorial entre Amaxac y Yauhquemehcan, que ocasionó que una unidad deportiva, enclavada entre los límites de ambos municipios, quedará abandonada


Continúa leyendo:

Policiaca

Muere mujer en choque de taxi y minibús de ATAH, en Tlaxco

Dos personas más resultaron lesionadas y requirieron de traslado a un nosocomio

Local

Advierten trabajadores agrícolas que protagonizarán protestas pacíficas

Advierten trabajadores agrícolas que protagonizarán protestas pacíficas

Municipios

En Tlaltelulco, forman grupos vecinales contra la inseguridad

Desde el inicio a la administración de Antonio Pluma, la incidencia se desató en todos los barrios, dicen pobladores

Local

Gana Morena en tres de cinco comunidades tlaxcaltecas

De acuerdo con los resultados preliminares tras conteos rápidos

Sociedad

Envenenan al Río Bravo con aguas negras

El derrame continuará hasta fin de año, cuando se reparen las tuberías, indicó El Paso Water, la empresa responsable del incidente

Finanzas

Precios de autos rebasan a la inflación

Además de los aumentos en insumos también el transporte, la logística misma, encareció: AMIA

Sociedad

Consejo de Género OEM: Ven desigual la cobertura de mujeres buscadoras

Los colectivos consideran que los medios deben ser aliados para visibilizar las desapariciones