/ martes 7 de mayo de 2019

Es la ética indispensable en entrenadores del balompié infantil

Fijó Juan José Delgadillo que como docente debe apegarse a valores y lealtad en el deporte

Juan José Delgadillo Romero, maestro de educación física, señaló que en el futbol infantil debe imperar la ética de entrenadores con el manejo de sus plantillas de jugadores acordes a su edad.

El entrenador de los Colosos de 6-7 años, enfatizó que el tema de cachirules en el balompié de menores hace daño al generar una competencia desequilibrada en la que un niño de un año más grande a la edad límite hace diferencia.

Señaló que este tema trata los valores y la lealtad a la competencia.

“La edad si juega un papel fundamental en el equilibrio de fuerzas, un año hace gran diferencia; en ese sentido, por nuestra parte fomentamos la honestidad de parte de padres y nosotros los entrenadores; los niños se dan cuenta que juegan en su categoría”, subrayó.

Añadió que como docente de educación física está apegado a una ética profesional, “el respeto de las categorías, así no engañamos a los niños, si como docentes los engañas y metes ante niños más chicos les pones una realidad falsa”.

Delgadillo, quien se destaca como futbolista en el plano amateur a nivel estatal, comentó que el trabajo con infantes es programado y con ciertos cuidados para evitar alguna afectación emocional.

“Debe uno estar consciente de la edad de los niños, es formativo, en las actividades se adaptan, mi trabajo es lúdico, relacionado al juego para que les guste el futbol”, apuntó.

Dijo que en una edad adecuada se manejan con mayor precisión los fundamentos técnicos del futbol y las actitudes dentro de cancha.

Dijo que los niños deben entender que en un partido está en riesgo recibir un golpe, un balonazo, por eso es importante hablar con ellos de que es un deporte de contacto.

“Les preguntamos si están conscientes de que les gusta el deporte, que tienen que soportar golpes y dolor para salir adelante; se les hace ver que si se doblegan con un golpe pueden perder el gusto, uno como docente inculcamos definir actitud y manejar el carácter para que sigan con firmeza en el futbol”.

Delgadillo refirió que los niños, en esa etapa formativa, deben vivir el deporte y entender que en la vida habrá adversidades, que más grandes recibirán golpes fuertes de los que tienen que superar, levantándose para ir para delante.

COMPETENCIA

El entrenador dirige a los Colosos de la categoría infantil en la liga La Cantera de Chiautempan

Delgadillo forma parte de la nueva generación de entrenadores de futbol con preparación académica

Continúa leyendo:

Juan José Delgadillo Romero, maestro de educación física, señaló que en el futbol infantil debe imperar la ética de entrenadores con el manejo de sus plantillas de jugadores acordes a su edad.

El entrenador de los Colosos de 6-7 años, enfatizó que el tema de cachirules en el balompié de menores hace daño al generar una competencia desequilibrada en la que un niño de un año más grande a la edad límite hace diferencia.

Señaló que este tema trata los valores y la lealtad a la competencia.

“La edad si juega un papel fundamental en el equilibrio de fuerzas, un año hace gran diferencia; en ese sentido, por nuestra parte fomentamos la honestidad de parte de padres y nosotros los entrenadores; los niños se dan cuenta que juegan en su categoría”, subrayó.

Añadió que como docente de educación física está apegado a una ética profesional, “el respeto de las categorías, así no engañamos a los niños, si como docentes los engañas y metes ante niños más chicos les pones una realidad falsa”.

Delgadillo, quien se destaca como futbolista en el plano amateur a nivel estatal, comentó que el trabajo con infantes es programado y con ciertos cuidados para evitar alguna afectación emocional.

“Debe uno estar consciente de la edad de los niños, es formativo, en las actividades se adaptan, mi trabajo es lúdico, relacionado al juego para que les guste el futbol”, apuntó.

Dijo que en una edad adecuada se manejan con mayor precisión los fundamentos técnicos del futbol y las actitudes dentro de cancha.

Dijo que los niños deben entender que en un partido está en riesgo recibir un golpe, un balonazo, por eso es importante hablar con ellos de que es un deporte de contacto.

“Les preguntamos si están conscientes de que les gusta el deporte, que tienen que soportar golpes y dolor para salir adelante; se les hace ver que si se doblegan con un golpe pueden perder el gusto, uno como docente inculcamos definir actitud y manejar el carácter para que sigan con firmeza en el futbol”.

Delgadillo refirió que los niños, en esa etapa formativa, deben vivir el deporte y entender que en la vida habrá adversidades, que más grandes recibirán golpes fuertes de los que tienen que superar, levantándose para ir para delante.

COMPETENCIA

El entrenador dirige a los Colosos de la categoría infantil en la liga La Cantera de Chiautempan

Delgadillo forma parte de la nueva generación de entrenadores de futbol con preparación académica

Continúa leyendo:

Local

Día del Médico | Miedo no, respeto al coronavirus: médico

Exhortan a la población a tomar en serio la enfermedad y no esperar a que un familiar se contagie o muera

Local

Un paciente Covid-19 le cuesta al gobierno $30 mil al día

Solo un 20 % de los pacientes que es intubado libra el mal en San Pablo del Monte, Huamantla y Nativitas.

Municipios

Reclaman pago de una factura en Calpulalpan

Es por concepto de la reparación del equipo de audio del gimnasio Revolución

Municipios

Alcalde de Tlaltelulco se niega a pagar 2.7 mdp

Corresponden al finiquito de policías y trabajadores

Municipios

Aumenta movilidad en fiestas patronales

En la comunidad de San Lucas Cuauhtelulpan, fue instalada la tradicional feria

Municipios

Inauguran exposición artesanal en Ixtacuixtla

Exhiben varias artesanías en las instalaciones de la presidencia

Municipios

Habrá en Ixtacuixtla un tianguis turístico

Durante un día, la actividad permitirá detonar el comercio de artesanías, gastronomía y turismo

Local

En Tlaxcala, reactivarán la alfarería por fiestas

Los productores de cazuelas observan un panorama alentador