imagotipo

Brasil goleo a Australia 4-0

Brasil, que el viernes perdió 1-0 su amistoso ante Argentina, se desquitó ayer con Australia, a la que goleó 4-0 con un doblete de Diego Souza, quien además firmó el gol más rápido en la historia de la Canarinha.

El delantero del Sport Recife, de 31 años de edad y quien no había anotado en sus cinco anteriores partidos con la Selección Brasileña, se hizo presente en el marcador con sólo 10 segundos de juego. Logró su doblete en el tercer minuto del tiempo de compensación.

“Estoy muy feliz. Es el resultado de un trabajo bien hecho. Es un sueño estar en la Selección y un placer estar junto a estos chicos. Sólo puedo dar las gracias por haber hecho dos goles y haber podido ayudar al equipo en la victoria”, afirmó Souza, quien en este encuentro remplazó a Gabriel Jesús, lesionado durante el clásico contra Argentina.

Tite, seleccionador de Brasil, alineó un cuadro titular renovado, con sólo tres de los titulares que perdieron contra Argentina, también en Melbourne.

El defensor Thiago Silva, así como volantes Paulinho y Philippe Coutinho fueron los únicos que repitieron de inicio.

El portero Diego Alves, el defensor David Luiz, en funciones de volante en este partido, y el también defensor Alex Sandro se estrenaron con Brasil bajo las órdenes de Tite.

Brasil comenzó de la mejor manera el partido, con ese primer tanto de Souza, tras un robo de balón por parte de Giuliano.

Cuando todo anunciaba una goleada, Brasil dejó pasar más de una hora hasta lograr el segundo, marcado por Thiago Silva, con remate de cabeza al minuto 62.

Philippe Coutinho cobró un tiro de esquina que David Luiz remató directo al larguero. Tras el rebote, Rodrigo Caio colocó el balón cerca de la línea de gol, donde apareció el defensor del París Saint Germain para anotar.

El tercer tanto llegó al minuto 75, obra de Taison, quien anotó su primer tanto con la Canarinha. La jugada fue iniciada por Willian, quien acababa de ingresar al terreno de juego. El delantero del Shakhtar aprovechó un pase de Paulinho.

Cuando el partido estaba terminando, llegó el cuarto gol, ya en el descuento.

Willian inició un contragolpe que acabó en tiro de esquina, y aunque los dos minutos de compensación ya se habían cumplido, el árbitro dejó que se realizara el cobro.