imagotipo

Antonio Briseño sacrificó lo económico por el sueño europeo

POR FERNANDO SCHWARTZ
Antonio Briseño, desde Feirense, charló con Agenda Fox Sports sobre su sorpresiva llegada al futbol portugués: “No hay que decir nada hasta que se haga. Al final salió. No quería rumores hasta que todo se concretara”, explicó el defensor mexicano.

El “Pollo” está feliz, pues recientemente se casó y ahora tiene la oportunidad de trascender en Europa. “Nos sentimos contentos. Fueron dos decisiones importantes de vida. Ya disfruté a mi esposa, quien vendrá en un mes, cuando yo ya esté ubicado. La decisión que tomé es importante en mi vida. Hay que arriesgarse para trascender en lo futbolístico y en lo laboral. Esto también sirve para la vida. Conoceré una cultura nueva, un idioma diferente. Quise darme la oportunidad de vivir esta gran experiencia”.

El campeón del Mundo Sub-17 en México 2011 explicó cómo fue la negociación: “En su momento le informé a Tigres que tenía esta oferta. Me comentaron que adelante. El préstamo a Veracruz era gratis. Si podía ofrecer como futbolista me daban la oportunidad. Con Veracruz no me arreglé en lo económico. Con ellos crecí, le di para adelante. Así se concretó esto”.

Con Veracruz se afianzó como titular: “Evidentemente ahí tuve grandes partidos de lateral izquierdo y central. Estoy agradecido con la oportunidad. Me maté en la cancha por salvarnos del descenso. Fue una tarea importante de todos. El granito que aporté sirvió. Se consiguió el objetivo”.

Será el onceavo mexicano que juega en Portugal: “Gracias a Dios que se dio. A lo mejor no es un equipo grande como Benfica, Porto o Sporting de Lisboa. Sé a lo que vengo. Estoy mentalizado que es un gran paso. Acumular minutos y avanzar. Es súper bueno jugar en una Liga de estas”.

Dos temporadas: “Salí libre. Al final, hablando económicamente, ganaré menos que en México. Son equipos chicos, pero uno quiere trascender y lo pones secundario. Eso vendrá. Es una apuesta. Trato de siempre ver lo futbolístico, y aquí estoy”.

La Selección Mexicana Sub-17 campeona en 2011 fue borrada del mapa: “Es abrir camino. Todo mundo sabe la situación que se vive en México. La generación del 2005, junto  a la del 2011 y la de los Olímpicos de 2012, es buena. A lo mejor los procesos no fueron los más adecuados. Hay varios jugadores de la del 2011 que batallan por conseguir equipo. Gracias a Dios sigue siendo un trabajo. Me toca estar aquí. Ojalá esto sea cada vez más repetitivo y que jugadores de la cantera mexicana salgan. Ojalá haya más oportunidades para el futbolista mexicano”.

Incluso, el “Pollo” se fue a la Liga de Ascenso: “Me fui a Juárez antes de los Olímpicos. Quería más minutos. Hay que  ver los equipos. Tigres pelea campeonatos, con una buena base de extranjeros, una de las mejores del mundo. El proyecto es ganar títulos. A lo mejor no era el momento indicado para mí. Me ayudaron, entre comillas, a acomodarme. Recaí en Juárez. Fue lo mejor. Tuve minutos. Ahí se fijó en mi Veracruz, de ahí me contrataron y ahora estoy aquí. Tigres entendió que debía salir. En un futuro, en cinco o seis años, que tenga la confianza de creer en mí, regresaré. Ellos tendrán la decisión. Saben la situación, tengo la puertas abiertas”.

Atlas sigue siendo proveedor en Europa: Pavel Pardo, Rafael Márquez, Andrés Guardado, Jared Borgetti, Edson Rivera, Hebert Alférez, Carlos Gutiérrez. ¡Vaya cantidad!