imagotipo

México cae en Roland Garros. Santiago González se queda sin el título de dobles

Por pequeños detalles, como se definen las finales, se esfumó el sueño de Santiago González y el tenis mexicano en París.

En el regreso de un tenista azteca a una final de dobles en Roland Garros después de 40 años, el veracruzano y su pareja, el estadounidense Donald Young, perdieron después de dos horas y 13 minutos de acción, en tres sets con parciales de 6-7, 7-6 y 3-6 ante el norteamericano Ryan Harrison y el neozelandés Michael Venus.

Entérate: Con solo 20 años, Jelena Ostapenko gana Roland Garros

Pese a que el grito de ¡México-México! retumbó con gran fuerza en el estadio Philippe Chatrier, el público no pudo ver coronarse a su favorito.

Nadie dio tregua durante el periodo inicial. Cada dupla mantenía su saque con autoridad esperando el error del rival, mismo que nunca llegó hasta el ‘tiebreak’. Con el juego igualado, la potente derecha de Ryan Harrison terminó por marcar la diferencia.

De la mano del estadounidense, se agenciaron el primer set por 7-6.

Para el segundo, y con la obligación de responder, el mexicano y Young mantuvieron la misma fórmula. Se repitió el escenario con otro ‘tiebreak’, pero en esta ocasión lo pudieron solventar a su favor. Una derecha de Santy en la red emparejó los cartones y obligó a un tercer y definitivo set.

Ninguna dupla era capaz de romperle el servicio a su oponente. Se acercaban las dos horas de acción sobre la arcilla parisina, y todo estaba igual. Hasta que llegó el primer quiebre.

Lee también: Nadal jugará décima final en Roland Garros, donde le espera Wawrinka

Una doble falta del veracruzano en el sexto game fue la daga en su contra. Cuando el partido parecía liquidado, González y Young respondieron inmediatamente recuperando su servicio. No querían entregar sus oportunidades tan fáciles.

El parido cambió por completo y una serie de errores de Donald Young fueron catastróficos para las aspiraciones del veracruzano.

Harrison y Venus se alzaron con su primer título de Grand Slam.

México tendrá que esperar para saberse ganador de un “grande”.
/dec