imagotipo

Restaurante sugiere menú según la cara del comensal

  • EFE Agencia
  • en Doble Vía

La cadena de comida rápida KFC en la ciudad de Pekín ha instalado una tecnología que escanea la cara de los clientes y, de acuerdo con los datos que obtiene, les sugiere un determinado menú, una tecnología que sus creadores esperan extender a otro tipo de comercios.

Establecido a modo experimental de KFC este modelo tiene en el barrio financiero de la capital una sucursal y  ha comenzado a funcionar esta semana, ha sido desarrollado por el gigante tecnológico local Baidu, conocido en el país por sus servicios de búsqueda en internet.

“Cuando un cliente entra en el restaurante, el sistema puede, según su cara, adivinar qué edad tiene, si es hombre o mujer, y analizar su carácter: si es abierto, si es tímido… de esta manera puede recomendar un determinado menú para él”, comentó a Efe el ingeniero de Baidu Qiao Shi.

No parece que KFC, la primera cadena de comida rápida que llegó a China, y que en 2017 cumple 30 años en este país, se fije en si los clientes tienen sobrepeso o no a la hora de ofrecerlos uno y otro menú, ya que la inteligencia artificial por ahora no calcula su masa corporal.

El técnico de Baidu explicó que la compañía lleva varios años desarrollando esta tecnología de inteligencia artificial y que KFC, desde 2016 es una rama independiente de la firma original estadounidense, es el primer negocio de restauración que ha decidido ponerla al servicio de sus clientes.

/cpg