/ viernes 19 de abril de 2024

¡Agua, por favor! Conoce la historia de Tláloc, el dios prehispánico al que le debemos las lluvias

En la antigüedad, sacrificios y rituales eran ofrendados al señor de la lluvia y el trueno

Estamos a punto de comenzar la temporada de lluvias en México, momento en el que se hace presente una deidad prehispánica asociada con el agua y los truenos: Tláloc.

Lee más: ➡️Coworking, la nueva forma de trabajo se manifiesta en Tlaxcala

Para los aztecas, este dios era responsable de que cayera agua del cielo, por lo que las ofrendas, sacrificios y rituales en su honor configuraron todo un culto del que han llegado ecos hasta nuestros días.


➡️Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

A lo largo de la historia, el ser humano ha tratado de controlar fenómenos climáticos a como dé lugar. Para ello danza, habla, canta, murmura, reza y hasta muere.

¿Cuáles son los rituales más populares en torno a esta búsqueda mágica de la lluvia y la abundancia? Esto es lo que se sabe al respecto.

LA HISTORIA

Te recomendamos: ➡️No te dejes engañar, falsos gestores ofrecen créditos vía Facebook

Aunque se trata de un ser divino, Tláloc tiene una representación física que los antiguos pobladores de nuestro territorio utilizaron para crear cercanía y pertenencia con él.

Las gráficas que se han encontrado son variantes en diferentes regiones, pero en todos los casos coinciden con una máscara hecha de serpientes, enormes ojos y grandes colmillos.

Dentro de la cosmogonía de los aztecas, todo lo referente al agua tenía que ver con Tláloc, por lo que la vida misma era resultado de su poder. Él era el responsable de las inundaciones y sequías, confiriéndolo así como un dios bueno o malo.

No dejes de leer:➡️Más que temor, causa emoción presunta presencia de león en Yauhquemehcan

Para que Tláloc fuera compasivo con la humanidad, había que rogarle y rendirle culto cuanto fuera posible, de manera que la expresión “Tláloc, cálmate, por favor” no es vano.

RITUALES Y SACRIFICIOS

Si bien puede parecer sorprendente por el sesgo cultural que tenemos en el siglo XXI, los aztecas rendían una buena cantidad de tributos al dios de la lluvia, así como sacrificios de animales y humanos.

Entérate: ➡️Caminar es uno de los mejores y más infravalorados ejercicios del siglo XXI

Uno de los más escabrosos de los que se tiene registro es el de los niños, que se creía eran representantes del dios en la tierra. Los sacrificios tenían lugar durante ciertas épocas del año coincidentes con períodos específicos del calendario mesoamericano. El método más común incluía la extracción del corazón, práctica justificada desde la perspectiva religiosa, cosmológica, política y social.

Otros rituales menos sanguinarios son los asociados con las artes. La famosa danza de la lluvia no solo se practicó en Mesoamérica, sino que es una tradición de todas partes del mundo. La variante azteca consistió en el uso de cascabeles y otros elementos que hicieran ruido al momento de rezar, porque sí: la danza para ellos era una forma de oración.

Más detalles: ➡️Protege a tus mascotas del calor, no hacerlo tiene sanción en Tlaxcala

EN LA ACTUALIDAD TLAXCALTECA

Ciertamente a estas alturas de la civilización nadie hace este tipo de rituales de manera natural, sin embargo, algunas costumbres se quedaron en el inconsciente colectivo para pedir el favor divino, que ahora se mezclan con el culto católico.

Tan importante es el cultivo del maíz entre los yumhu de Ixtenco que su calendario se compone de ciclos dedicados a los elementos que conforman la vida. Lo más sobresaliente es la celebración de San Juan Bautista, el santo patrón, ya que ahí se deja entrever el culto antiguo de la deidad del agua de la lluvia.

Sigue leyendo:➡️Mes de los anfibios! Conoce al sapo de espuelas, un anfibio que excava para protegerse de las altas temperaturas

Desde los arcos de semillas que se emplean en la procesión nocturna, como el recorrido mismo y los altares que se colocan en cuatro esquinas refuerzan la idea de la identificación. La sorprendente vigencia del culto a una deidad étnica tan antigua como lo es la deidad acuática, muestra el proceso adaptativo de los pueblos originarios y la transformación de su culto en otro de matices católicos, explica el investigador Jorge Guevara en su artículo “Ciclos rituales mágicos-religiosos del maíz”.

No dejes de leer:➡️¡Justo en la nostalgia! ¿Recuerdas cuando vendían fruta en las escuelas de nivel básico?

Por otro lado, 42 sones acompañados de violín, guitarrón y vihuela forman parte de la danza de la lluvia en honor a San Isidro. Dentro de la comunidad al pie de la Malinche, mujeres, niños y hombres bailan fervorosos para pedir a su santo patrono por las lluvias y buenas cosechas. Espectáculo que se conoce como Danza de los Basarios.

En Tenancingo, por su parte, las celebraciones religiosas están dedicadas a la Santa Cruz. Cada 3 de mayo, comunidades campesinas colocan cruces adornadas y bendecidas en los campos, cerros, pozos de agua, manantiales y árboles para asegurar una buena temporada de lluvias en beneficio de los terrenos de labor.

Estamos a punto de comenzar la temporada de lluvias en México, momento en el que se hace presente una deidad prehispánica asociada con el agua y los truenos: Tláloc.

Lee más: ➡️Coworking, la nueva forma de trabajo se manifiesta en Tlaxcala

Para los aztecas, este dios era responsable de que cayera agua del cielo, por lo que las ofrendas, sacrificios y rituales en su honor configuraron todo un culto del que han llegado ecos hasta nuestros días.


➡️Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

A lo largo de la historia, el ser humano ha tratado de controlar fenómenos climáticos a como dé lugar. Para ello danza, habla, canta, murmura, reza y hasta muere.

¿Cuáles son los rituales más populares en torno a esta búsqueda mágica de la lluvia y la abundancia? Esto es lo que se sabe al respecto.

LA HISTORIA

Te recomendamos: ➡️No te dejes engañar, falsos gestores ofrecen créditos vía Facebook

Aunque se trata de un ser divino, Tláloc tiene una representación física que los antiguos pobladores de nuestro territorio utilizaron para crear cercanía y pertenencia con él.

Las gráficas que se han encontrado son variantes en diferentes regiones, pero en todos los casos coinciden con una máscara hecha de serpientes, enormes ojos y grandes colmillos.

Dentro de la cosmogonía de los aztecas, todo lo referente al agua tenía que ver con Tláloc, por lo que la vida misma era resultado de su poder. Él era el responsable de las inundaciones y sequías, confiriéndolo así como un dios bueno o malo.

No dejes de leer:➡️Más que temor, causa emoción presunta presencia de león en Yauhquemehcan

Para que Tláloc fuera compasivo con la humanidad, había que rogarle y rendirle culto cuanto fuera posible, de manera que la expresión “Tláloc, cálmate, por favor” no es vano.

RITUALES Y SACRIFICIOS

Si bien puede parecer sorprendente por el sesgo cultural que tenemos en el siglo XXI, los aztecas rendían una buena cantidad de tributos al dios de la lluvia, así como sacrificios de animales y humanos.

Entérate: ➡️Caminar es uno de los mejores y más infravalorados ejercicios del siglo XXI

Uno de los más escabrosos de los que se tiene registro es el de los niños, que se creía eran representantes del dios en la tierra. Los sacrificios tenían lugar durante ciertas épocas del año coincidentes con períodos específicos del calendario mesoamericano. El método más común incluía la extracción del corazón, práctica justificada desde la perspectiva religiosa, cosmológica, política y social.

Otros rituales menos sanguinarios son los asociados con las artes. La famosa danza de la lluvia no solo se practicó en Mesoamérica, sino que es una tradición de todas partes del mundo. La variante azteca consistió en el uso de cascabeles y otros elementos que hicieran ruido al momento de rezar, porque sí: la danza para ellos era una forma de oración.

Más detalles: ➡️Protege a tus mascotas del calor, no hacerlo tiene sanción en Tlaxcala

EN LA ACTUALIDAD TLAXCALTECA

Ciertamente a estas alturas de la civilización nadie hace este tipo de rituales de manera natural, sin embargo, algunas costumbres se quedaron en el inconsciente colectivo para pedir el favor divino, que ahora se mezclan con el culto católico.

Tan importante es el cultivo del maíz entre los yumhu de Ixtenco que su calendario se compone de ciclos dedicados a los elementos que conforman la vida. Lo más sobresaliente es la celebración de San Juan Bautista, el santo patrón, ya que ahí se deja entrever el culto antiguo de la deidad del agua de la lluvia.

Sigue leyendo:➡️Mes de los anfibios! Conoce al sapo de espuelas, un anfibio que excava para protegerse de las altas temperaturas

Desde los arcos de semillas que se emplean en la procesión nocturna, como el recorrido mismo y los altares que se colocan en cuatro esquinas refuerzan la idea de la identificación. La sorprendente vigencia del culto a una deidad étnica tan antigua como lo es la deidad acuática, muestra el proceso adaptativo de los pueblos originarios y la transformación de su culto en otro de matices católicos, explica el investigador Jorge Guevara en su artículo “Ciclos rituales mágicos-religiosos del maíz”.

No dejes de leer:➡️¡Justo en la nostalgia! ¿Recuerdas cuando vendían fruta en las escuelas de nivel básico?

Por otro lado, 42 sones acompañados de violín, guitarrón y vihuela forman parte de la danza de la lluvia en honor a San Isidro. Dentro de la comunidad al pie de la Malinche, mujeres, niños y hombres bailan fervorosos para pedir a su santo patrono por las lluvias y buenas cosechas. Espectáculo que se conoce como Danza de los Basarios.

En Tenancingo, por su parte, las celebraciones religiosas están dedicadas a la Santa Cruz. Cada 3 de mayo, comunidades campesinas colocan cruces adornadas y bendecidas en los campos, cerros, pozos de agua, manantiales y árboles para asegurar una buena temporada de lluvias en beneficio de los terrenos de labor.

Deportes

¡Vamos México! Virgen y Galindo son finalistas, en el preolímpico de voleibol de playa Tlaxcala 2024

Vencieron en semifinales en dos sets a la dupla salvadoreña de los hermanos Guardado

Local

Refrenda Ray Vázquez Conchas que será un legislador responsable; agradece con un desayuno a las personas del Distrito 2

En la Cámara de Diputados dará resultados concretos, compromete Vázquez Conchas al agradecer el respaldo de la gente

Local

Por destacar en ciencia y tecnología, reconoce Olimpiada Latinoamericana a 8 escuelas y a 12 profesores

Kevin Xelhuantzi expuso que en la Olimpiada Latinoamericana de Ciencia y Tecnología trabajan en todos los niveles educativos, desde primaria hasta nivel superior

Local

Está pendiente la terna para elegir a titular de la FGJE, revela secretario de Gobierno; entraría en funciones el primero de agosto

El Poder Ejecutivo estatal ya trabaja en el proceso de transición para que la institución inicie operaciones a partir del primero de agosto

Deportes

México es semifinalista del preolímpico de voleibol de playa

La dupla Atenas Gutiérrez y Susana Torres venció a las “ticas” Kianny Quesada y Ximena Núñez, en dos sets