/ jueves 27 de enero de 2022

Febrero tiene menos días que los demás meses por culpa de un emperador ególatra

El calendario romano fue modificado al antojo de quien le dio su nombre a un mes, y acomodó días y hasta un mes más; entérate

Como sucede con muchos hombres en el poder, a lo largo de la historia, el mes de febrero fue el capricho del emperador César Augusto quien, no conforme con haberle puesto su nombre al octavo mes del año, también hizo movimientos de días en el calendario, a su antojo.

Historiadores han señalado que César Augusto hizo modificaciones al calendario por vanidad. Así quedó establecido el octavo mes del año con el nombre suyo; a julio le quitó el nombre de Quintil y lo nombró en honor a Julio César y a febrero le quitó días, dejándole solo 28 y 29 en años bisiestos y el que debió ser el día 30 se lo agregó al mes de agosto, que tiene 31, como el de julio.

➡️ ¿El mejor jefe del mundo? Ahorró durante un año para llevar a sus empleados de vacaciones

Esto sucedió 23 años antes de Cristo. El astrónomo Juan Antonio Belmonte, del Instituto de Astrofísica de Canarias, IAC, señaló que hay infinidad de estudios porque continúa la duda de saber por qué febrero es el mes más corto en el calendario romano; además, diciembre era el décimo y último mes.

El año comenzaba con marzo, “martius”, dedicado al dios de la guerra, Marte; agregó que Numa Pompilio, introdujo dos meses más: enero, dedicado a Jano, y febrero, el mes de las fiestas de purificación, “februas”.

Fue así como el año pasó a tener 354 días y de forma ocasional tenía un mes más, mercedinus, en el que se pagaba a la servidumbre y que era manipulado por intereses políticos y de orden económico.

Posteriormente fueron los egipcios quienes desarrollaron el calendario que manejamos en la actualidad con 365 días y es muy probable que se hayan basado en las observaciones del ciclo del sol.

Julio César, quien se admiró por los conocimientos de los egipcios, sobre todo por la diferencia de tres meses que había con el calendario romano, encargó uno nuevo al astrónomo Sosígenes de Alejandría, quien ajustó el calendario dejándole los 365 días propuestos por los egipcios, repartió 11 días más entre los meses que pasaron de los 29 y 30 días, quedando algunos con 30 y 31; excepto febrero, que era el último mes y lo dejó fuera del agregado de días.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Incluyó un día extra cada cuatro años que, siguiendo la tradición romana de los meses intercalados, se fijó entre el 23 y el 24 de febrero. De ahí el nombre de bisiesto.

Publicado originalmente en El Sol de Hermosillo

Como sucede con muchos hombres en el poder, a lo largo de la historia, el mes de febrero fue el capricho del emperador César Augusto quien, no conforme con haberle puesto su nombre al octavo mes del año, también hizo movimientos de días en el calendario, a su antojo.

Historiadores han señalado que César Augusto hizo modificaciones al calendario por vanidad. Así quedó establecido el octavo mes del año con el nombre suyo; a julio le quitó el nombre de Quintil y lo nombró en honor a Julio César y a febrero le quitó días, dejándole solo 28 y 29 en años bisiestos y el que debió ser el día 30 se lo agregó al mes de agosto, que tiene 31, como el de julio.

➡️ ¿El mejor jefe del mundo? Ahorró durante un año para llevar a sus empleados de vacaciones

Esto sucedió 23 años antes de Cristo. El astrónomo Juan Antonio Belmonte, del Instituto de Astrofísica de Canarias, IAC, señaló que hay infinidad de estudios porque continúa la duda de saber por qué febrero es el mes más corto en el calendario romano; además, diciembre era el décimo y último mes.

El año comenzaba con marzo, “martius”, dedicado al dios de la guerra, Marte; agregó que Numa Pompilio, introdujo dos meses más: enero, dedicado a Jano, y febrero, el mes de las fiestas de purificación, “februas”.

Fue así como el año pasó a tener 354 días y de forma ocasional tenía un mes más, mercedinus, en el que se pagaba a la servidumbre y que era manipulado por intereses políticos y de orden económico.

Posteriormente fueron los egipcios quienes desarrollaron el calendario que manejamos en la actualidad con 365 días y es muy probable que se hayan basado en las observaciones del ciclo del sol.

Julio César, quien se admiró por los conocimientos de los egipcios, sobre todo por la diferencia de tres meses que había con el calendario romano, encargó uno nuevo al astrónomo Sosígenes de Alejandría, quien ajustó el calendario dejándole los 365 días propuestos por los egipcios, repartió 11 días más entre los meses que pasaron de los 29 y 30 días, quedando algunos con 30 y 31; excepto febrero, que era el último mes y lo dejó fuera del agregado de días.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Incluyó un día extra cada cuatro años que, siguiendo la tradición romana de los meses intercalados, se fijó entre el 23 y el 24 de febrero. De ahí el nombre de bisiesto.

Publicado originalmente en El Sol de Hermosillo

Policiaca

Menor de dos años no desapareció, fue sustraído por su madre y ya lo devolvió: PGJE

El padre del infante denunció a su expareja y por ello fue activado el protocolo de búsqueda ya que el menor se encontraba en un riesgo inminente

Doble Vía

¿Cuántas has visto? Estas son las películas ambientadas en París más famosas de la historia

Desde comedias románticas hasta dramas profundos, París es destino imperdible en el cine

Deportes

Se coronan dos tlaxcaltecas como campeones nacionales de muay thai en el torneo “Una prueba de Fuego”

Los tlaxcaltecas Ricardo Sánchez Torres y Carlos Daniel García Loaiza se impusieron en el torneo celebrado en la capital del estado