/ sábado 2 de diciembre de 2017

Satélite muestra la contaminación vista desde el espacio

Con la información se ha generado un mapa global de monóxido de carbono, el cual detecta una alta presencia en Asia, África y Sudamérica

MADRID, España.- Algunos de los primeros datos del satélite Sentinel 5P de la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés) se han usado para un mapa global de monóxido de carbono, con alta presencia de este contaminante en zonas de Asia, África y Sudamérica.

Sentinel-5P también revela altos niveles de contaminación procedente de centrales eléctricas en la India.

Lanzado el 13 de octubre, Sentinel-5P ha enviado las primeras imágenes de contaminación del aire. Aunque el satélite aún se está preparando para el servicio, estos primeros resultados muestran que este último satélite de Copernicus está llamado a inaugurar una nueva era en la vigilancia de la calidad del aire, informa la ESA.

Y sus primeros resultados, además de demostrar la sofisticación del instrumento del satélite, han puesto de manifiesto el problema de la contaminación.

Otra de las primeras imágenes muestra el dióxido de nitrógeno en Europa. Generado en gran medida por el tráfico y la combustión de combustibles fósiles en procesos industriales, pueden apreciarse altas concentraciones de este contaminante sobre zonas de los Países Bajos, la cuenca del Ruhr en el oeste de Alemania, el valle del Po en Italia y sobre partes de España.

Josef Aschbacher, director de los Programas de Observación de la Tierra de la ESA, ha destacado que “Sentinel-5P es el sexto satélite del programa de vigilancia medioambiental Copernicus de la Comisión Europea, pero el primero dedicado a la vigilancia de nuestra atmósfera”.

“Estas primeras imágenes, que ofrecen un sugerente adelanto de lo que está por venir, no solo constituyen un hito importante para la misión Sentinel-5P, sino también para Europa”.

“Datos como estos pronto serán la base del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de Copernicus (CAMS), se emplearán para hacer previsiones y, en última instancia, resultarán muy valiosos a la hora poner en marcha políticas de mitigación adecuadas”.

Sentinel-5P aloja el sensor de su clase más avanzado hasta la fecha: Tropomi. Este instrumento ultramoderno puede registrar la presencia de dióxido de nitrógeno, metano, monóxido de carbono o aerosoles, contaminantes que afectan al aire que respiramos y a nuestro clima.

Tras el lanzamiento del satélite, Tropomi se sometió a un proceso planificado de descontaminación. La compuerta que mantenía a Tropomi aislado se abrió recientemente, permitiendo la entrada de luz y la toma de las primeras imágenes.

Estos primeros resultados se desvelaron en el Centro Aeroespacial Alemán (DLR), donde se procesan los datos de Sentinel-5P.

Además de ofrecer un nivel de detalle sin precedentes, la misión presenta una anchura de barrido de 2.600 kilçometros, lo que permite cartografiar la totalidad del planeta cada 24 horas.

La misión también ha logrado capturar ceniza procedente del volcán Agung en Bali (Indonesia).

“Estas primeras imágenes son asombrosas, especialmente si tenemos en cuenta que el satélite aún está en las primeras fases de puesta en servicio operacional”, reconoce Stefan Dech, director del Centro de Observación de la Tierra del DLR.

“El instrumento Tropomi del satélite prometía ofrecer imágenes de contaminantes en una resolución más alta que nunca, y es evidente que está cumpliendo lo prometido”.

MADRID, España.- Algunos de los primeros datos del satélite Sentinel 5P de la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés) se han usado para un mapa global de monóxido de carbono, con alta presencia de este contaminante en zonas de Asia, África y Sudamérica.

Sentinel-5P también revela altos niveles de contaminación procedente de centrales eléctricas en la India.

Lanzado el 13 de octubre, Sentinel-5P ha enviado las primeras imágenes de contaminación del aire. Aunque el satélite aún se está preparando para el servicio, estos primeros resultados muestran que este último satélite de Copernicus está llamado a inaugurar una nueva era en la vigilancia de la calidad del aire, informa la ESA.

Y sus primeros resultados, además de demostrar la sofisticación del instrumento del satélite, han puesto de manifiesto el problema de la contaminación.

Otra de las primeras imágenes muestra el dióxido de nitrógeno en Europa. Generado en gran medida por el tráfico y la combustión de combustibles fósiles en procesos industriales, pueden apreciarse altas concentraciones de este contaminante sobre zonas de los Países Bajos, la cuenca del Ruhr en el oeste de Alemania, el valle del Po en Italia y sobre partes de España.

Josef Aschbacher, director de los Programas de Observación de la Tierra de la ESA, ha destacado que “Sentinel-5P es el sexto satélite del programa de vigilancia medioambiental Copernicus de la Comisión Europea, pero el primero dedicado a la vigilancia de nuestra atmósfera”.

“Estas primeras imágenes, que ofrecen un sugerente adelanto de lo que está por venir, no solo constituyen un hito importante para la misión Sentinel-5P, sino también para Europa”.

“Datos como estos pronto serán la base del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de Copernicus (CAMS), se emplearán para hacer previsiones y, en última instancia, resultarán muy valiosos a la hora poner en marcha políticas de mitigación adecuadas”.

Sentinel-5P aloja el sensor de su clase más avanzado hasta la fecha: Tropomi. Este instrumento ultramoderno puede registrar la presencia de dióxido de nitrógeno, metano, monóxido de carbono o aerosoles, contaminantes que afectan al aire que respiramos y a nuestro clima.

Tras el lanzamiento del satélite, Tropomi se sometió a un proceso planificado de descontaminación. La compuerta que mantenía a Tropomi aislado se abrió recientemente, permitiendo la entrada de luz y la toma de las primeras imágenes.

Estos primeros resultados se desvelaron en el Centro Aeroespacial Alemán (DLR), donde se procesan los datos de Sentinel-5P.

Además de ofrecer un nivel de detalle sin precedentes, la misión presenta una anchura de barrido de 2.600 kilçometros, lo que permite cartografiar la totalidad del planeta cada 24 horas.

La misión también ha logrado capturar ceniza procedente del volcán Agung en Bali (Indonesia).

“Estas primeras imágenes son asombrosas, especialmente si tenemos en cuenta que el satélite aún está en las primeras fases de puesta en servicio operacional”, reconoce Stefan Dech, director del Centro de Observación de la Tierra del DLR.

“El instrumento Tropomi del satélite prometía ofrecer imágenes de contaminantes en una resolución más alta que nunca, y es evidente que está cumpliendo lo prometido”.

Local

Arranca en Tlaxcala intensa jornada de vacunación contra Covid-19

Culminará el próximo viernes dirigida a menores de 15 a 17 años, de 12 a 17 años con comorbilidades y personas rezagadas

Local

Gana Morena en tres de cinco comunidades tlaxcaltecas

De acuerdo con los resultados preliminares tras conteos rápidos

Municipios

Primer y segundo regidor de Totolac acuden a Sesión de Cabildo en evidente estado de ebriedad

Ambos fueron señalados por el cuerpo edilicio de intentar alterar el orden del Cabildo

Municipios

Solicitan protección a autoridad de SPM; desalojados temen por su vida

Afectados calculan que los daños aumentaron a más de cuatro millones de pesos por el daño a sus viviendas

Local

Trabajan Lorena Cuéllar y Zoé Robledo para perfeccionar el sistema de Salud en Tlaxcala

cordaron las rutas a seguir para alcanzar la universalidad en el sector

Local

Observatorio meteorológico de Tlaxcala tiene equipo decadente

La información meteorológica y climática en tiempo real tiene un alto valor socioeconómico

Salud

Creadores de Sputnik V podrían adaptar vacuna para variante Ómicron en 45 días

Sus creadores aseguran que tanto Sputnik V como su versión monodosis Sputnik Light son capaces de neutralizar a la nueva variante