/ lunes 27 de mayo de 2024

¿Tu apellido termina en “ez”? Esta es la historia detrás

Los “González” “Martínez”, “Hernández” y “Enríquez” tienen algo en común más allá de las letras, averigua de dónde vienen

Los apellidos revelan nuestra historia familiar, pues a través de las generaciones pasan como una señal de identidad. Incluso, a veces llega a adquirir más importancia que el nombre de pila.

Si tu apellido termina con “ez” o conoces a alguien que tenga esta terminación, debes saber que su historia familiar tiene más de ocho siglos de historia. Además, son de los más habituales de nuestro país, que llegaron a partir de la Conquista.

➡️Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

De acuerdo con la Real Academia de la Lengua Española (RAE), el apellido es el nombre de familia con que se distinguen las personas y viene del latín appellitare, que significa llamar repetidamente. Mientras que el sufijo “ez” en los apellidos españoles es una fórmula lingüística que significa “hijo de”.

En la España del siglo XIII esta terminación servía para identificar a las personas por ser hijos de alguien conocido. Por ejemplo, el apellido González alude a los descendientes de Gonzalo y los hijos de Hernán se apellidaban Hernández.

OTROS APELLIDOS CON HISTORIA

Entérate:➡️ ¿Qué tan popular es tu apellido? Consúltalo en estos mapas digitales

Además de los apellidos referentes a nombres de pila, existen los toponímicos, que se derivan de lugares geográficos. Ejemplo de estos son Zamora (de la provincia española homónima) y Navarro (proveniente de Navarra), los cuales indican el origen geográfico de una persona o sus antepasados. Estos se dieron a partir de las movilizaciones sociales y la migración, especialmente.

Los apellidos derivados de oficios o características físicas o personales también son comunes para reflejar la profesión o rasgos distintivos de un individuo o su familia. Molinero, Herrero o Moreno son ejemplos de cómo las actividades económicas podían definir a una familia en particular.

¿De qué nos sirve conocer el origen de los apellidos? Sus registros han ayudado a mantener estudios claros de genealogías y linajes al reflejar la historia, la cultura y la estructura social que acompañan a una comunidad a lo largo de la historia.

Lee también:➡️ Estos son apellidos más raros en México, checa si tu apellido es uno de ellos

¿CON O SIN TILDE?

En español, los apellidos patronímicos formados con la terminación “ez” se pronuncian por lo general con acentuación llana como Rodríguez, López o Pérez. En ese sentido, la tilde es obligatoria.

Por otro lado, la RAE indica que si tu apellido es una variante acentual de alguna forma tradicional porque se ha pronunciado siempre en su familia como una palabra aguda y así está registrado, es válido escribirlo sin tilde.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

PARA SABER MÁS

Todos los ciudadanos mexicanos contamos con dos apellidos que nos dan identidad, esto se debe a que en las clases altas de Castilla del siglo XVI era muy complicado identificar a una persona de entre toda la población únicamente con uno solo, por lo que decidieron implementar un segundo.

En 1899 se comenzó a aplicar por ley el uso de dos apellidos en otras partes del mundo como consecuencia de la creación del primer código civil español, el cual mencionaba que “los hijos debían contar con un apellido paterno y uno materno”.


Los apellidos revelan nuestra historia familiar, pues a través de las generaciones pasan como una señal de identidad. Incluso, a veces llega a adquirir más importancia que el nombre de pila.

Si tu apellido termina con “ez” o conoces a alguien que tenga esta terminación, debes saber que su historia familiar tiene más de ocho siglos de historia. Además, son de los más habituales de nuestro país, que llegaron a partir de la Conquista.

➡️Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y recibe las noticias más relevantes de Tlaxcala, México y el Mundo

De acuerdo con la Real Academia de la Lengua Española (RAE), el apellido es el nombre de familia con que se distinguen las personas y viene del latín appellitare, que significa llamar repetidamente. Mientras que el sufijo “ez” en los apellidos españoles es una fórmula lingüística que significa “hijo de”.

En la España del siglo XIII esta terminación servía para identificar a las personas por ser hijos de alguien conocido. Por ejemplo, el apellido González alude a los descendientes de Gonzalo y los hijos de Hernán se apellidaban Hernández.

OTROS APELLIDOS CON HISTORIA

Entérate:➡️ ¿Qué tan popular es tu apellido? Consúltalo en estos mapas digitales

Además de los apellidos referentes a nombres de pila, existen los toponímicos, que se derivan de lugares geográficos. Ejemplo de estos son Zamora (de la provincia española homónima) y Navarro (proveniente de Navarra), los cuales indican el origen geográfico de una persona o sus antepasados. Estos se dieron a partir de las movilizaciones sociales y la migración, especialmente.

Los apellidos derivados de oficios o características físicas o personales también son comunes para reflejar la profesión o rasgos distintivos de un individuo o su familia. Molinero, Herrero o Moreno son ejemplos de cómo las actividades económicas podían definir a una familia en particular.

¿De qué nos sirve conocer el origen de los apellidos? Sus registros han ayudado a mantener estudios claros de genealogías y linajes al reflejar la historia, la cultura y la estructura social que acompañan a una comunidad a lo largo de la historia.

Lee también:➡️ Estos son apellidos más raros en México, checa si tu apellido es uno de ellos

¿CON O SIN TILDE?

En español, los apellidos patronímicos formados con la terminación “ez” se pronuncian por lo general con acentuación llana como Rodríguez, López o Pérez. En ese sentido, la tilde es obligatoria.

Por otro lado, la RAE indica que si tu apellido es una variante acentual de alguna forma tradicional porque se ha pronunciado siempre en su familia como una palabra aguda y así está registrado, es válido escribirlo sin tilde.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

PARA SABER MÁS

Todos los ciudadanos mexicanos contamos con dos apellidos que nos dan identidad, esto se debe a que en las clases altas de Castilla del siglo XVI era muy complicado identificar a una persona de entre toda la población únicamente con uno solo, por lo que decidieron implementar un segundo.

En 1899 se comenzó a aplicar por ley el uso de dos apellidos en otras partes del mundo como consecuencia de la creación del primer código civil español, el cual mencionaba que “los hijos debían contar con un apellido paterno y uno materno”.


Municipios

Da primeros resultados el C2 de Contla de Juan Cuamatzi en su primera etapa; operan 22 cámaras de videovigilancia

Trabajan 22 cámaras de videovigilancia en las 12 comunidades; el objetivo es instalar 64 aparatos con tecnología de punta

Local

Deberá ITE aperturar paquetes de la elección de presidencia municipal de Huamantla

El TET dio 72 horas posteriores a la notificación para realizar dicho acto

Cultura

Inician trabajos para conformación del Museo del Carnaval de Tlaxcala

Fueron elegidos los miembros que decidirán el rumbo del proyecto, desde su ubicación hasta su museografía

Deportes

Tienen Coyotes de Tlaxcala nueva piel; se presentaron en “la cueva”

El equipo mostró sus uniformes que portará para encarar el torneo Apertura 2024