imagotipo

Sufrí discriminación en EU, asegura Eiza González

La actriz, Eiza González, compartió en su cuenta de Instagram una desagradable experiencia cuando hizo su primer casting en Estados Unidos.

Como parte de la entrevista que ofreció a “Interview Magazine”, Eiza cuenta que el director le dijo que sólo tendría trabajo por ser bonita.

“Fue la primera audición que tuve en Estados Unidos, y es un formato diferente al de México. Aquí lees con un director de casting mientras graban. Y algunos de ellos simplemente leen en blanco.

Thank you @interviewmag for making part of your “Youth in a Revolt” Shot by the one and only @craigmcdeanstudio •••• “I’m a perfectionist, which is bad at times but very good at other times. It was the first audition I got in the U.S., and it’s a different format than Mexico. In Mexico, it’s always a chemistry read; you always read with another actor and it’s usually on a set. Here, you read with a casting director while they’re taping and some of them just read blankly. I was given four scenes, and I thought I was meant to choose one, because that’s how it is in Mexico. I was learning as I was going, getting used to a complete different industry and trying my best. But the casting director stopped everything. She said, “You’re probably going to work just because you’re pretty.” I was like, “What does that even mean?” I was so upset, and I made a mental note that I never wanted to hear that again. I was like, “I’m going to show you.” I work EVERY SINGLE DAY to not fall into stereotypes. Motivated me to work ten times harder.

Una publicación compartida de E$ (@eizagonzalez) el

Me dieron cuatro escenas, y pensé que estaba destinada a elegir una, porque así es en México. Me estaba aprendiendo como normalmente lo hacía (…) pero el director de casting detuvo todo y dijo: ‘probablemente vayas a trabajar sólo porque eres bonita’. Yo pensaba: ‘¿qué significa eso?’”, comentó la actriz.

Esta situación incomodó y molestó a Eiza; sin embargo, tomó el comentario como un impulso para esforzarse y demostrar con trabajo, su calidad como actriz.

“Estaba tan molesta que hice una nota mental: ‘Nunca quiero oír eso otra vez’. Yo pensaba: ‘Lo voy a demostrar trabajando cada día para no caer en los estereotipos’. Me motivó a trabajar diez veces más”, finalizó.