/ jueves 30 de agosto de 2018

Ana y Bruno alucinante animación que llega este viernes a los cines

El director Carlos Carrera explora los miedos y las fantasías sobrenaturales en este filme que corona más de una década de esfuerzo para concretar su primer largometraje animado

El deseo de desarrollar una historia que tocara al espectador fue una inspiración para que el cineasta Carlos Carrera desarrollara la historia de Ana y Bruno. Esta cinta animada, que toca desde la animación distintos temas sobre las relaciones humanas, cuenta la historia de Ana una niña que acompañada de seres fantásticos sale a la búsqueda de su padre, con la intención de rescatar a su mamá de las temibles garras de un médico que la maltrata en un hospital siquiátrico.

Tuvieron que pasar 10 años para que este proyecto llegara a las salas de cine, tiempo en el que Carlos Carrera estrenó otras dos cintas, Backyard y De la infancia. “Así son las películas de animación, se llevan mucho tiempo, y más una que cuesta más del promedio”, afirma el cineasta.

“Lo más difícil es conseguir el dinero”, asegura el mexicano que hace 24 años ganó la Palma de Oro en Cannes por su cortometraje El héroe, que también le llevó varios años de trabajo. “Es complicado hacer cine en México y aún más hacer animación. Es complicado hacer cine o animación en cualquier parte del mundo. Y ya si combinas las cosas pues se vuelve doblemente difícil”, dice.

El caso no fue distinto en la realización de Ana y Bruno, cuyo costo de realización ascendió a los 104 millones de pesos. Carrera tuvo que enfrentar diversos problemas, como la salida de un inversionista justo en plena producción.

“Así pasa cuando uno tiene una historia que no se puede encasillar en una fórmula conocida para asegurar el éxito comercial; que no tiene albures, no es un melodrama, no es romántica ni tiene superhéroes”, menciona sobre esta cinta que aborda temas como la esperanza y el adiós a los seres queridos.

Lo cierto es que los años de espera y trabajo le han dejado como resultado una cinta que fue reconocida en los premios Quirino, en España, como el mejor Largometraje de Animación Iberoamericano, además de ser la película de clausura en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Morelia.

Parte del éxito se debe al trabajo de los actores que prestan sus voces a los personajes, pues según el cineasta ellos fueron quienes complementaron y le dieron otro sentido a la historia. “Hay cosas que no están escritas en el guion, que son producto de su trabajo, de su intuición, de la convivencia entre unos y otros, de reaccionar y contestarse entre ellos”, explica el ganador de 8 premios Ariel y quien fue nominado al Oscar a Mejor Película extranjera por su filme El crimen del padre Amaro.

Como apasionado a su trabajo, Carlos Carrera se siente satisfecho por el resultado de Ana y Bruno, aunque no oculta su inquietud perfeccionista. “Es bonito ver el resultado, pero de repente sí reviso bocetos y digo ‘ay, esto estaba más padre de cómo quedó’. Pero eso es normal en todas las películas, te surgen dudas de ‘bueno, tal vez esto hubiera estado mejor hacerlo así’, pero es muy ocioso”, concluye.

Ana y Bruno cuenta con el doblaje de Marina de Tavira, Regina Orozco, Galia Mayer, Daniel Carrera, Silverio Palacios, Damián Alcázar y Héctor Bonilla, y llegará a cine este viernes.

El deseo de desarrollar una historia que tocara al espectador fue una inspiración para que el cineasta Carlos Carrera desarrollara la historia de Ana y Bruno. Esta cinta animada, que toca desde la animación distintos temas sobre las relaciones humanas, cuenta la historia de Ana una niña que acompañada de seres fantásticos sale a la búsqueda de su padre, con la intención de rescatar a su mamá de las temibles garras de un médico que la maltrata en un hospital siquiátrico.

Tuvieron que pasar 10 años para que este proyecto llegara a las salas de cine, tiempo en el que Carlos Carrera estrenó otras dos cintas, Backyard y De la infancia. “Así son las películas de animación, se llevan mucho tiempo, y más una que cuesta más del promedio”, afirma el cineasta.

“Lo más difícil es conseguir el dinero”, asegura el mexicano que hace 24 años ganó la Palma de Oro en Cannes por su cortometraje El héroe, que también le llevó varios años de trabajo. “Es complicado hacer cine en México y aún más hacer animación. Es complicado hacer cine o animación en cualquier parte del mundo. Y ya si combinas las cosas pues se vuelve doblemente difícil”, dice.

El caso no fue distinto en la realización de Ana y Bruno, cuyo costo de realización ascendió a los 104 millones de pesos. Carrera tuvo que enfrentar diversos problemas, como la salida de un inversionista justo en plena producción.

“Así pasa cuando uno tiene una historia que no se puede encasillar en una fórmula conocida para asegurar el éxito comercial; que no tiene albures, no es un melodrama, no es romántica ni tiene superhéroes”, menciona sobre esta cinta que aborda temas como la esperanza y el adiós a los seres queridos.

Lo cierto es que los años de espera y trabajo le han dejado como resultado una cinta que fue reconocida en los premios Quirino, en España, como el mejor Largometraje de Animación Iberoamericano, además de ser la película de clausura en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Morelia.

Parte del éxito se debe al trabajo de los actores que prestan sus voces a los personajes, pues según el cineasta ellos fueron quienes complementaron y le dieron otro sentido a la historia. “Hay cosas que no están escritas en el guion, que son producto de su trabajo, de su intuición, de la convivencia entre unos y otros, de reaccionar y contestarse entre ellos”, explica el ganador de 8 premios Ariel y quien fue nominado al Oscar a Mejor Película extranjera por su filme El crimen del padre Amaro.

Como apasionado a su trabajo, Carlos Carrera se siente satisfecho por el resultado de Ana y Bruno, aunque no oculta su inquietud perfeccionista. “Es bonito ver el resultado, pero de repente sí reviso bocetos y digo ‘ay, esto estaba más padre de cómo quedó’. Pero eso es normal en todas las películas, te surgen dudas de ‘bueno, tal vez esto hubiera estado mejor hacerlo así’, pero es muy ocioso”, concluye.

Ana y Bruno cuenta con el doblaje de Marina de Tavira, Regina Orozco, Galia Mayer, Daniel Carrera, Silverio Palacios, Damián Alcázar y Héctor Bonilla, y llegará a cine este viernes.

Local

Arranca en Tlaxcala intensa jornada de vacunación contra Covid-19

Culminará el próximo viernes dirigida a menores de 15 a 17 años, de 12 a 17 años con comorbilidades y personas rezagadas

Local

Gana Morena en tres de cinco comunidades tlaxcaltecas

De acuerdo con los resultados preliminares tras conteos rápidos

Municipios

Primer y segundo regidor de Totolac acuden a Sesión de Cabildo en evidente estado de ebriedad

Ambos fueron señalados por el cuerpo edilicio de intentar alterar el orden del Cabildo

Municipios

Solicitan protección a autoridad de SPM; desalojados temen por su vida

Afectados calculan que los daños aumentaron a más de cuatro millones de pesos por el daño a sus viviendas

Local

Trabajan Lorena Cuéllar y Zoé Robledo para perfeccionar el sistema de Salud en Tlaxcala

cordaron las rutas a seguir para alcanzar la universalidad en el sector

Local

Observatorio meteorológico de Tlaxcala tiene equipo decadente

La información meteorológica y climática en tiempo real tiene un alto valor socioeconómico

Salud

Creadores de Sputnik V podrían adaptar vacuna para variante Ómicron en 45 días

Sus creadores aseguran que tanto Sputnik V como su versión monodosis Sputnik Light son capaces de neutralizar a la nueva variante