/ viernes 18 de junio de 2021

Dos cosas ocurrieron en Allende: Los asesinatos y el silencio: James Schamus

El productor James Schamus platica con El Sol de México sus razones para realizar la serie de Somos. sobre la masacre de Allende, Coahuila 

El 18 de marzo de 2011 más de 60 sicarios de Los Zetas llegaron a la ciudad de Allende, Coahuila para asesinar durante el fin de semana a cualquier persona con el apellido Garza o que tuviera relación con él. Buscaban venganza contra José Luis Garza, quien junto a Héctor Moreno presuntamente habían filtrado a la DEA los teléfonos celulares de los líderes del cártel.

La ciudad se convirtió en un campo de batalla que según un expediente de la Fiscalía General de Justicia registró unas 42 personas desaparecidas. Aunque información de los propios habitantes arroja un número de 300 personas de las que hay rastro.

El miedo de los habitantes por represalias y la evidente corrupción del gobierno local y estatal mantuvieron la historia en secreto. Hasta que en 2014, por presión de los medios de comunicación, se tuvo información sobre el caso y comenzaron las investigaciones policíacas.

Dos cosas ocurrieron en Allende: Los asesinatos de hace diez años y el silencio que permanece desde entonces”, dice el productor James Schamus. “Ese silencio es otro tipo de violencia, la violencia estructural de nuestra vida diaria. Por eso nos parecía necesario traer al frente estas historias y visibilizarlas al público”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Nominado al Oscar por Secreto en la montaña y El tigre y el dragón, James Schamus escribió junto a Monika Revilla y Fernanda Melchor Somos. una serie de televisión que retoma los hechos ocurridos en Allende para contar la historias interrumpidas de las víctimas de aquel fin de semana del 2011.

“El titulo busca incluir a todas las personas involucradas: a los buenos, a los malos, a la inocencia y la no inocencia. Pero también a mucha gente que está en medio y que fue tocada por estos hechos”, señala el productor y guionista en entrevista exclusiva con El Sol de México.

Somos. toma como base la investigación Cómo Estados Unidos desencadenó una masacre en México, escrita por la periodista estadounidense Ginger Thompson. La serie que estrena por Netflix el 30 de junio no cuenta los hechos desde la perspectiva de alguna de las víctimas, sino que muestra personajes de ficción construidos a partir de todas las historias truncadas.

“Es como si tomaras una típica serie de narcos pero en vez de apuntar a las estrellas sexys de la pantalla mueves la cámara hacia los extras, a quienes están detrás. Eso cambia la relación que pueda tener el público con la historia, porque te permite conectar con las historias reales de los habitantes. Y esperamos que ello contribuya a que haya una discusión sobre estos hechos”.

La historia sigue cinco líneas narrativas que recuerdan a las víctimas de Allende: ciudadanos de a pie que deben enfrentar problemáticas sociales como la violencia en México derivada del narco, la corrupción de las instituciones, la pobreza y la falta de oportunidades.

“Pero también hay adolescentes enamorados, confundidos sobre su identidad; otros que intentan encontrar un trabajo y ser responsables y todas estas cosas que son de la vida cotidiana. Queríamos que todas las personas de Allende fueran los protagonistas de la historia”, explica James Schamus.

La serie de seis episodios no busca ofrecer respuestas sobre lo ocurrido en Allende. Pero sí exponer las consecuencias de la violencia en México y la irresponsabilidad de la DEA por compartir al gobierno mexicano la información sobre la ubicación de los sicarios, que finalmente fueron quienes dieron el pitazo a los líderes del cártel.

“En Estados Unidos creemos que la violencia ocurre más allá de nuestra frontera sur, que se trata de otra gente. Así que nos pareció importante mantener una narrativa proporcional con el trabajo del gobierno de EUA”.

Para James Schamus fue importante que Somos mostrara el desinterés de las autoridades estadounidenses por las vidas de los habitantes de este poblado.

“Hablamos de violencia y una de las cosas más violentas ocurren al final del primer episodio, cuando después de una hora de escuchar las historias, amores y problemas de toda esta hermosa gente en Allende pasamos a las oficinas de la DEA, en Texas, donde un par de fiscales que buscan detener las drogas y demás se preguntan ‘¿Qué hay en Allende?’ y el otro responde ‘Nada, no hay nada’. Esas para mí son las palabras más violentas porque para ellos esta gente es nada”.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Somos. tuvo como locación el estado de Durango, pues filmar en Allende o en el estado de Coahuila fue prácticamente imposible. “El estudio me dijo que no por cuestiones de seguridad. Y claro no querían ser responsables por lo que me pasara a mí o a mi equipo. Así que nuestra propia experiencia de realizar esta serie fue delineada por esta misma violencia y nosotros entendimos eso”.

El rodaje se mantuvo en secreto en todo momento, pues no quisieron alertar o llamar la atención de nadie externo a la producción para evitar cualquier tipo de percances.

“Los directores en México y sus equipos de producción están acostumbrados a mantener espacios seguros, a no llamar la atención de nadie fuera del crew. Así que sigues esos consejos y cuentas con profesionales que entienden cómo pasan las cosas. Y hay otros programas con la misma temática que tienen protocolos de seguridad que seguimos en este lugar”.

Somos. fue dirigida por Álvaro Curiel y Mariana Chenillo e incluye en su elenco a actores profesionales como Mercedes Hernández, Fernando Larrañaga, Jero Medina, Arelí González y Josué Guerra; así como los actores no profesionales Jesús Sida, Salvador Montenegro, Jimena Pagaza y Jesús Herrera, entre otros.

El 18 de marzo de 2011 más de 60 sicarios de Los Zetas llegaron a la ciudad de Allende, Coahuila para asesinar durante el fin de semana a cualquier persona con el apellido Garza o que tuviera relación con él. Buscaban venganza contra José Luis Garza, quien junto a Héctor Moreno presuntamente habían filtrado a la DEA los teléfonos celulares de los líderes del cártel.

La ciudad se convirtió en un campo de batalla que según un expediente de la Fiscalía General de Justicia registró unas 42 personas desaparecidas. Aunque información de los propios habitantes arroja un número de 300 personas de las que hay rastro.

El miedo de los habitantes por represalias y la evidente corrupción del gobierno local y estatal mantuvieron la historia en secreto. Hasta que en 2014, por presión de los medios de comunicación, se tuvo información sobre el caso y comenzaron las investigaciones policíacas.

Dos cosas ocurrieron en Allende: Los asesinatos de hace diez años y el silencio que permanece desde entonces”, dice el productor James Schamus. “Ese silencio es otro tipo de violencia, la violencia estructural de nuestra vida diaria. Por eso nos parecía necesario traer al frente estas historias y visibilizarlas al público”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Nominado al Oscar por Secreto en la montaña y El tigre y el dragón, James Schamus escribió junto a Monika Revilla y Fernanda Melchor Somos. una serie de televisión que retoma los hechos ocurridos en Allende para contar la historias interrumpidas de las víctimas de aquel fin de semana del 2011.

“El titulo busca incluir a todas las personas involucradas: a los buenos, a los malos, a la inocencia y la no inocencia. Pero también a mucha gente que está en medio y que fue tocada por estos hechos”, señala el productor y guionista en entrevista exclusiva con El Sol de México.

Somos. toma como base la investigación Cómo Estados Unidos desencadenó una masacre en México, escrita por la periodista estadounidense Ginger Thompson. La serie que estrena por Netflix el 30 de junio no cuenta los hechos desde la perspectiva de alguna de las víctimas, sino que muestra personajes de ficción construidos a partir de todas las historias truncadas.

“Es como si tomaras una típica serie de narcos pero en vez de apuntar a las estrellas sexys de la pantalla mueves la cámara hacia los extras, a quienes están detrás. Eso cambia la relación que pueda tener el público con la historia, porque te permite conectar con las historias reales de los habitantes. Y esperamos que ello contribuya a que haya una discusión sobre estos hechos”.

La historia sigue cinco líneas narrativas que recuerdan a las víctimas de Allende: ciudadanos de a pie que deben enfrentar problemáticas sociales como la violencia en México derivada del narco, la corrupción de las instituciones, la pobreza y la falta de oportunidades.

“Pero también hay adolescentes enamorados, confundidos sobre su identidad; otros que intentan encontrar un trabajo y ser responsables y todas estas cosas que son de la vida cotidiana. Queríamos que todas las personas de Allende fueran los protagonistas de la historia”, explica James Schamus.

La serie de seis episodios no busca ofrecer respuestas sobre lo ocurrido en Allende. Pero sí exponer las consecuencias de la violencia en México y la irresponsabilidad de la DEA por compartir al gobierno mexicano la información sobre la ubicación de los sicarios, que finalmente fueron quienes dieron el pitazo a los líderes del cártel.

“En Estados Unidos creemos que la violencia ocurre más allá de nuestra frontera sur, que se trata de otra gente. Así que nos pareció importante mantener una narrativa proporcional con el trabajo del gobierno de EUA”.

Para James Schamus fue importante que Somos mostrara el desinterés de las autoridades estadounidenses por las vidas de los habitantes de este poblado.

“Hablamos de violencia y una de las cosas más violentas ocurren al final del primer episodio, cuando después de una hora de escuchar las historias, amores y problemas de toda esta hermosa gente en Allende pasamos a las oficinas de la DEA, en Texas, donde un par de fiscales que buscan detener las drogas y demás se preguntan ‘¿Qué hay en Allende?’ y el otro responde ‘Nada, no hay nada’. Esas para mí son las palabras más violentas porque para ellos esta gente es nada”.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Somos. tuvo como locación el estado de Durango, pues filmar en Allende o en el estado de Coahuila fue prácticamente imposible. “El estudio me dijo que no por cuestiones de seguridad. Y claro no querían ser responsables por lo que me pasara a mí o a mi equipo. Así que nuestra propia experiencia de realizar esta serie fue delineada por esta misma violencia y nosotros entendimos eso”.

El rodaje se mantuvo en secreto en todo momento, pues no quisieron alertar o llamar la atención de nadie externo a la producción para evitar cualquier tipo de percances.

“Los directores en México y sus equipos de producción están acostumbrados a mantener espacios seguros, a no llamar la atención de nadie fuera del crew. Así que sigues esos consejos y cuentas con profesionales que entienden cómo pasan las cosas. Y hay otros programas con la misma temática que tienen protocolos de seguridad que seguimos en este lugar”.

Somos. fue dirigida por Álvaro Curiel y Mariana Chenillo e incluye en su elenco a actores profesionales como Mercedes Hernández, Fernando Larrañaga, Jero Medina, Arelí González y Josué Guerra; así como los actores no profesionales Jesús Sida, Salvador Montenegro, Jimena Pagaza y Jesús Herrera, entre otros.

Local

Confirma Sesa 9 personas recuperadas, 2 defunciones y 36 casos positivos en Tlaxcala de Covid-19 

En otras entidades se confirmaron dos tlaxcaltecas más que resultaron positivos al virus

Local

Emitirán la Alerta de Género en Tlaxcala, anuncia Alejandro Encinas

Subsecretario de Derechos Humanos sostiene reunión con la gobernadora electa Lorena Cuéllar

Municipios

Ayuntamientos de Tlaxcala los que más incumplen con transparencia: IAIP-Tlax

Existen 68 denuncias por no acatar el tema de la transparencia en algún rubro

Local

Confirma Sesa 9 personas recuperadas, 2 defunciones y 36 casos positivos en Tlaxcala de Covid-19 

En otras entidades se confirmaron dos tlaxcaltecas más que resultaron positivos al virus

Local

No promoverá Iglesia la consulta ciudadana, para juzgar a expresidentes 

“La justicia no se pregunta”, opina Ranulfo Rojas, rector del Seminario de Nuestra Señora de Ocotlán

Local

Pandemia retrasó Ley de Ecología en Tlaxcala: Maribel León

La contingencia por Covid-19 obstaculizó la prohibición de plásticos de un solo uso, asegura la presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales

Local

ITE, sin fecha para elecciónes extraordinarias

Hasta que no se resuelvan todos los medios de impugnaciones promovidos ante el TET

Local

Confirma el TEPJF triunfo de Yordana Garay como diputada federal

Por el Distrito federal 2 por la coalición “Juntos hacemos historia”

Local

Vigente, venta de oxigeno medicinal

La demanda es menor comparada con enero y febrero en la entidad