imagotipo

Visitan Xochitécatl para ‘recargarse’ de energía

  • Tomás BAÑOS
  • en Local

La baja afluencia a la zona arqueológica Cacaxtla-Xochitécatl se debe a que el gobierno se excedió en las cuotas para ingresar, denuncian turistas

A los visitantes que la madrugada de este lunes arribaron a la zona arqueológica Cacaxtla-Xochitécatl para ‘recargar’ energía con motivo de la entrada de la primavera, les fue impedido el acceso a los edificios Las Flores y Circular.

Fueron algunos tlaxcaltecas que a las 06:45 horas, antes de que llegara el personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ascendieron hasta los centros piramidales, pero de inmediato fueron obligados a descender.

Entérate: Restricción en pirámides de Xochitécatl provoca inconformidad en visitantes

Ahí, los turistas, quienes aprovecharon el ampliado periodo vacacional, se quejaron porque tuvieron que pagar 65 pesos por persona y no se les permitió recibir la energía solar en la parte más alta de las pirámides.

Las personas, ataviadas en color blanco y color rojo, presenciaron cómo el sol daba diferentes tonalidades al horizonte. / Tomás BAÑOS

Las personas, ataviadas en color blanco y color rojo, presenciaron cómo el sol daba diferentes tonalidades al horizonte. / Tomás BAÑOS

Y mientras en otras zonas arqueológicas del país, se les permitió ascender, trabajadores del gobierno Federal indicaron que la medida es una instrucción del INAH a nivel nacional.

Este Diario constató que los cuatro centros piramidales Las Flores, El Espiral, La Serpiente y el basamento de Los Volcanes ubicados en Xochitécatl, están en el abandono, no hay trabajos de rehabilitación de muros ni paredes.

Fue en la madrugada de este lunes, a la 04:29 horas cuando entró la estación de la primavera. Como cada año, la afluencia de visitantes comenzó minutos antes de las siete de la mañana.

No te pierdas: ¿Qué es y qué sucede en el equinoccio de primavera?

A las 07:30 horas, trabajadores del INAH suspendieron el acceso a los edificios de las Flores y Circular, solo pudieron ascender a los centros piramidales La Serpiente y Los Volcanes, donde disfrutaron de la madre naturaleza.

“La Pirámide de Las Flores era nuestro centro de ceremonias preferido de cada año, para danzar ver el fenómeno natural y que escuche el caracol, pero nos han negado el acceso”, señaló uno de los visitantes.

Los turistas, quienes pagaron 65 pesos excepto infantes menores de 13 años por presenciar el nacimiento del Sol, se quejaron porque no pudieron ofrecer sus semillas previo al ciclo de temporal en el edificio de Las Flores.

En tanto, la Comisión Estatal de Seguridad, puso en marcha un discreto dispositivo de seguridad en el lugar aledaño a la zona arqueológica.

Empleados del INAH consideraron que la baja afluencia a los centros ceremoniales por la mañana se debía a los remanentes de frío que dejó el invierno, pero aumentaría durante el transcurso del día.

No dejes de leer: En Santa Martha queman en un día 1.5 mdp de pirotecnia

La zona arqueológica Cacaxtla-Xochitécatl recibe cada año a unos 10 mil visitantes del 18 al 21 de marzo, de hecho, el día domingo el acceso fue gratuito.

A diferencia del año pasado, esta vez el día fue soleado, pero con temperaturas de cero grados Celsius.

Personal del INAH señaló que el acontecimiento indica el cambio de estación, al concluir el invierno y comenzar la primavera con una duración igual a la noche.

“Al iniciar la primavera, las personas visitan los sitios considerados sagrados por nuestros descendientes para observar eventos arqueoastronómicos”, explicó un inspector del INAH.

Continúa leyendo: Con pólvora se recibe a los visitantes en Xaloztoc durante la noche mágica

Dijo que existen personas que mediante la danza y el rito, alcanzan a conectarse con la Madre Tierra y logran el equilibrio de luz propia para obtener tranquilidad espiritual durante los próximos 365 días del año.

“Cada año acudo a esta zona arqueológica de Xochitécatl para recibir los rayos del sol, en el solsticio de primavera; para nuestra familia es una tradición pues nos recargamos de energía para todo el año”, expresó Javier Donato Castillo Cabrera, originario del municipio de Apizaco.