imagotipo

Asegura Profepa 11.7 metros cúbicos de madera en rollo

  • Jesús ZEMPOALTECA
  • en Local

Era transportada en un camión tipo rabón, sin que el conductor acreditara su legal procedencia

Durante un operativo de inspección y vigilancia efectuado en el municipio de Tlaxco, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró 38 piezas de madera en rollo de Pino (Pinus sp), toda vez que el conductor no pudo acreditar su legal procedencia.

La dependencia federal informó que han reforzado los operativos, en coordinación con las Policías estatal, federal y municipal, así que en esta ocasión lograron el aseguramiento de 11.7 metros cúbicos de madera en rollo que era transportada en un vehículo tipo rabón.

Entérate: Profepa clausura de manera parcial a Morphoplast y dos empresas más

Durante la inspección, el personal de la delegación federal solicitó al transportista la documentación que acreditara la legal procedencia de la materia prima forestal, misma que no fue presentada, de ahí que lograron el aseguramiento.

Los inspectores, señaló la procuraduría, actuaron con base en el Artículo 161 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, en donde impusieron como medida, el aseguramiento precautorio de las 38 piezas de madera en rollo.

La madera quedó depositada en la Bodega de Bienes Asegurados y Decomisados de la Profepa y reiteró que continuará con los operativos de inspección y vigilancia en carreteras estatales y federales, para inhibir el comercio y tala ilegal de madera, pieles o especies en peligro de extinción.

Continúa leyendo: Rechaza Profepa que multas por contaminación resulten un “negocio redondo”

El Código Penal Federal establece en el Artículo 419, que a quien ilícitamente transporte, comercie, acopie, almacene o transforme madera en rollo, astillas y carbón vegetal, así como cualquier otro recurso forestal maderable o tierra procedente de suelos forestales en cantidades superiores a cuatro metros  cúbicos,  o  en  su  caso,  su  equivalente en madera aserrada, se le impondrán una pena de uno a nueve años de prisión y de 300 a tres mil unidades de medida, como multa.