/ viernes 14 de agosto de 2020

Da Consejo de la Judicatura Federal otro revés jurídico a Irma Garay Loredo

Le niegan un amparo por medio del cual buscaba le fuera regresada la Junta de Coordinación y Concertación Política

La inconformidad por los cambios en la presidencia de la Junta de Coordinación y Concertación Política (JCCP) del Congreso de Tlaxcala no paran.

Y ante la improcedencia de una acción de inconstitucionalidad promovida hace algunas semanas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Irma Garay Loredo, quien encabeza al grupo de diputados locales inconformes, nuevamente acudió a la justicia federal, está vez para solicitar un amparo.

Sin embargo, el Consejo de la Judicatura Federal determinó improcedente la demanda de amparo promovida en contra de la elección del diputado Ramiro Vivanco Chedraui como presidente de la JCCP, por lo que fue desechada al tratarse de una determinación del Poder Legislativo en la que no intervienen otros órganos, que están fuera del ámbito político.

Al citar una jurisprudencia al respecto, el Consejo de la Judicatura Federal indicó que la causa de improcedencia tiene lugar cuando la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (o la estatal) confia al órgano legislativo la facultad de resolver soberana o discrecionalmente sobre la elección, remoción o suspensión de funcionarios.

Además, señala que en los Poderes Legislativos locales la integración de sus órganos internos de gobierno son elegidos por los mismos integrantes de la Legislatura, y que en el caso del cambio de titular de la JCCP se trató de una decisión soberana.

El acto reclamado es un acuerdo en el cual se ratificó el cargo de un diputado para presidir una comisión que regula la organización interna del Congreso de Tlaxcala; es decir, se trata de un acto soberano que emiten los integrantes de la legislatura estatal para determinar quien presidirá un órgano interno, encargado de organizar las labores del Congreso estatal.

El CJF explicó que el amparo resulta inviable ya que se trata de una determinación soberana de la Legislatura estatal sobre la conformación de una entidad interna y, por lo tanto, no puede sujetarse al control de otro Poder del Estado, como sucedería si se examinara su regularidad a través del juicio de derechos fundamentales.

Lo anterior no soslaya que la quejosa acude al juicio de amparo como persona física (propio derecho) y en su carácter de diputada local, pero ello no modifica el acuerdo.

Continúa leyendo:

La inconformidad por los cambios en la presidencia de la Junta de Coordinación y Concertación Política (JCCP) del Congreso de Tlaxcala no paran.

Y ante la improcedencia de una acción de inconstitucionalidad promovida hace algunas semanas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Irma Garay Loredo, quien encabeza al grupo de diputados locales inconformes, nuevamente acudió a la justicia federal, está vez para solicitar un amparo.

Sin embargo, el Consejo de la Judicatura Federal determinó improcedente la demanda de amparo promovida en contra de la elección del diputado Ramiro Vivanco Chedraui como presidente de la JCCP, por lo que fue desechada al tratarse de una determinación del Poder Legislativo en la que no intervienen otros órganos, que están fuera del ámbito político.

Al citar una jurisprudencia al respecto, el Consejo de la Judicatura Federal indicó que la causa de improcedencia tiene lugar cuando la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (o la estatal) confia al órgano legislativo la facultad de resolver soberana o discrecionalmente sobre la elección, remoción o suspensión de funcionarios.

Además, señala que en los Poderes Legislativos locales la integración de sus órganos internos de gobierno son elegidos por los mismos integrantes de la Legislatura, y que en el caso del cambio de titular de la JCCP se trató de una decisión soberana.

El acto reclamado es un acuerdo en el cual se ratificó el cargo de un diputado para presidir una comisión que regula la organización interna del Congreso de Tlaxcala; es decir, se trata de un acto soberano que emiten los integrantes de la legislatura estatal para determinar quien presidirá un órgano interno, encargado de organizar las labores del Congreso estatal.

El CJF explicó que el amparo resulta inviable ya que se trata de una determinación soberana de la Legislatura estatal sobre la conformación de una entidad interna y, por lo tanto, no puede sujetarse al control de otro Poder del Estado, como sucedería si se examinara su regularidad a través del juicio de derechos fundamentales.

Lo anterior no soslaya que la quejosa acude al juicio de amparo como persona física (propio derecho) y en su carácter de diputada local, pero ello no modifica el acuerdo.

Continúa leyendo:

Local

Registra Sesa 4 casos positivos de Covid-19 en Tlaxcala

Se exhorta a la población a continuar con las medidas sanitarias

Local

Confirma el ITE triunfo de Morena en 3 comunidades

Hubo recuento en Tepuente, Nanacamilpa, y parcial en Santa Cruz Guadalupe, Chiautempan

Local

Pandemia fortaleció trueque en Tlaxcala

Fue retomada la práctica de intercambiar productos sin utilizar dinero

Municipios

Trabaja relleno sanitario de Panotla al 30 % de capacidad

Por avería en máquina, algunos camiones recolectores se trasladan a Tetla a depositar la basura

Municipios

Conmemoran 492 aniversario de Zacatelco

Ciudadanos lamentan rezago y poco avance en la infraestructura social por los malos gobiernos

Local

Registra Sesa 4 casos positivos de Covid-19 en Tlaxcala

Se exhorta a la población a continuar con las medidas sanitarias

Policiaca

En San Pablo del Monte, recuperan camión, llevaba cosméticos

Una mujer fue detenida y puesta a disposición; pero un hombre logró huir

Policiaca

Roban mercancía de un tráiler

El paradero del operador se mantiene como desconocido

Policiaca

En Xaloztoc, chocan al dirigirse a su trabajo

No hubo personas heridas, solo complicación al tránsito vehicular