/ domingo 9 de diciembre de 2018

El arte de la cartonería en Tlaxcala

En Ixtacuixtla, la familia Díaz García es reconocida por sus artesanías hechas a base de papel y engrudo

Visitar por primera vez el taller de la familia Díaz García es adentrarse a un mundo de personajes caricaturescos, de ficción y hasta de quimeras.

El colorido lugar ubicado en la comunidad de San Gabriel Popocatla, municipio de Ixtacuixtla, te invita a recorrer cada uno de los espacios que resguardan cientos de figuras hechas de papel periódico, cartón, engrudo e ingenio.

Entre las piezas reposa un gigantesco alebrije, el cual es conservado como ornamento y símbolo del arduo trabajo que realizan día con día. A este oficio que ha sido su principal sustento económico lo han bautizado como “arte pirunera”.

LEGADO

Bajo la consigna de adaptarse antes que desaparecer, Polo Díaz García y sus 12 hermanos se esfuerzan por innovar dicho arte y su venta, sin apartarse de la tradición en la elaboración de máscaras, calaveras de cartón y piñatas, que mantienen viva desde hace 60 años, herencia de su extinto padre, don Federico Díaz Flores.

“A mi padre le debemos todo esto. Él inició en este oficio, primero con las piñatas y luego en el arte de la cartonería”, expresó el artesano en entrevista para El Sol de Tlaxcala.

A don Federico nadie le enseñó cómo hacer una piñata, ni mucho menos crear grandes figuras de cartón. Su necesidad de sostener a una numerosa familia lo llevó a emprender en el negocio de la artesanía en papel.

Con el paso de los años, sus monumentales piezas fueron tomando terreno en los mercados locales y posteriormente en otros estados de la República. Para ese entonces, los alebrijes comenzaban a tener auge en el municipio y en todo el estado, llevándolos a obtener un sinfín de reconocimientos.

“Me atrevo a decir que nosotros fuimos los primeros en traer el concepto de alebrijes, aquí nadie sabía qué eran”, mencionó Polo, aunque reconoció que sus piezas fueron inspiradas en las artesanías del Estado de México y Oaxaca.

A la semana producen cerca de 300 piñatas y otras figuras de cartón, las cuales se reparten en varios puntos de la entidad, pero principalmente en el estado de Puebla. “Antes solo vendíamos por temporada, ahora gracias a Dios cada ocho días generamos pedidos de 200 piñatas aproximadamente”.

Figuras de súper héroes y princesas son el producto estrella, “esos nunca pasan de moda”. No obstante, tienen que actualizarse conforme a los personajes en tendencia y unos que otros ingeniosos para incrementar las ventas.

“Nos hemos arriesgado a crear personajes como de presidentes y nos ha funcionado. Hace algunos años Salinas de Gortari se vendió como pan caliente. Lo de hoy es Donald Trump”, expresó Polo entre risas.

PROCESO

Para elaborar las piñatas o figuras de cartón no se necesita ser un artesano experto, sino que se requiere creatividad, práctica y voluntad, opina la señora Bertha Díaz, otra integrante de la familia a cargo del negocio.

A la artesana de 53 años le corresponde el acabado de la piñata o figura. “Aquí mis muchachas y yo nos encargamos del vestido. Cortamos papeles multicolores y después con el engrudo vamos dándole forma”.

Previamente, el molde se hace a base de papel periódico o cartón. Se forman varias capas y se ponen a secar al sol, “nuestro proceso todavía es muy artesanal”.

Doña Bertha aseguró que este arte es su pasión, pues aunque estudió una licenciatura en Contaduría Privada prefirió dedicarse al negocio familiar.

“Este negocio sí deja, ha sido suficiente para sostener a toda mi familia y otras 10 más, pues les damos empleo la mayor parte del año”, finalizó.

ORIGEN

La cartonería es un arte popular que no pertenece específicamente a alguna región del país. Este oficio está ligado a las festividades religiosas de la Iglesia católica. Durante la época Virreinal se quemaban “judas” en las plazas, cuya finalidad tenía intimidar a los herejes.

CIFRA:

2,000 piñatas comercializan durante la época navideña.

A TOMAR EN CUENTA

-Los precios de las piñatas oscilan entre los 60 y 400 pesos

-Para las figuras de cartón como los alebrijes hay precios desde 350 hasta 25 mil pesos.

-De 3 días a un mes es el tiempo que se utiliza para la elaboración de una pieza.

Foto: César RODRÍGUEZ

“Hace algunos años (la piñata de) Salinas de Gortari se vendió como pan caliente. Lo de hoy es Donald Trump”

Polo Díaz

MÁS NOTAS


Visitar por primera vez el taller de la familia Díaz García es adentrarse a un mundo de personajes caricaturescos, de ficción y hasta de quimeras.

El colorido lugar ubicado en la comunidad de San Gabriel Popocatla, municipio de Ixtacuixtla, te invita a recorrer cada uno de los espacios que resguardan cientos de figuras hechas de papel periódico, cartón, engrudo e ingenio.

Entre las piezas reposa un gigantesco alebrije, el cual es conservado como ornamento y símbolo del arduo trabajo que realizan día con día. A este oficio que ha sido su principal sustento económico lo han bautizado como “arte pirunera”.

LEGADO

Bajo la consigna de adaptarse antes que desaparecer, Polo Díaz García y sus 12 hermanos se esfuerzan por innovar dicho arte y su venta, sin apartarse de la tradición en la elaboración de máscaras, calaveras de cartón y piñatas, que mantienen viva desde hace 60 años, herencia de su extinto padre, don Federico Díaz Flores.

“A mi padre le debemos todo esto. Él inició en este oficio, primero con las piñatas y luego en el arte de la cartonería”, expresó el artesano en entrevista para El Sol de Tlaxcala.

A don Federico nadie le enseñó cómo hacer una piñata, ni mucho menos crear grandes figuras de cartón. Su necesidad de sostener a una numerosa familia lo llevó a emprender en el negocio de la artesanía en papel.

Con el paso de los años, sus monumentales piezas fueron tomando terreno en los mercados locales y posteriormente en otros estados de la República. Para ese entonces, los alebrijes comenzaban a tener auge en el municipio y en todo el estado, llevándolos a obtener un sinfín de reconocimientos.

“Me atrevo a decir que nosotros fuimos los primeros en traer el concepto de alebrijes, aquí nadie sabía qué eran”, mencionó Polo, aunque reconoció que sus piezas fueron inspiradas en las artesanías del Estado de México y Oaxaca.

A la semana producen cerca de 300 piñatas y otras figuras de cartón, las cuales se reparten en varios puntos de la entidad, pero principalmente en el estado de Puebla. “Antes solo vendíamos por temporada, ahora gracias a Dios cada ocho días generamos pedidos de 200 piñatas aproximadamente”.

Figuras de súper héroes y princesas son el producto estrella, “esos nunca pasan de moda”. No obstante, tienen que actualizarse conforme a los personajes en tendencia y unos que otros ingeniosos para incrementar las ventas.

“Nos hemos arriesgado a crear personajes como de presidentes y nos ha funcionado. Hace algunos años Salinas de Gortari se vendió como pan caliente. Lo de hoy es Donald Trump”, expresó Polo entre risas.

PROCESO

Para elaborar las piñatas o figuras de cartón no se necesita ser un artesano experto, sino que se requiere creatividad, práctica y voluntad, opina la señora Bertha Díaz, otra integrante de la familia a cargo del negocio.

A la artesana de 53 años le corresponde el acabado de la piñata o figura. “Aquí mis muchachas y yo nos encargamos del vestido. Cortamos papeles multicolores y después con el engrudo vamos dándole forma”.

Previamente, el molde se hace a base de papel periódico o cartón. Se forman varias capas y se ponen a secar al sol, “nuestro proceso todavía es muy artesanal”.

Doña Bertha aseguró que este arte es su pasión, pues aunque estudió una licenciatura en Contaduría Privada prefirió dedicarse al negocio familiar.

“Este negocio sí deja, ha sido suficiente para sostener a toda mi familia y otras 10 más, pues les damos empleo la mayor parte del año”, finalizó.

ORIGEN

La cartonería es un arte popular que no pertenece específicamente a alguna región del país. Este oficio está ligado a las festividades religiosas de la Iglesia católica. Durante la época Virreinal se quemaban “judas” en las plazas, cuya finalidad tenía intimidar a los herejes.

CIFRA:

2,000 piñatas comercializan durante la época navideña.

A TOMAR EN CUENTA

-Los precios de las piñatas oscilan entre los 60 y 400 pesos

-Para las figuras de cartón como los alebrijes hay precios desde 350 hasta 25 mil pesos.

-De 3 días a un mes es el tiempo que se utiliza para la elaboración de una pieza.

Foto: César RODRÍGUEZ

“Hace algunos años (la piñata de) Salinas de Gortari se vendió como pan caliente. Lo de hoy es Donald Trump”

Polo Díaz

MÁS NOTAS


Círculos

Consiente a mamá con una amena comida en Restaurante El Convento de Atlihuetzia

Este 10 de mayo habrá música en vivo a cargo de Toño Islas y muchas sorpresas más

Local

Tecnológico superior de Tlaxco recibe distintivos por promover Derechos Humanos  

Por promover, difundir y salvaguardar estas garantías entre la comunidad escolar

Automotriz

Un modelo de moto, según la personalidad de mamá

Te presentamos cinco opciones ideales para trasladarse de manera segura

Sociedad

Madre no, persona gestante

Los hombres trans embarazados rompen paradigmas sobre la maternidad

Círculos

Consiente a mamá con una amena comida en Restaurante El Convento de Atlihuetzia

Este 10 de mayo habrá música en vivo a cargo de Toño Islas y muchas sorpresas más

Local

Tecnológico superior de Tlaxco recibe distintivos por promover Derechos Humanos  

Por promover, difundir y salvaguardar estas garantías entre la comunidad escolar

Futbol

¡América y Cruz Azul recibirán a su afición! Semáforo amarillo reabre estadios en CDMX

En el interior del recinto deberá respetarse la sana distancia y estará prohibida la venta de alcohol

Local

Iniciará la transformación: Lorena Cuéllar

Justo en un mes comenzará la transformación de Tlaxcala, una vez que arrase en las urnas