/ domingo 13 de febrero de 2022

Francotiradores son soldados con temple; se pulen en Escuela Militar de Tiro

Tlaxcala tiene a su servicio ocho tiradores de precisión de alto rendimiento, quienes están adscritos a la 23 Zona Militar

Son soldados diferentes al resto de los demás, cuentan con fortaleza física y mental, bastante templanza y serenidad; capaces de eliminar a un objetivo a largas distancias con un solo disparo, les llaman tiradores selectos o francotiradores, quienes están al servicio del Ejercito Mexicano y de la Nación.

Conocer sus tácticas de adiestramiento no es nada fácil, se debe cubrir una serie de requisitos y permisos ante la Secretaría de la Defensa Nacional para que un civil entre hasta el campo de entrenamiento. El Sol de Tlaxcala lo logró y observó cada instrucción recibida, cuyo objetivo es pulir las habilidades de los elementos castrenses.

Lee más: ➡️Conviven las familias en el paseo dominical, en el campo militar de Mazaquiahuac

El pasado 28 de enero arribamos a la Escuela Militar de Tiro, ubicada en la exhacienda de Mazaquiahuac, Tlaxco, ahí ya nos esperaba el teniente de Infantería, Israel Martínez Delgadillo, quien también es el jefe del Curso de Tirador Selecto e instructor de la materia de Técnicas de Campo.

Los francotiradores reciben instrucción en el campo de entrenamiento. | Jesús Zempoalteca


En pleno invierno, a las 8:30 de la mañana, el aire sopla por de más frío, pero eso no es impedimento para que los francotiradores vistan el traje “Ghillie” -de camuflaje-, carguen sus fusiles y emprendan el asenso hacia los cerros donde se ubica el campo de tiro.

Te recomendamos: ➡️Alistan militares de Mazaquiahuac, Tlaxco el desfile patrio

Son dos kilómetros desde la escuela hasta la zona de adiestramiento, pero sin objeción ni vacile son recorridos por los futuros sniper´s, quienes cargan el pesado traje, su arma, municiones y todo el deseo de convertirse en un soldado de elite.

Los soldados de alta precisión de tiro vistan el traje “Ghillie” o de camuflaje. | Jesús Zempoalteca

En cada pisada que dan en las veredas llenas de polvo se quedan marcadas las huellas de botas militares, pero ninguno de los 12 elementos (cuatro oficiales y ocho sargentos segundos) pierde el paso hasta llegar al objetivo, el campo de entrenamiento.

Continúa leyendo: ➡️Militares, capacitados en las prácticas de tiro

A su paso, son observados por civiles, niños, mujeres y pastores que cuidan de su rebaño, pero no pueden acercarse mas de los limites establecidos por la milicia, pues de hacerlo podrían provocar desafortunados desenlaces gracias a una bala perdida, pues son municiones de verdad, no de salva.

Ya en el sitio, a las 9:00 horas, el clima es adverso, mucho más frio, pues se encuentran en lo alto de los cerros cubiertos de matorrales. Dos elementos reciben la imperiosa orden, ¡tú y tu, vayan a colocar los objetivos!, son platterburst Targets o laminas pintadas con círculos y un plano cartesiano al centro, los cuales fueron colocados en otro cerro; la distancia es de más de 50 metros.

Lee más: ➡️En Tlaxcala, crece presencia de mujeres en Ejército

Los tiradores selectos cuentan con bastante templanza y serenidad. | Jesús Zempoalteca

Ya pasó más de una hora. Después de recibir indicaciones detalladas de su instructor, proceden a la formación, pecho tierra, la mira en el objetivo y el pulgar en el gatillo, expectantes a la orden de disparar; patadita en la pantorrilla del soldado por parte del teniente y fuego.

Es un sonido ensordecedor y ya huele a pólvora, el objetivo fue perforado una y decenas de veces, la puntería la valorará más tarde el jefe del curso, pero ninguna distracción pudo perder la concentración de los elementos.

Los detalles: ➡️ Ejército Mexicano en Tlaxcala suspende el paseo dominical

Disparan una y otra vez, en diversas ocasiones y combinaciones ordenadas por el instructor, finalmente se rompe la formación, los elementos en descanso, Martínez Delgadillo nos atiende, nos brinda una entrevista.

Los soldados de alta precisión de tiro vistan el traje “Ghillie” o de camuflaje. | Jesús Zempoalteca

Nos explica que quienes aspiran a convertirse en francotiradores deben aprobar varios cursos, pero el más importante es aquel de nueve semanas y está dividido en tres fases, la primera es la ambientación, la segunda de ejercicios en campo y la última, aquella destinada a ejercicios de acecho.

Lee más: ➡️ Reanudan militares paseos dominicales en Mazaquiahuac, Tlaxco

Nos reveló que Tlaxcala tiene a su servicio ocho tiradores de precisión de alto rendimiento, los cuales están adscritos a la 23 Zona Militar, tienen tareas específicas y capacitación constante, pulen sus habilidades, las más importantes ya las señalamos, el temple y fortalezas.

Para la formación detalló que ocupan tres fusiles: el G3 Automático o “Mira de hierro”; el G3 “Sistema Morelos, edición Bicentenario”, ambos de fabricación mexicana y el último es el fusil Galil de fabricación israelí. Todos calibres 762.

Más información: ➡️Entrenan en Tlaxcala las Fuerzas Armadas

Puntualizó que de acuerdo con la base de datos en Tlaxcala se han impartido 23 capacitaciones de Tiradores Selectos y entre ellos, solo dos mujeres han sido calificadas como aptas para realizar el curso en sus diferentes fases.

Los francotiradores, aseguró, deben adaptarse a los climas adversos, desde frio, calor, nieve y lluvia, día o noche y el resultado debe ser el mismo: eliminar al objetivo o posible amenaza a la sociedad o a la nación.


8 tiradores de precisión de alto rendimiento tiene Tlaxcala.


2 kilómetros recorren desde la escuela hasta la zona de adiestramiento.


EL APUNTE

Quienes aspiran a convertirse en francotiradores deben aprobar varios cursos, pero el más importante está dividido en tres fases: ambientación, ejercicios en campo y ejercicios de acecho.


CONTINÚA LEYENDO: ⬇️

Son soldados diferentes al resto de los demás, cuentan con fortaleza física y mental, bastante templanza y serenidad; capaces de eliminar a un objetivo a largas distancias con un solo disparo, les llaman tiradores selectos o francotiradores, quienes están al servicio del Ejercito Mexicano y de la Nación.

Conocer sus tácticas de adiestramiento no es nada fácil, se debe cubrir una serie de requisitos y permisos ante la Secretaría de la Defensa Nacional para que un civil entre hasta el campo de entrenamiento. El Sol de Tlaxcala lo logró y observó cada instrucción recibida, cuyo objetivo es pulir las habilidades de los elementos castrenses.

Lee más: ➡️Conviven las familias en el paseo dominical, en el campo militar de Mazaquiahuac

El pasado 28 de enero arribamos a la Escuela Militar de Tiro, ubicada en la exhacienda de Mazaquiahuac, Tlaxco, ahí ya nos esperaba el teniente de Infantería, Israel Martínez Delgadillo, quien también es el jefe del Curso de Tirador Selecto e instructor de la materia de Técnicas de Campo.

Los francotiradores reciben instrucción en el campo de entrenamiento. | Jesús Zempoalteca


En pleno invierno, a las 8:30 de la mañana, el aire sopla por de más frío, pero eso no es impedimento para que los francotiradores vistan el traje “Ghillie” -de camuflaje-, carguen sus fusiles y emprendan el asenso hacia los cerros donde se ubica el campo de tiro.

Te recomendamos: ➡️Alistan militares de Mazaquiahuac, Tlaxco el desfile patrio

Son dos kilómetros desde la escuela hasta la zona de adiestramiento, pero sin objeción ni vacile son recorridos por los futuros sniper´s, quienes cargan el pesado traje, su arma, municiones y todo el deseo de convertirse en un soldado de elite.

Los soldados de alta precisión de tiro vistan el traje “Ghillie” o de camuflaje. | Jesús Zempoalteca

En cada pisada que dan en las veredas llenas de polvo se quedan marcadas las huellas de botas militares, pero ninguno de los 12 elementos (cuatro oficiales y ocho sargentos segundos) pierde el paso hasta llegar al objetivo, el campo de entrenamiento.

Continúa leyendo: ➡️Militares, capacitados en las prácticas de tiro

A su paso, son observados por civiles, niños, mujeres y pastores que cuidan de su rebaño, pero no pueden acercarse mas de los limites establecidos por la milicia, pues de hacerlo podrían provocar desafortunados desenlaces gracias a una bala perdida, pues son municiones de verdad, no de salva.

Ya en el sitio, a las 9:00 horas, el clima es adverso, mucho más frio, pues se encuentran en lo alto de los cerros cubiertos de matorrales. Dos elementos reciben la imperiosa orden, ¡tú y tu, vayan a colocar los objetivos!, son platterburst Targets o laminas pintadas con círculos y un plano cartesiano al centro, los cuales fueron colocados en otro cerro; la distancia es de más de 50 metros.

Lee más: ➡️En Tlaxcala, crece presencia de mujeres en Ejército

Los tiradores selectos cuentan con bastante templanza y serenidad. | Jesús Zempoalteca

Ya pasó más de una hora. Después de recibir indicaciones detalladas de su instructor, proceden a la formación, pecho tierra, la mira en el objetivo y el pulgar en el gatillo, expectantes a la orden de disparar; patadita en la pantorrilla del soldado por parte del teniente y fuego.

Es un sonido ensordecedor y ya huele a pólvora, el objetivo fue perforado una y decenas de veces, la puntería la valorará más tarde el jefe del curso, pero ninguna distracción pudo perder la concentración de los elementos.

Los detalles: ➡️ Ejército Mexicano en Tlaxcala suspende el paseo dominical

Disparan una y otra vez, en diversas ocasiones y combinaciones ordenadas por el instructor, finalmente se rompe la formación, los elementos en descanso, Martínez Delgadillo nos atiende, nos brinda una entrevista.

Los soldados de alta precisión de tiro vistan el traje “Ghillie” o de camuflaje. | Jesús Zempoalteca

Nos explica que quienes aspiran a convertirse en francotiradores deben aprobar varios cursos, pero el más importante es aquel de nueve semanas y está dividido en tres fases, la primera es la ambientación, la segunda de ejercicios en campo y la última, aquella destinada a ejercicios de acecho.

Lee más: ➡️ Reanudan militares paseos dominicales en Mazaquiahuac, Tlaxco

Nos reveló que Tlaxcala tiene a su servicio ocho tiradores de precisión de alto rendimiento, los cuales están adscritos a la 23 Zona Militar, tienen tareas específicas y capacitación constante, pulen sus habilidades, las más importantes ya las señalamos, el temple y fortalezas.

Para la formación detalló que ocupan tres fusiles: el G3 Automático o “Mira de hierro”; el G3 “Sistema Morelos, edición Bicentenario”, ambos de fabricación mexicana y el último es el fusil Galil de fabricación israelí. Todos calibres 762.

Más información: ➡️Entrenan en Tlaxcala las Fuerzas Armadas

Puntualizó que de acuerdo con la base de datos en Tlaxcala se han impartido 23 capacitaciones de Tiradores Selectos y entre ellos, solo dos mujeres han sido calificadas como aptas para realizar el curso en sus diferentes fases.

Los francotiradores, aseguró, deben adaptarse a los climas adversos, desde frio, calor, nieve y lluvia, día o noche y el resultado debe ser el mismo: eliminar al objetivo o posible amenaza a la sociedad o a la nación.


8 tiradores de precisión de alto rendimiento tiene Tlaxcala.


2 kilómetros recorren desde la escuela hasta la zona de adiestramiento.


EL APUNTE

Quienes aspiran a convertirse en francotiradores deben aprobar varios cursos, pero el más importante está dividido en tres fases: ambientación, ejercicios en campo y ejercicios de acecho.


CONTINÚA LEYENDO: ⬇️

Local

¿No te quedaste en la universidad que elegiste? Expo Becas de Universidades llega a Tlaxcala

Infórmate cómo puedes obtener una beca; el evento comenzará a partir de las 10:00 horas

Local

Coordinación y trabajo mantienen a Tlaxcala a la baja en incidencia delictiva: Lorena Cuéllar

Al encabezar el Primer Informe Semestral 2024, la gobernadora refrendó su compromiso para mantener al estado como el más seguro del país

Local

Gustan tlaxcaltecas de viajar en verano, afirman agencias

Cada familia compra los paquetes de viaje conforme a su presupuesto, incluidos al extranjero

Local

Llevan candidatos de Metepec su elección a Sala Regional del TEPJF

Aseguran que cumplieron con los requisitos que les señalan sus estatutos

Local

Llevará UATx talleres a Estados Unidos y Canadá

Académicos de la Facultad de Ciencias para el Desarrollo Humanos fortalecen las experiencias interculturales e intergeneracionales en países hispanohablantes

Local

Llaman a católicos a ser compasivos

Para conseguir la paz interior, lograr la salvación del hombre y la reconciliación con el prójimo