/ sábado 12 de octubre de 2019

Agradece Diócesis apoyo oficial e informa que no hay heridos de gravedad por aguacero

En clausura del Santo Jubileo en Zacatelco

La Diócesis de Tlaxcala agradeció la solidaridad y pronta ayuda de las autoridades municipales y estatales, así como los servicios de salud y Protección Civil para evitar que se presentara alguna desgracia ante la manifestación natural, ocurrida la tarde del pasado viernes en los campos deportivos de El Chatlal, Zacatelco, donde clausuraban las actividades religiosas del Santo Jubileo.

En un comunicado reconoce que fue un tormento el festejo eucarístico.

Refiere que llevaron a cabo la clausura del Santo Jubileo en la parroquia de Santa Inés para posteriormente llevar a cabo la procesión con el Santísimo Sacramento, manifestación de fe, con inicio a las 15:00 horas en el templo parroquial hacia los campos deportivos de El Chatlal.

En el comunicado informa que la celebración eucarística fue presidida por Monseñor Julio César Salcedo, obispo de Tlaxcala, a las 17:00 horas con un sol esplendoroso donde participaron alrededor de seis mil a siete mil personas.

"Después de la homilía se fue cerrando el cielo con nubes espesas y comenzó la lluvia; todavía se recibieron las ofrendas: sillas de ruedas y andaderas para enfermos y ancianos de las comunidades", sostuvo la Diócesis de Tlaxcala, que recordó que en ese momento la lluvia se convirtió en tormento con granizo y un fuerte viento; por lo que se pidió a la gente que saliera del enlonado. “Así se hizo".

Añade en su escrito que "gracias a Dios no hubo heridos de gravedad. Como es natural, hubo crisis nerviosas. Surgió inmediatamente la solidaridad de la gente: se ayudó a las personas que lo requerían, acompañándolas, dando tranquilidad y moviendo lonas y sillas".

Enfatiza, que ante el desafortunado hecho rescataron los valores del pueblo: "amor a la Eucaristía, la fe de la gente, la solidaridad, el olvido de uno mismo por ayudar a los demás".

Relata que "todos estaban empapados... conforme fue cediendo la tormenta, fue llegando la paz, el párroco presbítero Sergio Pérez con los vicarios coordinó con un sonido la reubicación de la gente para que se encontraráman los familiares y vecinos e invitó a la serenidad y convocó a los dispersos en un punto de reunión.

No dejes de leer:

La Diócesis de Tlaxcala agradeció la solidaridad y pronta ayuda de las autoridades municipales y estatales, así como los servicios de salud y Protección Civil para evitar que se presentara alguna desgracia ante la manifestación natural, ocurrida la tarde del pasado viernes en los campos deportivos de El Chatlal, Zacatelco, donde clausuraban las actividades religiosas del Santo Jubileo.

En un comunicado reconoce que fue un tormento el festejo eucarístico.

Refiere que llevaron a cabo la clausura del Santo Jubileo en la parroquia de Santa Inés para posteriormente llevar a cabo la procesión con el Santísimo Sacramento, manifestación de fe, con inicio a las 15:00 horas en el templo parroquial hacia los campos deportivos de El Chatlal.

En el comunicado informa que la celebración eucarística fue presidida por Monseñor Julio César Salcedo, obispo de Tlaxcala, a las 17:00 horas con un sol esplendoroso donde participaron alrededor de seis mil a siete mil personas.

"Después de la homilía se fue cerrando el cielo con nubes espesas y comenzó la lluvia; todavía se recibieron las ofrendas: sillas de ruedas y andaderas para enfermos y ancianos de las comunidades", sostuvo la Diócesis de Tlaxcala, que recordó que en ese momento la lluvia se convirtió en tormento con granizo y un fuerte viento; por lo que se pidió a la gente que saliera del enlonado. “Así se hizo".

Añade en su escrito que "gracias a Dios no hubo heridos de gravedad. Como es natural, hubo crisis nerviosas. Surgió inmediatamente la solidaridad de la gente: se ayudó a las personas que lo requerían, acompañándolas, dando tranquilidad y moviendo lonas y sillas".

Enfatiza, que ante el desafortunado hecho rescataron los valores del pueblo: "amor a la Eucaristía, la fe de la gente, la solidaridad, el olvido de uno mismo por ayudar a los demás".

Relata que "todos estaban empapados... conforme fue cediendo la tormenta, fue llegando la paz, el párroco presbítero Sergio Pérez con los vicarios coordinó con un sonido la reubicación de la gente para que se encontraráman los familiares y vecinos e invitó a la serenidad y convocó a los dispersos en un punto de reunión.

No dejes de leer:

Local

Queda firme reinstalación de Bernal

La justicia federal sobreseyó la demanda de amparo promovida por la exmagistrada Leticia Ramos, quien solicitó regresar al cargo del que fue separada en 2018

Local

Aplican vacunas contra la influenza, en el IMSS

Más de 76 mil dosis estarán disponibles para sus derechohabientes y población de cuatro municipios

Local

Activará Buen Fin a negocios de Tlaxcala

Los descuentos serán de hasta el 30 y 40 % y meses sin intereses

Policiaca

Detienen a un sujeto con arma y drogas, en Zacatelco

Fue asegurado y transladado a la Comisaria de Seguridad Pública para ser puesto a disposición de la PGJE

Local

Conalep no se fusionará, asegura Roberto Núñez

El director general del subsistema de educación media superior aseguró que “está fuerte y trabajando”

Local

Activará Buen Fin a negocios de Tlaxcala

Los descuentos serán de hasta el 30 y 40 % y meses sin intereses

Local

Descartan autoridades afectación por ceniza

El Semáforo de Alerta Volcánica permanece en Amarillo Fase 2

Local

Proteger la dignidad humana, pide Obispo

Ayer fue clausurado en San Esteban Tizatlán el Primer Congreso Eucarístico Diocesano

Local

Queda firme reinstalación de Bernal

La justicia federal sobreseyó la demanda de amparo promovida por la exmagistrada Leticia Ramos, quien solicitó regresar al cargo del que fue separada en 2018