/ domingo 11 de abril de 2021

Amenaza el “picudo” al maguey de Atltzayanca

El insecto de color negro se introduce en la piña del agave hasta pudrirlo

Desde hace muchos años, productores de pulque en Atltzayanca han sido afectados por el “picudo”, un insecto negro que causa daños a las pencas, ataca la piña y el cogollo del maguey hasta matar a la planta.

No se trata de algo nuevo, pues desde hace varias décadas el “picudo” es considerado en México como la plaga más importante del agave pulquero, mezcalero, tequilero y henequén, pues genera cuantiosas pérdidas económicas.

Sin embargo, conforme pasa el tiempo hay menos productores de pulque en Atltzayanca, y por lo tanto hay menos magueyes, la plaga de ese insecto se carga a las pocas plantas que tienen los magueyeros que en la región todavía se dedican a la extracción del aguamiel.

Así lo explicó José Juan Aragón Guerrero, productor de pulque en Atltzayanca, quien además mencionó que se trata de una plaga que se reproduce muy rápido y que es resistente a fumigantes muy fuertes, sobre todo porque se esconden en la base de las hojas, la raíz principal de las plantas, así como en las piñas del maguey, lo que dificulta su combate.

En entrevista, contó que la Secretaría de Fomento Agropecuario les ha dado cursos y asesoramientos sobre la colocación de trampas (consistentes en piña con agua miel y pedazos de penca para que el animal caiga ahí) para combatir la plaga, pero que se tratan de estrategias poco efectivas, que matan mínimas cantidades del picudo.

Foto: César Rodríguez

Y aunque hacen de todo para evitar la propagación del picudo, en la mayoría de las ocasiones se percatan de la presencia de ese animal cuando la planta ha sido invadida o cuando ha migrado a otras.

EL COMPORTAMIENTO DEL “PICUDO”

De acuerdo con información oficial, de la extinta Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo, Rural, Pesca y Alimentación, los daños directos en los agaves son ocasionados por las larvas del picudo, las cuales atacan la piña y el cogollo de la planta, y también provocan afectaciones a las pencas, aunque son menores.

El adulto oviposita en la parte cercana al ápice del cogollo y al emerger las larvas que barrenan hacia el interior de la piña de agave principalmente maduro en donde al alimentarse la pudren hasta causar la muerte de plantas de menos de un año.

Foto: César Rodríguez

OTRAS PLAGAS

Pero el insecto denominado “picudo” no es la única plaga que don José Juan ha tenido que sortear en los últimos años, pues la falta de lluvia también daña al maguey que, poco a poco, se va secando por la falta de humedad.

A esa sumó a los mixioteros, personas que aprovechan la oscuridad de la noche para sacarle al maguey el mixiote, una membrana que recubre la penca del agave y que se usa principalmente para envolver la barbacoa.

A decir del productor, 10 personas son suficientes para acabar hasta con 800 magueyes en una sola noche, pues explicó que una vez que el mixiote es extraído y no llueve durante unos 15 días la planta se achicharra, se vuelve mezontete y vuelve a nacer, pero que si cae una llovizna, aunque sea leve, el maguey se pudre y se muere.

Foto: César Rodríguez


15 años tarda en crecer una semilla de maguey.

5 meses o más es la vida útil de un maguey explotado por un buen tlachiquero.


TE RECOMENDAMOS

Desde hace muchos años, productores de pulque en Atltzayanca han sido afectados por el “picudo”, un insecto negro que causa daños a las pencas, ataca la piña y el cogollo del maguey hasta matar a la planta.

No se trata de algo nuevo, pues desde hace varias décadas el “picudo” es considerado en México como la plaga más importante del agave pulquero, mezcalero, tequilero y henequén, pues genera cuantiosas pérdidas económicas.

Sin embargo, conforme pasa el tiempo hay menos productores de pulque en Atltzayanca, y por lo tanto hay menos magueyes, la plaga de ese insecto se carga a las pocas plantas que tienen los magueyeros que en la región todavía se dedican a la extracción del aguamiel.

Así lo explicó José Juan Aragón Guerrero, productor de pulque en Atltzayanca, quien además mencionó que se trata de una plaga que se reproduce muy rápido y que es resistente a fumigantes muy fuertes, sobre todo porque se esconden en la base de las hojas, la raíz principal de las plantas, así como en las piñas del maguey, lo que dificulta su combate.

En entrevista, contó que la Secretaría de Fomento Agropecuario les ha dado cursos y asesoramientos sobre la colocación de trampas (consistentes en piña con agua miel y pedazos de penca para que el animal caiga ahí) para combatir la plaga, pero que se tratan de estrategias poco efectivas, que matan mínimas cantidades del picudo.

Foto: César Rodríguez

Y aunque hacen de todo para evitar la propagación del picudo, en la mayoría de las ocasiones se percatan de la presencia de ese animal cuando la planta ha sido invadida o cuando ha migrado a otras.

EL COMPORTAMIENTO DEL “PICUDO”

De acuerdo con información oficial, de la extinta Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo, Rural, Pesca y Alimentación, los daños directos en los agaves son ocasionados por las larvas del picudo, las cuales atacan la piña y el cogollo de la planta, y también provocan afectaciones a las pencas, aunque son menores.

El adulto oviposita en la parte cercana al ápice del cogollo y al emerger las larvas que barrenan hacia el interior de la piña de agave principalmente maduro en donde al alimentarse la pudren hasta causar la muerte de plantas de menos de un año.

Foto: César Rodríguez

OTRAS PLAGAS

Pero el insecto denominado “picudo” no es la única plaga que don José Juan ha tenido que sortear en los últimos años, pues la falta de lluvia también daña al maguey que, poco a poco, se va secando por la falta de humedad.

A esa sumó a los mixioteros, personas que aprovechan la oscuridad de la noche para sacarle al maguey el mixiote, una membrana que recubre la penca del agave y que se usa principalmente para envolver la barbacoa.

A decir del productor, 10 personas son suficientes para acabar hasta con 800 magueyes en una sola noche, pues explicó que una vez que el mixiote es extraído y no llueve durante unos 15 días la planta se achicharra, se vuelve mezontete y vuelve a nacer, pero que si cae una llovizna, aunque sea leve, el maguey se pudre y se muere.

Foto: César Rodríguez


15 años tarda en crecer una semilla de maguey.

5 meses o más es la vida útil de un maguey explotado por un buen tlachiquero.


TE RECOMENDAMOS

Local

Ofrece Ávalos Zempoalteca detonar economía en Atlangatepec

Lograr que la laguna sea un centro ecoturístico para atraer visitantes locales y nacionales, propone la candidata de 'Unidos por Tlaxcala"

Local

Arriba a Tlaxcala Lista Nominal de Electores: nombres de los tlaxcaltecas que podrán votar el 6 de junio

INE e ITE garantizan el respeto y la salvaguarda de los derechos político-electorales de la ciudadanía

Local

No hay variantes de Covid-19 en Tlaxcala

La única identificada hasta el momento es la predominante a nivel nacional, asegura Meza

Local

Crean dos programas de seguridad, en Totolac

“Traslado de valores” y “compra segura”, para cuentahabientes y quienes compren o vendan vehículos

Local

No reprobar a los alumnos, pide SEP

La dependencia federal señala que 15 días después de la vacunación al magisterio, se podría retornar a las aulas

Local

Creció más de 10 % envío de remesas, en el primer trimestre de 2021

La gente usa el dinero para gastos de alimentación, vivienda y salud, principalmente

Local

Rechazan reelección del titular de CEDH

Indispensable que organismo no sea ocupado por personas con antecedentes de agresión sexual y violencia

Local

Llegó al INE Lista Nominal de Electores

Los documentos fueron proporcionados a las tres juntas distritales del INE y al Consejo General del ITE